'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Apagón analógico: la fecha que las televisoras temen

En el Senado se discute posponer la fecha de la transición a la televisión digital terrestre; de conseguirse, las televisoras evitarían sanciones.

27-11-2015, 10:10:00 AM
Apagón analógico: la fecha que las televisoras temen
Alto Nivel

La fecha límite se acerca. Para el 31 de diciembre, en todos los estados de la República se habrá llevado a cabo el apagón analógico. De hecho, el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió la transición a la Televisión Digital Terrestre el próximo 22 de diciembre en 56 estaciones de Chihuahua, Coahuila, Durango, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas; en el Distrito Federal será el 17 de diciembre.

El IFT y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, encargada de entregar televisores digitales a personas de escasos recursos a un padrón definido por la Secretaría de Desarrollo Social, dicen estar preparados. Hasta el momento, la SCT ha entregado 7.7 millones de televisores y asegura que para finales del próximo mes, se cubrirá el 90 por ciento del padrón. Según estas afirmaciones, pocos mexicanos (quienes no cuenten con televisión digital o decodificador) se quedarían sin acceso a la televisión pública; de hecho, el titular de Sedesol, José Antonio Meade Kuribeña, asegura que estará listo para esa fecha. Así que el plan sigue en marcha, pero las televisoras aún no están listas; y algunos senadores y diputados, sobre todo del PAN, están dispuestos a exigir una prórroga.  

Desde septiembre de 2010, Televisa y Tv Azteca sabían que debían prepararse para el apagón analógico en 2015. Tenían que invertir en infraestructura para hacer una correcta transición a la televisión digital. Pero al día de hoy, analistas señalan que más del 50 por ciento de sus estaciones complementarias no cumplen con el proceso. Por eso, no es de extrañar que ambas televisoras impulsen una prórroga para este proceso, pues en caso de no estar preparadas, serían objetos a sanciones. En octubre pasado, Emilio Azcárraga, presidente de Grupo Televisa, dijo que la televisora está preparada, pero que “defiende el derecho a tener televisión abierta”. Su preocupación, según expresa, es por los mexicanos y no por su negocio. 

Sin embargo, conseguir una prórroga no es tan fácil, pues tendría que hacerse una reforma constitucional que los senadores buscan sea fast track. Desde 2004 se definió la política de transición a la Televisión Digital (TDT), siendo Vicente Fox el impulsor, aunque la fecha límite que propuso era el año 2021. En 2010, Felipe Calderón decidió adelantar la fecha definitiva a 2015, en un decreto presidencial declarado constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Este cambio permitiría que los mexicanos tuvieran acceso a una mayor oferta de programación, así como a una mejor calidad de audio y video. 

Pero las televisoras salen perdiendo. Esta transición significará mayor competencia en la televisión pública, algo que no ha conocido este duopolio que ha tenido pleno control de los contenidos. Y es que la mayoría de la población, que no tiene acceso a internet o a televisión de paga, por décadas ha tenido que elegir entre la programación de Televisa y Tv Azteca. Emilio Azcárraga asegura que su apoyo a la prórroga no tiene nada que ver con esto, sino con el hecho de que cerca de 8 millones de mexicanos se quedarían sin televisión pública para el 31 de diciembre.  

Si lograran posponer la fecha del apagón, los ganadores claros serían las televisoras (“unidas” en este esfuerzo), quienes se han opuesto en continuas ocasiones a la TDT desde el decreto oficial. ¿Por qué lo hicieron? Para evitar la competencia, atraer suscriptores a su oferta de tv de paga y mantener su espectro concesionado. Pero hasta el momento no han conseguido frenar el cambio. 

Discuten PAN y PRD en el Senado

Anteriormente, senadores de PRI, PAN y PRD se habían manifestado a favor de una prórroga para realizar el apagón hasta 2016. Su argumento es que en caso de no cumplirse la cobertura del 90% de los hogares, no podría ordenarse el apagón por parte del IFT. La propuesta del presidente del PAN, Ricardo Anaya, fue cambiar la estrategia a entrega de decodificadores, en lugar de pantallas y postergar el apagón. Por otro lado, el presidente del IFT, Gabriel Contreras, ha señalado que el cambio de señal es un proceso plasmado en la Constitución y no un capricho.  

Esta semana, en el Senado se discutió la propuesta de dar una prórroga al apagón analógico, en una reunión de la Comisión de Comunicaciones y Transportes. Durante el debate, donde PRI y PAN sugirieron aprobar de manera acelerada la prórroga, hubo descalificaciones y gritos por parte del PRD, quienes aseguraron que la propuesta sirve a “intereses económicos”, pues permitiría condonar la multa millonaria que se impondría a las concesionarias de la TV, que puede ir de 300 a 400 millones de pesos

Los perredistas acusaron de violación al procedimiento y aseguraron que esta propuesta (la de posponer el apagón) es una ofensa al Senado, pues se trataría de pasar por encima de la Constitución. Y es que para posponer el cambio de señal de televisión, se tendría que reformar el artículo decimonoveno de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

El dictamen, propuesto por Roberto Gil Zuarth (PAN), presidente del Senado, es dar prórroga de un año el apagón analógico a las televisoras públicas y sociales, y de manera indefinida a las 500 estaciones complementarias de Televisa y Tv Azteca. 

Los Senadores del PRD afirmaron que la propuesta sería procesada de manera ilegal y contra el Reglamento del Senado. Por su parte, Roberto Gil respondió que no hubo violación. El dictamen tendría que aprobarse o rechazarse durante las restantes sesiones del Senado y la Cámara de Diputados. Hasta el momento no se ha logrado consenso.  El periodo ordinario de sesiones termina el 15 de diciembre.

Relacionadas

Comentarios