'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Buen Fin 2015, un reto para las tiendas en línea

El consumidor mexicano cada vez recurre más a su smartphone para concretar una compra, lo que exige a las empresas a mejorar su estrategia de e-commerce.

13-11-2015, 1:49:10 PM
Buen Fin 2015, un reto para las tiendas en línea
Rubén Mugártegui, gerente de Innovación Tecnológica de Rackspace

En la era del comercio electrónico, solo las plataformas más resistentes sobrevivirán a eventos como El Buen Fin

Los consumidores mexicanos siempre han demostrado subidas y bajadas en sus patrones de compra, generalmente cerca de las temporadas y eventos nacionales, pero también a un nivel personal. Por ejemplo, las compras de chocolate aumentan 45% durante Navidad, comparadas con otros meses; el año pasado, durante esta misma época, los hogares mexicanos consumieron 50% más energía que en otras épocas del año.

Estas variaciones no tienen que ver solo con la estacionalidad. Muchas están basadas en situaciones personales o de conveniencia que impactan en la forma de comprar en un plazo más inmediato. El Banco de México (Banxico) habla incluso de efectos “por día de la semana”, en los cuales los precios de comida, tabaco y bebidas cambian de acuerdo con la demanda. Durante el fin de semana hay picos de precios y luego bajan, llegando a un mínimo los miércoles.

Estas variaciones en las ventas tradicionales mexicanas se reflejan en los dominios de comercio electrónico: los picos son aún más pronunciados en línea, con un 63% de mexicanos comprando más en Navidad; 45% de aumento en el Día de las Madres; y 40% en San Valentín.

Los consumidores mexicanos son particularmente susceptibles a las ofertas y promociones que añaden todavía más variables a sus comportamientos de compra. En junio de este año, la plataforma de pagos en línea PayU registró un incremento de transacciones de 71% durante los días de ofertas especiales, en comparación con los cuatro días anteriores. El Día de las Madres del año pasado, se vio un incremento de 400% en las compras, a diferencia de un día normal. El día de los enomaerados tuvo un pico muy similar.

Compras impulsivas a gran escala

El fenómeno que Rackspace, compañía que ofrece servicios de nube administrada, identifica como “mobile bingeing” (es decir, compras impulsivas sin anticipación y a gran escala) ha aumentado esta volatilidad exponencialmente. 

Hoy en día, una cuarta parte de los mexicanos usa smartphones, cifra que se espera llegue a 40% en 2018. Esta tendencia está detrás de 40% del crecimiento en el comercio electrónico de México, con respecto al año pasado –y comparado con el 21% del comercio electrónico de escritorio–. Los teléfonos móviles y las tabletas son la plataforma definitiva para comprar donde sea, ya que los consumidores pueden satisfacer su deseo de forma instantánea, sin planeación, y en muchos casos con consideraciones mínimas.

Retos para las empresas

Las implicaciones para los retailers y consumidores son considerables: los vendedores necesitan asegurarse de que sus plataformas sean robustas y escalables, y deben estar conscientes de que no todos los picos son predecibles. Para los consumidores, todo se centra en la experiencia de usuario: 40% de los compradores abandonarán el sitio si tarda más de 10 segundos en cargarse.

Históricamente, los consumidores mexicanos compran de acuerdo con la temporada e incluso según el día de la semana, y la misma tendencia se trasladó a la movilidad. Ahí, las compras se relacionan con eventos, descuentos y ofertas especiales. Este nivel de volatilidad se ha intensificado con la “urgencia móvil” de comprar donde sea; es decir, la demanda espontánea de grandes cantidades de bienes de forma instantánea y, en muchos casos, sin aviso o de forma inesperada.

Relacionadas

Comentarios