ActualidadHistorias

FMI reconoce fortaleza de México ante choques externos

De acuerdo con las proyecciones del FMI, la economía mexicana crecerá este año a una tasa de 2.25% del PIB, con un ligero repunte en 2016 de 2.5%.

17-11-2015, 3:38:12 PM
FMI reconoce fortaleza de México ante choques externos
Notimex

México tiene sólidos fundamentos y marcos de política económica creíbles para enfrentar choques externos como los que confrontó en el último año, consideró el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al presentar el reporte de su evaluación sobre el estado de la economía mexicana conocido como artículo 4, el FMI hizo notar que pese a un complejo entorno mundial, la economía mexicana ha seguido creciendo a ritmo moderado en medio de presiones generadas por la salida de capitales.

México crecerá 2.25%

De acuerdo con las proyecciones del FMI, la economía mexicana crecerá este año a una tasa de 2.25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), con un ligero repunte en 2016 cuando se anticipa una expansión de 2.5 por ciento.

Ambas cifras significaron ligeras revisiones a la baja respecto a las que el organismo financiero hizo en octubre pasado cuando anticipó crecimientos de 2.3 por ciento para este año y de 2.8 por ciento para 2016.

Dora Iakova, jefa de la misión del FMI que visitó México para preparar el informe, explicó en conferencia de prensa que en ambos casos las reducciones fueron consecuencia del impacto en la caída de los precios del petróleo.

El reporte hizo notar que el tipo de cambio flexible del peso ha ayudado a la economía a ajustarse a los choques externos, mientras que la inflación se ha mantenido baja y estable.

En 2016 el crecimiento estará apoyado por la actividad en los sectores de manufacturas y de servicios, así como una moderada marcha de la construcción, además de un fortalecimiento en el crecimiento de la demanda externa.

De igual manera contribuirán precios de la electricidad más bajos, en tanto que la depreciación en términos reales del peso “deberá impulsar la producción y exportación de manufacturas de México, lo que tendrá efectos positivos en la demanda doméstica”.

Iakova señaló que la baja en estos precios ha sido uno de los significativos y positivos efectos que han resultado de las reformas estructurales que México ha venido implementando en años recientes.

También hizo notar un alza en la inversión privada en la construcción de gasoductos, en telecomunicaciones y generación de electricidad, mientras la reforma financiera ha ayudado a alentar competencia en el sector bancario y elevado el crédito.

“Viendo hacia adelante esperamos que las reformas impulsarán el crecimiento en el mediano plazo entre 3.0 y 3.5 por ciento (del PIB)”, apuntó.

Destacó el hecho de que México se ha colocado al frente de los mercados emergentes que han establecido objetivos claros para reducir las emisiones de carbón, al implementar políticas para proteger el medio ambiente.

Además, las autoridades han eliminado los subsidios a la gasolina y a partir de 2016 liberarán los precios domésticos de manera gradual, estableciendo impuestos “que toman en cuenta el daño al medio ambiente y las consecuencias de salud asociadas al uso de combustibles fósiles”, refirió.

Para 2016 el FMI espera que la inflación permanezca cerca del objetivo y las expectativas de mediano plazo permanecen ancladas, indicando que las condiciones de política monetaria siguen siendo acomodaticias.

Recomendaciones 

En sus recomendaciones, el Directorio Ejecutivo del FMI sugirió que las autoridades mexicanas:

1. Explorar posibles iniciativas para fortalecer la Ley de Responsabilidad Fiscal, incluyendo la consideración de un ancla nominal de largo plazo y cláusulas de excepción más estrictas.

2. Establecer un Consejo Fiscal no partidista que “podría ayudar a hacer las propuestas modificaciones al marco fiscal más efectiva”, y asegurar la continuidad en este ámbito sin importar los cambios de gobierno.

3. Eliminar subsidios ineficientes a la electricidad, protegiendo a los hogares vulnerables a través de transferencias dirigidas.

4. Limitar el uso de las  reservas internacionales a períodos de condiciones desordenadas del mercado.

Relacionadas

Comentarios