HistoriasNegocios

¿Por qué Amazon abrió una tienda física?

El gigante del e-commerce realizó a principios de este mes un movimiento inesperado: inauguró en Seattle su primer local Amazon Books.

26-11-2015, 7:22:27 AM
¿Por qué Amazon abrió una tienda física?
Alejandro Medina González

Este mes, uno de los mayores jugadores del comercio electrónico del planeta, Amazon, anunció una nueva apuesta de expansión. La pregunta era casi obvia: “¿Cuál sería el nuevo territorio que buscaría conquistar el gigante del e-commerce?”.

Quizás todos teníamos en mente a un país o territorio donde aún no tuviera presencia (recordemos que este año abrió oficinas en México). Sin embargo, la respuesta de la compañía de Jeff Bezos fue inesperada: Amazon abriría su primera tienda física en Seattle, Washington.

Muy pocos hubieran podido augurar este movimiento porque, hasta ese día, la empresa no había tenido relación alguna con el mundo del offline. Seguía siendo completamente un ‘pure player’ nacido y crecido exitosamente en el entorno digital.

Pareciera que las cifras respaldan su permanencia online: Durante el primer trimestre de 2015, la firma de Bezos registró ingresos por cerca de 22,700 millones de dólares y ventas por 13 mdd, ambas áreas con crecimientos porcentuales significativos.

Entonces, ¿por qué decidió apostar por una tienda fuera de su típico entorno? ¿Qué pretende ganar con este movimiento?

Te recomendamos leer: Apple, Google, Amazon: la triada accionaria más valiosa

La búsqueda de las experiencias

La decisión de Amazon de explorar el mundo offline está enfocado en una importante tendencia de consumo: la necesidad de tener experiencias de marca. Esto significa ser capaz de ofrecer a los consumidores la posibilidad de percibir sensaciones nuevas, agradables y satisfactorias al realizar compras de cualquier tipo de producto o servicio.

“Las experiencias de marca son todas esas emociones y momentos especiales que las marcas crean en sus consumidores cada vez que visitan sus establecimientos”, explica Raúl Muñoz González, Account Director en Ipsos Understanding UnLtd.

Hasta el día de hoy, este terreno había sido únicamente tocado por Amazon en la web, brindando sencillez y facilidad a los usuarios al realizar sus compras. Esto aunado a las entregas en tiempo y forma.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de ir por más en este sentido y ésa es la meta que tiene Amazon con su nuevo establecimiento en Seattle. En esta librería, los visitantes pueden tocar y ver los libros físicos, pero también interactuar con ellos como en su tienda online, mirando calificaciones, menciones y reseñas.  

“Hemos aplicado nuestros 20 años de experiencia en el comercio electrónico de libros para construir una tienda que integre los beneficios que ofrece la venta online y offline”, explicó la propia compañía.

Y es que a pesar del desarrollo exponencial que ha tenido el comercio electrónico e en los últimos años, aún existen sensaciones y emociones imposibles de replicar en el ambiente virtual. 

Las emociones son hoy la clave del éxito para las empresas. Son las que definen las tendencias y el comportamiento que deben tener las marcas y es través de ellas que se pueden conquistar a las personas”, señala Muñoz González.

También te puede interesar: 10 fortalezas de Amazon para conquistar México

Fortalezas para Amazon

La nueva apuesta de la compañía traerá consigo cuatro beneficios puntuales:

1.- Contacto con los productos

Sí, en cualquier librería se puede tener contacto con los libros, pero el hecho de que Amazon ahora invite directamente a sus usuarios a visitar su tienda física para vivir más de cerca la experiencia de tocar, oler y conocer los libros es algo muy poderoso. Anteriormente, la compañía que revolucionó con su Kindle este mercado, sólo permitía que se observaran los libros en pantalla; ahora también los pondrá en manos de sus lectores. Esta estrategia causa más ruido porque es Amazon y no otra empresa quien lo hace.

2.- Una puerta hacia otros artículos

La compañía aprovechará este nuevo espacio para impulsar la venta de sus dispositivos tecnológicos. Además del clásico Kindle, también permitirá que las personas interactúen y conozcan físicamente algunos otros de sus artículos como el Echo, Fire TV y Fire Tablet, ganarán mayor exposición. Esto permitirá dar más vida a los dispositivos a través de las ventas y posicionamiento en el mercado.

3.- Dúo online-offline

La tienda física servirá para evaluar esi es posible que los negocios on y offline se complementen de manera exitosa. Desde hace tiempo se ha hablado de que las marcas físicas deben expandir sus ventas a través de los canales digitales y viceversa; con la llegada de esta tienda si mostrará qué estrategia es mejor. El hecho de que Amazon se integre a un mundo en el que las tiendas físicas estaban cada vez más hacia la baja otorga, por ende, una nueva vida para ellas. 

4.- Una tienda de culto

Por muy extraño que parezca, la tienda de Amazon en Seattle puede convertirse en un sitio de culto para sus visitantes. Los seguidores de la marca podrían impulsar sus ventas considerablemente, dejando en claro que ningún entorno es superior al otro y que es más bien la experiencia de marca lo que realmente importa.

Cabe señalar que por ahora la compañía no tiene fecha para abrir nuevos establecimientos, sin embargo, sí dejó muy en claro que en su mente está el ir por más tiendas como ésta.

¿Qué tan seguido compras artículos de Amazon? ¿Te gustaría que abrieran una tienda similar en México?

Relacionadas

Comentarios