'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Violencia de género laboral, un problema caro para empresas

La discriminación y acoso sexual propician baja productividad, inestabilidad en el ambiente laboral y pérdida de prestigio social, dice una especialista.

30-11-2015, 10:18:07 AM
Violencia de género laboral, un problema caro para empresas
Notimex

La violencia de género laboral representa un alto costo para las empresas por lo que es indispensable trabajar para cambiar este paradigma que afecta a entre 29 y 42 de cada 100 mujeres, aseveró la investigadora Audrey Rodríguez Elizalde.

Al exponer la conferencia “Costos de la violencia de género en los mercados de trabajo”, la académica de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mencionó que las formas más comunes son: discriminación, hostigamiento laboral y acoso sexual.

Detalló que 42 de cada 100 mujeres que se ocupan en fábricas viven esta realidad, al igual que 31 de cada 100 mujeres en empresas privadas y 29 de cada 100 en instituciones públicas.

Reveló que esta situación “viene desde la familia, la comunidad, la escuela y en el trabajo se nos hace más común, ya no la vemos como una agresión, sino como parte de nuestras costumbres”, sostuvo la académica.

El hostigamiento laboral o mobbing suele ser practicado por uno o más individuos y se manifiesta con excesivas cargas de trabajo, insultos, humillaciones y discriminación por apariencia física, condición socioeconómica o procedencia étnica.

En cuanto al acoso sexual, Rodríguez Elizalde expuso que con frecuencia es una conducta implementada por una sola persona, principalmente un superior jerárquico.

Sin embargo, de los datos estudiados, en seis de cada 10 casos de violencia hacia las trabajadoras, los compañeros son los hostigadores o acosadores, mientras el resto son los jefes o patrones.

La investigadora de la UNAM señaló que las más violentadas son las divorciadas y viudas, seguidas de las solteras, en 25 y 23 por ciento, respectivamente, de las denuncias presentadas.

Al haber una denuncia por hostigamiento o acoso en el centro de trabajo, también se propicia baja productividad, inestabilidad en el ambiente laboral y pérdida de prestigio social, afirmó.

Ante la situación, la experta subrayó que se debe seguir luchando por lograr una vida libre de violencia no sólo para ellas, sino para todos los trabajadores.

Relacionadas

Comentarios