ActualidadHistorias

Consumo lúdico de la marihuana: el debate está abierto

La decisión de la Corte pone sobre la mesa de manera oficial y legal la necesidad de regular el consumo de la marihuana y establecer políticas públicas de salud.

05-11-2015, 8:30:34 AM
Consumo lúdico de la marihuana: el debate está abierto
Javier Rodríguez Labastida

Todo comenzó cuando dos abogados, un contador y una activista -que aseguran nunca haber consumido estupefacientes pero que tenían una postura crítica a la lucha armada del gobierno contra el narcotráfico- solicitaron en 2013 un permiso a la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para poder producir y consumir su propia marihuana. El permiso les fue negado y entonces decidieron acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN).

Este miércoles, la Suprema Corte fijó una postura histórica al determinar procedente el amparo y permitir a estas cuatro personas el consumo lúdico de la marihuana, basado en que los ciudadanos tienen derecho a decidir sobre su personalidad y lo que introducen a su cuerpo. La decisión, contraria a la política armada que empezó la administración del panista Felipe Calderón y siguió el priista Enrique Peña Nieto, abrió oficialmente el debate sobre la legislación en torno al consumo de la droga.

“La postura de la Corte abre un escenario muy amplio para un debate más profundo. ¿Qué va a ocurrir a nivel de política pública de parte del gobierno federal? La Corte puso en un aprieto a las autoridades al enfrentarlas a una disyuntiva: Si optamos por ser parte de los países que están a favor del uso recreativo de la marihuana, o en su defecto, ponerle trabas a su uso”, señala Salvador Mejía, abogado experto en temas de seguridad y narcotráfico.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el catedrático de la UNAM señala que el máximo tribunal dibujó un escenario muy complejo para la sociedad, en una decisión que, desde su punto de vista, no solo tomó en cuenta las leyes, sino también la voz de las redes sociales y los activistas que han protestado por el saldo de violencia y muerte que ha dejado el combate a la delincuencia organizada en el país.

Tras la resolución de la Corte, el presidente Peña Nieto aseguró que su gobierno acatará la resolución y que esta definición abría el debate para legislar en torno a la permisión del consumo de marihuana, además de la necesidad de establecer políticas públicas para informar sobre sus efectos nocivos.

Un amparo que servirá de precedente

Previo a pedir permiso ante la Cofepris, los cuatro solicitantes fundaron la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART). Los cuatro, además pertenecen a la organización ciudadana México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), una asociación sin fines de lucro que busca unir voces en la lucha contra la extorsión y la violencia.

“Nunca he fumado un cigarro (de marihuana), jamás lo voy a hacer”, aseguró el abogado Francisco Torres Landa, uno de los miembros de SMART, en entrevista con la agencia AFP. También afirmó que, aunque la resolución sea favorable, nunca la va a cultivar. Considera esta solicitud como un litigio estratégico para “socavar, erosionar el origen de la política prohibicionista en materia de drogas”. Torres Landa es padre de cinco hijos se unió a México Unido Contra la Delincuencia tras sufrir el secuestro y asesinato de un familiar.

Te recomendamos leer: SCJN aprueba amparo de uso recreativo de marihuana.

Salvador Mejía asegura a AltoNivel.com.mx que las sentencias de un juzgador, en materia de amparo, no son aplicables sino para las personas que promovieron el amparo, es decir, la decisión de la Corte es únicamente aplicable para los promoventes, que son cuatro y para nadie más, “sin embargo, esta acción sentará precedente y un camino para la jurisprudencia”.

El abogado y catedrático del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) afirma que el país está ante la posibilidad de que se pueda llegar a dar jurisprudencia en la materia y se realicen cambios en el código penal federal o en los códigos penales estatales y en las normas de salud, “porque no solo se va a tratar del consumo y de la producción”.

¿Qué sigue?

El consejero jurídico del gobierno federal, Humberto Castillejos, aseguró en conferencia de prensa que el fallo de la Suprema Corte no es obligatorio para los jueces del Poder Judicial de la Federación, pues se trata de un criterio aislado y no de una jurisprudencia, y aseguró que, en caso, de que se concrete una jurisprudencia, corresponderá caso por caso al juez o al tribunal colegiado correspondiente decidir el asunto concreto.

Salvador Mejía prevé un escenario en el que, en el corto plazo, existan sentencias suficientes para generar jurisprudencia, y por lo tanto se realicen cambios en las leyes estatales y federales. “Estas cuatro personas están en la antesala para dar un cambio de timón sobre el uso recreativo de la marihuana”.

Armando Santacruz, consejero de MUCD y miembro de SMART, fue contundente este miércoles: “Esto no termina aquí”. El también abogado aseguró que su organización hará un exhorto al Congreso de la Unión para “hacer las modificaciones pertinentes en la ley para hacer valer los derechos humanos de todos, incluyendo a quienes en México consumen marihuana”.

Los integrantes de SMART pidieron en conferencia de prensa abstenerse de presentar amparos para consumir marihuana, en cambio pidieron voluntad política al Congreso para legislar en la materia.

“Lo que queda claro es que de haber voluntad política de hacer valer la Constitución, no se debe seguir con la actual política punitiva de drogas. La Corte Suprema hoy nos confirma lo que muchos ya sabíamos, la política de drogas hoy viola los derechos humanos que nuestra Constitución defiende, y ante tal declaración es imperante un cambio radical en la forma que a la fecha ha venido actuando el Estado Mexicano en la materia”, dijo Santacruz, de acuerdo a un boletín de México Unido Contra la Delincuencia.

El gobierno tiene la siguiente jugada, asegura Salvador Mejía, y el tiempo que tarde será determinante para conocer su decisión, pues “o se adapta y adelanta los cambios, o se espera hasta el último momento, del último día para modificar el marco jurídico”.

Relacionadas

Comentarios