'; Alto Nivel
HistoriasMarketing

Los jóvenes mexicanos sí leen y lo hacen por gusto

La Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura desecha dos afirmaciones: Que en México no se lee y que si se lee es por obligación.

09-11-2015, 11:06:21 AM
Los jóvenes mexicanos sí leen y lo hacen por gusto
Eliesheva Ramos

Banamex e IBBY México|A Leer presentaron los resultados de la primera Encuesta Nacional Sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura entre Jóvenes Mexicanos, la primera en su tipo debido al planteamiento de preguntas sobre el gusto por la lectura en sustitución de aquellas sobre el número de libros leídos, que no reportan información fidedigna sobre el comportamiento del lector.

El objetivo de este ejercicio es la identificación de conductas así como el conocimiento del consumo y efecto que tienen los medios digitales en la cultura de los jóvenes mexicanos como lectores.

Rompe mitos

Los datos de la encuesta, que se realizó entre jóvenes de áreas urbanas con edades que oscilan entre los 12 y 29 años, echó abajo dos afirmaciones muy escuchadas en México: Que no se lee y si se lee no es por gusto.

“La encuesta deja ver con claridad que el consumo de materiales de lectura es una práctica cotidiana entre los jóvenes, quienes tienen una mayor capacidad de elección de sus contenidos con base en sus intereses, aunque probablemente son contenidos más efímeros y más breves”.

La segunda afirmación es que los mexicanos leen por obligación, pero los resultados de la encuesta indican que, independientemente de la ocupación de los jóvenes, existe un mayor acercamiento a la lectura por gusto. Este cambio de perspectiva también está relacionado con el hecho de que en esta encuesta la lectura no se concibe únicamente como el consumo de libros o contenidos literarios.

¿Por qué leen los jóvenes?

Los jóvenes, que no se definen a sí mismos como lectores, leen por diversas razones, entre las que “hacerlo por gusto” ocupa el lugar más alto en la medición. Los realizadores de esta encuesta sugieren la necesidad de replantear el discurso para acercar a los jóvenes a la lectura.

Bruno Newman, presidente de IBBy México, destacó la importancia de analizar cómo y qué se está leyendo en México, más allá de cuánto se lee. “Lo importante no es la cantidad o el tiempo de lectura, sino la calidad de lo que se lee y las decisiones que se toman a partir de ello, qué experiencias y conocimientos van enriqueciendo su vida personal y su papel como ciudadanos participativos y críticos”.

Además del gusto por la lectura entre los jóvenes, la primera Encuesta Nacional Sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura entre Jóvenes Mexicanos arrojó otro dato interesante: los principales influenciadores de los jóvenes son sus propios amigos; en segundo lugar, para los jóvenes universitarios, son sus maestros, y para los jóvenes en general, sus padres.

La alta valoración que los universitarios tienen hacia las recomendaciones de las lecturas que les dan sus maestros, es una valiosa oportunidad para los docentes sean promotores de lectura.

¿Qué lee la juventud mexicana?

Noticias, artículos o blogs y tips o consejos son los tres principales tópicos que han leído los jóvenes en las últimas semanas; hasta el final se encuentra la lectura de cuentos, poesía o cómics.

La encuesta también demostró la convivencia que existe entre el formato impreso y el digital; el primero está más asociado a la literatura, mientras que el segundo responde en mayor medida a necesidades funcionales y de formatos cortos.

Aunque las cifras arrojaron un aumento de lectores digitales, el 66 por ciento prefiere el formato clásico.

Los jóvenes universitarios pagan por la adquisición de libros (casi siempre nuevos) casi mil 300 pesos al año, mientras que los jóvenes en general invierten 836 pesos. El acceso a los libros en formato digital es principalmente gratuito a través de internet, así que sólo un 11 por ciento de los jóvenes en general gasta 512 pesos al año en ese formato, contra los 871 que gasta el 15 por ciento de los universitarios.

El uso de las bibliotecas digitales también se ha popularizado, siendo los estudiantes quienes más lo utilizan pues se suscriben a través de sus escuelas.

Smartphone, el consentido

Los jóvenes dedican una cuarta parte del día (6 horas) a navegar por internet, cantidad que se incrementa sábado y domingo (8 horas). Para realizar esta actividad, el 89 por ciento de los jóvenes cuenta con un teléfono inteligente.

El smartphone no sólo tiene un alto valor funcional para la juventud, sino un valor emocional importante, pues además de ser de fácil acceso, satisface todas sus necesidades de consumo digital, que van desde comunicación, investigación o entretenimiento hasta relacionarse y leer.

El smartphone está modificando los hábitos de consumo de información y lectura de los jóvenes, quienes prefieren contenidos breves, muy visuales y diversificados.

¿Para qué usan los medios digitales?

87 y 85% usa los medios digitales para comunicación interpersonal (chats) y conviviencia en redes sociales, respectivamente

– 55% investiga temas de interés personal 

– 42% consulta noticias

– 3 de cada 10 jóvenes leen libros en línea

– 4 de cada 10 universitarios usa medios digitales para actividades académicas

– 8 de cada 10 jóvenes declara interés por la lectura ligada al consumo y creación de textos cortos a través de redes sociales y servicios de mensajería

Relacionadas

Comentarios