'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

LTE, la clave del éxito de México en la COP21

México iniciará esta semana su participación en la COP21 con una piedra en el zapato: la pendiente aprobación de la Ley de Transición Energética.

30-11-2015, 8:14:39 AM
LTE, la clave del éxito de México en la COP21
Alejandro Medina González

El mundo tendrá nuevamente la oportunidad de enderezar el rumbo en materia medioambiental con el inicio de la edición 2015 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, mejor conocida como COP21, que se celebra en París, Francia.

El evento, que tiene como meta homologar posturas acerca de la situación de calentamiento global, estaba inicialmente planeado para comenzar el lunes 30 de noviembre, sin embargo, debido a la necesidad por establecer acuerdos, la fecha de inicio se adelantó un día.

Serán así 13 días (hasta 11 de diciembre), en los que los mayores líderes del mundo discutirán alternativas para combatir a este grave problema, que de no atacarse, afectará permanentemente al planeta.

Te recomendamos leer: ABC de la COP21, las posturas contra el cambio climático

Los retos 2015

De acuerdo con Elliot Harris, Director de la Oficina de Medio Ambiente de la ONU en Nueva York, para este nueva edición de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático serán básicamente tres los grandes retos globales en los que se buscará trabajar.

1.- Calentamiento por debajo de los 2 grados centígrados

El especialista señala que se buscará lograr un acuerdo mundial para evitar que se incremente en los próximos años el calentamiento global hasta en 2 grados centígrados, en comparación a la era preindustrial. Distintos grupos científicos han señalado que si se llega a rebasar este intervalo de calentamiento, las consecuencias para el planeta serían graves e irreversibles. Desafortunadamente, la tendencia actual indica que se superará esta barrera; de ahí la importancia de las negociaciones.

2.- Desarrollo del fondo de apoyo

Uno de los factores que más ha afectado la aplicación de políticas públicas globales contra el cambio climático es la falta de recursos económicos en países subdesarrollados. Fue por esta razón que se creó en 2010 el Green Climate Fund, un fondo que pretende levantar 100 mil millones de dólares por año con el objetivo de apoyar a que los países con menos capital puedan acudir a él cuando sea necesario. La idea para este año es lograr acuerdos que fortalezcan el compromiso del desarrollo del fondo entre los países con mayores capacidades económicas.

3.- Esfuerzos en conjunto

La problemática del cambio climático ha sido hasta el día de hoy enfrentada a través de esfuerzos independientes de países comprometidos con el tema. Sin embargo, para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es prioridad conseguir que existan labores más en conjunto para mitigar la situación. El objetivo es que cada país cumpla satisfactoriamente con sus metas propias de reducción de emisiones contaminantes para crear bloques de trabajo mucho más ambiciosos de los que hoy se tienen. 

También te puede interesar: MAPA: Así se divide el mundo contra el cambio climático

México, a expensas de la LTE

Pero, más allá de los esfuerzos globales que se están impulsando en la COP21, ¿cómo llegará México a este magno evento? La participación y liderazgo de nuestro país en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático podría quedar opacada por la postergación de la aprobación legislativa de la Ley de Transición Energética (LTE).

De acuerdo con Isabel Studer, Directora del Centro Global para la Sostenibilidad de la EGADE Business School, aun cuando México ha mostrado siempre un gran interés por trabajar en atacar al cambio climático, su liderazgo podría verse sumamente disminuido por la falta de un marco legal que corrobore este interés.

“México ha hecho hasta hoy bien su tarea en materia de compromisos, sin embargo, si el Presidente Peña Nieto llega a la COP21 sin una LTE que corrobore que se está trabajando ya en ellos, la posición del país podría quedar muy debilitada, ya que nos quedaríamos en las palabras y no en los hechos”, señala.

En entrevista con Alto Nivel, la especialista explica que hasta la fecha el país se mantenido con una muy buena retórica, la cual se caerá si no se muestra efectivamente a la comunidad internacional que México ya está actuando para alcanzar sus metas en materia de cambio climático.

Es importante recordar que la Ley de Transición Energética, entre otras cosas, compromete a nuestro país a conseguir que para 2024 la participación de energías limpias en México alcance un 35% del total del volumen energético del país, además de que plantea reducir para 2030 la emisión de contaminantes hasta en un 25%, pasando de 3.9 a 2.9 toneladas de emisiones per cápita de CO2.

*Compromiso de México en participación de energías limpias:

2018 – 25%

2021 – 30%

2024 – 35%

2036 – 45%

2050 – 60%

#ElDato: México representa alrededor de un 2% del total de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo (noveno lugar).

Te recomendamos leer: México podría ser una potencia en energia renovable

El mito de la Ley de Transición Energética

Luego de un año de estar en ‘stand by, y buscando que el papel de México en la COP21 sea el esperado, el Senado de la República retomará este lunes la discusión de la LTE, gozando, a diferencia de lo que sucedía anteriormente, con la mayoría de la posturas políticas a favor.

Studer sostiene que es importante dejar en claro que la Ley de Transición Energética no propone de ninguna manera acabar totalmente con el uso de los combustibles fósiles que se utilizan, sino que su meta es la de acrecentar la participación de las energías renovables.

“Mucha gente piensa que el cambio climático es una cosa y la energía otra, nada más alejado de la realidad. El cambio climático es una manifestación de la quema de combustibles fósiles que representan el 80% de la energía a nivel mundial y en México un poquito más; entonces lo que necesitamos hacer es una transición energética paulatina que fortalezca la presencia de energía limpia”, explica.

Para la especialista es clave en este sentido fortalecer la visión estratégica del tema, ya que no se trata únicamente de proteger al medio ambiente, sino también  de crear una pauta de desarrollo, tal y como sucede en otros países emergentes como India, que recibirá hasta 100 mil mdd en inversión por esta transformación.

“México necesita ver el potencial real que tiene todo este cambio, los beneficios económicos que puede dejarle a largo plazo. Es básico que mantenga el liderazgo que ha desarrollado”, detalla Isabel Studer.

La resistencia a la LTE

La resistencia a la LTE ha sido hasta hoy encabezada por la industria acerera mexicana, que ha señalado que emprender el proceso de transición energética podría representar un riesgo importante para su competitividad.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), la aprobación de la LTE traerá un incrementó del 10% en los precios de la electricidad, equivalente a 2,200 millones de dólares al año.

Es por esta razón que exhortó a las autoridades, en conjunto con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), a diferir las metas de cumplimiento expresadas en el proyecto de ley, las cuales son mucho mayores a las que tienen países como China y Estados Unidos, quienes contaminan más.

Además, su preocupación está puesta en las multas que establece la LTE por no contar con Certificados de Energías Limpias, las cuales consideran que son excesivas.

¿Cuál es tu opinión acerca del trabajo que ha hecho México para contrarrestar el cambio climático? ¿Consideras que la LTE es la llave para mejorar el trabajo en este sentido? 

Relacionadas

Comentarios