HistoriasTecnología

Fotografía: La industria que reta al smartphone

Los teléfonos inteligentes se han convertido en un dolor de cabeza para los fabricantes de cámaras. Nikon explica su estrategia para hacerles frente.

17-11-2015, 8:04:05 AM
Fotografía: La industria que reta al smartphone
Alejandro Medina González

El 9 de septiembre, Apple presentó al mundo sus nuevos smartphones iPhone 6S y 6S Plus, un par de dispositivos móviles con los cuales planeaba responder al movimiento que un mes antes había hecho su principal rival tecnológico, Samsung.

Y es que la compañía surcoreana había presentado un par de smartphones de gama alta muy poderosos, Galaxy S6 Edge + y Note 5, que de inmediato se convirtieron en objeto del deseo de varios centenares de amantes de los gadgets de prácticamente todo el mundo.

¿Qué tenían en común los dispositivos de Apple y Samsung? En general muchas cosas, pero sobresale una en extremo importante: Los dos cuentan con cámaras fotográficas en extremo poderosas, de 12 (iPhone) y de 16 megapixeles (Galaxy).

Para los fanáticos de ambas compañías el hecho resultó ser una maravilla; sin embargo, para la industria de la fotografía, encabezada por compañías como Nikon, Canon, Sony y Fujifilm, fue nuevamente un golpe a resistir. ¿Por qué? Porque cada vez son más las personas que prefieren sustituir la clásica cámara fotográfica por su iPhone, Galaxy o demás smartphones que hoy brindan la posibilidad de tener movilidad y buenas imágenes.

Las cifras no mienten: De acuerdo con IDC, tan sólo en el último trimestre de 2014, el número de smartphones vendidos en México sumó poco más de 3.9 millones de unidades, una cifra completamente superior a las 25 mil cámaras que se comercializaron durante este periodo.

Te recomendamos leer: ‘Dronies’ desplazan a ‘selfies’ en redes sociales

Víctimas del móvil

La principal unidad afectada por estos `súper’ smartphones fue la cámara fotográfica compacta, la cual sucumbió considerablemente frente a los sensores de los dispositivos móviles, los cuales han ido mejorando poco a poco.

“La calidad de la imagen ha sido uno de los factores que han llevado al proceso de sustitución de cámaras compactas por celulares, siendo la cantidad de megapixeles una de las causas en el reemplazo. Es necesario mencionar que los celulares día a día incrementan la cantidad de megapixeles”, señala Ricardo Mendoza, Analista Asociado de Dispositivos de Consumo y Comerciales en IDC México.

La caída de las cámaras compactas ha sido dramática. Según datos de la consultora, a principios de 2012 se contabilizaban hasta 406 mil cámaras compactas vendidas, pasando en sólo dos años, a finales de 2014, a registrarse ventas por poco más de 90 mil cámaras.

Esto no significa que todas las personas tengan en sus manos smartphones con cámaras tan poderosas como las que tienen los nuevos juguetes de Apple y Samsung. Hoy la media en este sentido es la de los celulares con cámaras de 8 megapixeles, que tienen alrededor de un 65% de los mexicanos.

También te puede interesar: ¿Cuánto cuestan los iPhone 6S y 6S Plus en México? 

El futuro de las cámaras fotográficas

¿Qué viene para el negocio de venta de cámaras fotográficas? ¿Está al borde de la muerte? La realidad es que a pesar del duro golpe que significó la consolidación de los smartphones, esta industria sigue observando posibilidades de desarrollo. Así lo asegura Julio Meneses, Director de Mercadotecnia de Nikon México, quien señala que la industria de la fotografía está hoy en nuestro país y el mundo mucho más viva que nunca.

“La situación que vivimos por la llegada del smartphone fue difícil en un inicio; sin embargo, hoy te puedo decir que se convirtió en un verdadero océano de innovación, ya que encontramos que el consumidor no está satisfecho únicamente con lo que le da su teléfono, sino que siempre está buscando más”, indica.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, Meneses destaca que en la búsqueda por tomar mejores fotografías, las personas están especializándose en áreas de oportunidad que están siendo las impulsoras de su negocio, como son las cámaras semi profesionales, profesionales y de aventura.

Este punto es valorado precisamente por IDC, quien sostiene que a diferencia de lo que ha sucedido con las compactas, las cámaras de corte réflex registraron en 2014 un aumento en ventas superior al 7%.

Por otro lado, respecto a las cámaras de aventura, es importante señalar que en fechas recientes se ha observado un boom en ellas, por las capacidades que tienen para ser utilizadas en entornos en los que los smartphones no funcionan, como son el agua o los deportes extremos.

Te recomendamos leer: Las mejores video apps para móviles

Tecnología y redes sociales, las claves

La industria de las cámaras fotográficas logró despegar gracias a las redes sociales, detractoras de su sector en un inicio por la facilidad que las personas tenían para compartir sus fotos desde el smartphone, pero que hoy son sus grandes aliadas.

¿Cómo fue que se dio este giro? Todo sucedió gracias a la tecnología WiFi que colocó la mayoría de las empresas en sus cámaras y que permitió llevar las imágenes de gran calidad hasta el smartphone. Esto ha gustado a los usuarios, explica Julio Meneses, ya que con apoyo de estas cámaras están compartiendo en sus redes mejores imágenes que sus amigos y familiares, algo que genera estatus.

“La gente ya se dio cuenta de que una buena cámara supera a cualquier smartphone en la calidad de las imágenes, además de que esa calidad es posible llevarla inmediatamente hasta el teléfono por la conexión que ambos dispositivos pueden realizar. Así creamos un combo muy poderoso”, detalla el experto.

A la par de esto, las empresas de fotografía han trabajado muy fuerte su branding en espacios como Facebook, Twitter, Pinterest y, por supuesto, Instagram, motivando a las personas a ser parte de su comunidad compartiendo sus imágenes.

“Sabemos del valor que nos puede dar una red como Instagram. Tenemos ya varios hashtags en la plataforma para impulsar la calidad de nuestras imágenes, estos son espacios vitales para nosotros”, comenta.

También te puede interesar: Instagram: 5 años de ponerle efecto a tus imágenes

Experiencia de marca

Finalmente, Nikon México habla del trabajo que han hecho en materia de experiencia de marca para el usuario, al cual hoy saben que deben de convencer con argumentos muy sólidos en el punto de venta.

“Lo que hemos hecho en este sentido es poner las cámaras en sus manos, permitiéndoles que observen de primera mano lo que les ofrece cada uno de nuestros equipos en cuestión de calidad fotográfica”, detalla.

Para cumplir con esta labor, Julio Meneses sostiene que, en el caso de Nikon, han fortalecido su plantilla de asesores en el punto de venta, quienes complementan la experiencia de usar el equipo con consejos para tomar mejores fotos.

“El consumidor suele realizar entre 3 y 5 visitas a distintos puntos de venta antes de decidirse a comprar una cámara, por lo que nosotros tratamos de simplificarles la visita al explicarles con práctica lo que ofrece cada equipo”, agrega.

La conclusión final para el ejecutivo de Nikon México es que se está redescubriendo el interés por la fotografía. “Lo vemos en las redes sociales, con los blogueros y las escuelas: la gente quiere una buena foto y video, y nosotros podemos llevárselos hasta su teléfono. Ahí está el futuro de nuestro crecimiento”.

¿Crees que las cámaras fotográficas podrán sobrevivir a la oleada de nuevos smartphones? ¿Prefieres tomar fotos con tu celular o con tu cámara?

Relacionadas

Comentarios