'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

5 mitos y realidades del nuevo aeropuerto del DF

El proyecto que busca consolidar la creación de un nuevo aeropuerto internacional capitalino ya comenzó. Aquí te despejamos algunas dudas que lo rodean.

18-11-2015, 10:43:09 AM
5 mitos y realidades del nuevo aeropuerto del DF
Alejandro Medina González

Después de más de dos décadas de discutirse sin éxito el tema, finalmente el pasado mes de septiembre comenzaron las primeras obras y edificaciones del proyecto para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Se trata de un desarrollo magno que duplicará, triplicará y cuadruplicará -en sus distintas fases de consolidación- las capacidades actuales del aeropuerto capitalino, el cual a la fecha mueve en sus dos terminales a más de 32 millones de pasajeros por año en alrededor de 394,000 operaciones.

La primera parte de este proyecto se prevé será completada para 2020, año en el que de acuerdo con el cronograma se tendrán tres pistas paralelas simultáneas y 118 plataformas en alrededor de 4,431 hectáreas (seis veces la medida del aeropuerto actual) que permitirán transportar hasta 50 millones de pasajeros por año, en 410 mil operaciones.

Después de esta fecha, la construcción en el sitio se mantendrá y, dependiendo de la demanda, se seguirá ampliando hasta conseguir que puedan viajar anualmente hasta 120 millones de pasajeros en su máxima capacidad.

Te recomendamos leer: ¿En qué consiste la concesión para el nuevo aeropuerto?

Situación actual

“El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) está completamente saturado. Desde hace 45 años mantiene una tasa de crecimiento del 5.7% que supera cualquier expectativa que se pudiera tener sobre él”, explica Arturo de la Parra, Associate en la oficina de abogados Jones Day.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el especialista sostiene que dada la situación que persiste en el lugar, es innegable que se requiere de la consolidación de un proyecto de la magnitud que tiene el del NAICM para cumplir con las exigencias que en materia de traslados aéreos en el país.

“Hoy se está haciendo de todo en el aeropuerto para poder cubrir con las necesidades que se tienen, como reutilizar espacios hasta realizar vuelos en horarios de medianoche para completar la demanda. Esto ya no puede seguir sucediendo”, detalla.

Para el ejecutivo de la firma legal, es crucial para el desarrollo de nuestro país contar con un lugar que “sea una verdadera puerta de contacto entre México y el mundo”, evitando que las cosas se detengan por su falta de capacidad.

También te puede interesar: Las mayores tragedias aéreas de la última década

Los mitos que rodean al NAICM

El impulso al proyecto del NAICM no ha sido sencillo, ya que mientras por un lado experimenta apoyo y valoración, por otro también ha enfrentado resistencias importantes que deben ser aclaradas. Así lo asegura De la Parra, quien pone sobre la mesa cinco puntos que, desde su perspectiva, es relevante comprender acerca del proceso del desarrollo del proyecto del nuevo aeropuerto capitalino.

1.- Financiamiento de proyecto por los propios usuarios

El experto explica que serán los propios viajeros que transiten por el actual aeropuerto del Distrito Federal quienes costearán la creación del NAICM a través de un aumento que se realizará a la TUA (Tarifa de Uso de Aeropuerto) y que servirá para pagar la línea de crédito que se adquirió con las 13 instituciones bancarias que otorgarán el capital para el proyecto.

2.- Cero deuda pública

En segunda instancia está el hecho de que el programa de financiamiento desarrollado, que se explica en el punto anterior, no constituirá de ninguna manera el desarrollo de deuda pública para el país. Cabe señalar, menciona De la Parra, que este tipo de financiamiento ya se utilizó anteriormente para la construcción de la Terminal 2 del aeropuerto, la cual está en funcionamiento desde 2007.

3.- NAICM forma parte del patrimonio del Gobierno Federal

Está el hecho de que a pesar del impulso que dará a la construcción del sitio la iniciativa privada, el nuevo aeropuerto se mantendrá como parte del patrimonio del gobierno, que contará con un activo extremadamente importante para fortalecer el crecimiento de la economía a través del incremento en el número de visitantes a nuestro país.

4.- AICM se mantiene en operación

El desarrollo del nuevo proyecto aéreo no interferirá con las actividades y operaciones del actual aeropuerto de la Ciudad de México, mismo que seguirá trabajando de manera normal durante todo el periodo de creación. Una vez que se termine la construcción del NAICM las dos terminales que hoy están en uso dejarán de funcionar.

5.- Esquema probado

El trabajo de creación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México retoma casos de éxito como el del aeródromo de Hong Kong y también valora los problemas que han tenido en otras partes del mundo con este tipo de construcciones, como ha sucedido en países como Alemania y Canadá. La idea es que este sea el aeropuerto más importante de toda Latinoamérica.

Te recomendamos leer: Nuevo aeropuerto del DF, ¿golpe de timón?

Relación público – privada, con transparencia

“La construcción del NAICM con un proyecto realizado en conjunto por gobierno e iniciativa privada representa un salto relevante que necesitamos dar en México. Esta unión es clave para poder fortalecer a la infraestructura del país, y es una tendencia muy importante que no sólo se está presentando aquí sino en todo el mundo”.

Esto lo explica Guillermo Larrea, Director de Gobierno Corporativo y Compliance en Jones Day, quien sostiene que a diferencia de lo que sucedía antes, el Estado ya no tiene la capacidad para ser el único encargado de crear infraestructura en el país.

“Venimos de un esquema en el que por años el Estado fue el responsable de todo, lo cual ya no es posible definitivamente; las reglas del juego cambiaron y es un hecho que los magno proyectos como este deben caer en manos de ambos, el gobierno y la IP”, relata en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, afirma Ignacio García de Presno, Socio en Infraestructura y Asociaciones Público Privadas en KPMG México, quien explica que el éxito de esta unión depende también de un punto crucial: la transparencia.

Para el experto, este tipo de trabajos deben estar siempre sobre la mesa: cada uno de los datos, base, convenios y contratos deben estar a la vista de todos, mostrando que las cosas se están haciendo de la manera adecuada.

“Tiene todo el sentido que la IP se involucre en desarrollos de infraestructura; se trata de traer a los mejores para realizar el trabajo y esto te lo asegura. El punto está en preocuparse por mejorar las prácticas que se tienen”, concluye.

¿Cuál es tu opinión acerca del desarrollo del NAICM? ¿Consideras que es una propuesta viable? ¿Cuáles son los puntos negativos y positivos que encuentras en él?

Relacionadas

Comentarios