'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Cuál es la clave oculta del éxito en un mundo competido

Si no hay pasión, es más fácil sentirse perdido y frustrado, por lo que no hay que pensar solo en el cargo y sueldo al elegir un trabajo, según un directivo de Manpower

05-11-2015, 1:34:03 PM
Cuál es la clave oculta del éxito en un mundo competido
Guillermo Gabilondo, Director para Experis de ManpowerGroup

La elección de la carrera profesional es sin duda una de las decisiones más importantes que una persona toma en su vida, pues la define ante el mundo. A través de nuestras actividades, tocamos la vida de muchas personas. Hace algunos años, contar con la oportunidad de tener estudios de licenciatura se percibía como tener la vida relativamente resuelta. Las generaciones de los años 70 y 80 mostraron una marcada tendencia hacia estudiar lo mismo que habían estudiado sus padres y casi daban por hecho que lo correcto era dar continuidad a aquello a lo que se habían dedicado sus familias. Hoy en día, todavía se puede observar que muchas personas no se dedican a lo que realmente les apasiona, sino que dirigen sus decisiones de carrera por factores externos.

Algunas de las principales causas por las que las personas renuncian a hacer lo que aman para sumergirse en una profesión que no les gusta tanto son: pensar que en esa profesión que quisieran no pagan lo suficiente, que es una profesión que “no tiene futuro en el país”, por tener que viajar demasiado o porque “casi no hay mujeres que se dediquen a eso”, entre otras.

La realidad es que en cualquier profesión que elijamos, el entorno cada vez más globalizado y competido en que vivimos hace que sea necesario buscar sobresalir, ser extraordinario en lo que uno hace. El competido mundo laboral hace que ya no sea suficiente cumplir con las expectativas de una función o un puesto, sino que hay que invertir un poco más. Podría pensarse que la disciplina es suficiente para completar ese “extra” necesario en el trabajo, sin embargo, muchas veces la vida profesional se entrelaza con la personal en el intento por lograrlo,  y es ahí donde entra el factor pasión para encontrar el motor que necesitamos. Si no hay pasión, es más fácil sentirse perdido y frustrado.

La pasión por lo que uno hace puede compararse al flujo de la corriente en un río caudaloso. Cuando nadamos contra la corriente, es muy probable acabar vencidos por la fatiga y el desánimo. Por el contrario, si aprovechamos el flujo natural de la corriente con su fuerza que incluso nos impulsa, avanzar y llegar a la meta resulta mucho más sencillo.

Por todo lo anterior, es importante escoger el lugar de trabajo tomando en cuenta aspectos que van más allá de los que son meramente racionales, tales como el sueldo y puesto. A este respecto, la recomendación es que debemos dejarnos llevar por los aspectos más armónicos, como nuestra calidad de vida y congruencia con nuestra forma de pensar. Por ello, aquellos jóvenes que están tratando de encontrar su lugar en el mundo y las personas que están en busca de su propósito en la vida deben considerar factores como la cultura corporativa, el ambiente laboral, el valor del trabajo y la trascendencia, entre otros.

Relacionadas

Comentarios