ActualidadHistorias

Senado aprueba con cambios Ley de Ingresos 2016

El Pleno aprobó en lo general y particular la Ley de Ingresos, la cual prevé que el gobierno recaude vía impuestos y derechos 4 billones 763 mil 874 mdp.

29-10-2015, 7:02:58 AM
Senado aprueba con cambios Ley de Ingresos 2016
Notimex

El Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2016, la cual prevé que el Gobierno Federal recaude vía impuestos y derechos cuatro billones 763 mil 874 millones de pesos.

En una sesión que inició el miércoles por la noche y concluyó la madrugada de este jueves, el órgano legislativo aprobó por 87 votos a favor y 20 en contra el proyecto de decreto, por el que se expide dicha Ley, el cual fue devuelto con modificaciones a la Cámara de Diputados para los efectos dispuestos por el artículo 72 constitucional.

Ello derivado de las modificaciones realizadas al proyecto para reformar las leyes del Impuesto sobre la Renta, del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, del Código Fiscal de la Federación y de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

De este total, tres billones 102 mil 440.3 millones de pesos corresponden a ingresos del gobierno federal, un billón 52 mil 193.1 millones a ingresos de organismos y empresas, y 609 mil 240.6 millones de pesos a los ingresos derivados de financiamientos.

Derivado del monto de ingresos fiscales a obtener durante el ejercicio fiscal de 2016, se proyecta una recaudación federal participable por dos billones 428 mil 227.8 millones de pesos.

Tipo de cambio, inflación y precio del crudo

Los legisladores coincidieron con el incremento en la estimación del tipo de cambio, de 15.90 a 16.40 pesos por dólar de los Estados Unidos de América, y en que el precio ponderado acumulado del barril de petróleo crudo de exportación sea de 50 dólares, así como en la previsión del nivel de la plataforma de producción de petróleo crudo de dos mil 247 millones de barriles diarios.

Además, respaldaron la propuesta de estimar un crecimiento económico previsto para el año 2016, proyectando una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 2.6 y 3.6 por ciento, así como un déficit estimado del 0.5 por ciento del PIB.

Del mismo modo, se avaló la previsión de que para 2016 la inflación esperada se mantenga dentro del rango objetivo previsto por el Banco de México de un tres por ciento.

Por otro lado, se coincidió en una previsión del nivel de la plataforma de producción de petróleo crudo de dos mil 247 millones de barriles diarios, con una estimación de 50 dólares de Estados Unidos por barril de petróleo crudo de exportación.

Endeudamiento

El proyecto prevé un monto de endeudamiento neto interno, que se autoriza al Ejecutivo federal hasta por 535 mil millones de pesos, así como un monto de endeudamiento neto extorno de seis mil millones de dólares de los Estados Unidos, el cual incluye el monto de endeudamiento que se ejercería para la contratación de financiamientos con organismos financieros internacionales.

Establece la autorización por un monto de endeudamiento neto interno de hasta 110 mil 500 millones de pesos y un endeudamiento neto externo de hasta ocho mil 500 millones de dólares de los Estados Unidos a Petróleos Mexicanos (Pemex) y sus empresas productivas subsidiarias.

Así también que se autorice un monto de endeudamiento neto interno de hasta 12 mil 500 millones de pesos y un endeudamiento neto externo de cero dólares de los Estados Unidos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y sus empresas productivas subsidiarias.

Del mismo modo, se consideró conveniente mantener sin cambios los términos y condiciones en la contratación de deuda pública para el Distrito Federal y que el monto de endeudamiento neto de dicha entidad sea por 4 mil 500 millones de pesos, para el financiamiento de obras contempladas en el Presupuesto de Egreso del Distrito Federal para el Ejercicio Fiscal 2016.

Que se eliminen, a partir de 2016, los pagos mensuales relacionados con el derecho por la utilidad compartida y con el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos a cargo de Pemex, establecidos en el artículo 7 de la Ley de Ingresos de la Federación 2015.

El dictamen se aprobó en lo general con 87 votos a favor y 20 en contra, y luego de no admitir las reservas para modificar diversos artículos del proyecto planteados por senadores del PAN y PRD, la asamblea lo envió a la Cámara de Diputados.

El debate

La senadora Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del PRD, presentó un voto particular y argumentó que el dictamen no cumple con la exigencia del presentar al Congreso de la Unión un anexo donde se explique la metodología utilizada en las estimaciones de ingresos.

Además, no se transparenta si dentro del endeudamiento solicitado para 2016 ya están contemplados los nuevos instrumentos financieros que anunció el Presidente Enrique Peña Nieto y tampoco se sabe qué pasará con los ingresos derivados de la venta de los activos de Petróleos Mexicanos.

Al fundamentar en contra del proyecto, el senador David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del PT, señaló que el tipo de cambio a 16.40 pesos por dólar afectará el consumo de la población, porque la mayor parte de los productos de la canasta básica se importan de Estados Unidos.

Dijo que la propuesta de estimar 50 dólares el barril de petróleo crudo, una cifra menor en 29 dólares respecto a la Ley de Ingreso de 2015, se prevé una afectación al crecimiento económico del país: “¿Con estas medidas cómo espera el gobierno federal que exista estabilidad macroeconómica y un crecimiento de entre el 2.6 y 3.6 por ciento como se propone?”, cuestionó.

El senador del PAN, Víctor Hermosillo y Celada, al hablar en contra del dictamen, preguntó que si lo mejor para México es endeudar a las familias mexicanas, seguir castigando a la clase media con impuestos, que su gobierno siga gastando mucho y mal o que se siga haciendo de la vista gorda en el tema de las pensiones.

Enfatizó que el asunto de las pensiones es una granada en la mano a punto de explotar, y que en el Senado no se trabaja en una reforma de gran calado para enfrentar este problema, lo que provocará que luego se tomen medidas totalmente impopulares.

Por su parte, su correligionario Ernesto Ruffo Appel, aseveró que no se puede gastar más de lo que se ingresa de forma permanente, e indicó que cuando se pide prestado es cuando se tiene el ingreso para pagar tal deuda.

Subrayó que México está en un problema estructural de deuda, toda vez que se pide prestado, pero no se sabe cómo se va a pagar, por lo que consideró que en cuestión de finanzas públicas se ha perdido su racionalidad.

Aseguró que entre la deuda y las pensiones debemos el 100 por ciento del PIB, pero lo gravoso del problema; subrayó que no se le ve solución, estamos al inicio de una crisis financiera.

El senador Mario Delgado Carrillo, del Grupo Parlamentario del PRD, denunció que en el rubro de aprovechamientos hay una “bolsa secreta” que se llama “otros de otros” que contempla para 2016, recursos por 155 mil millones de pesos.

Indicó que en esa bolsa los diputados “aparecieron” 17 mil millones de pesos simplemente al modificar el tipo de cambio, pero “no hay una sola línea en el dictamen que explique” eso; “pasamos en esta administración de la partida secreta a las bolsas secretas”, apuntó.

Por otro lado, advirtió que con la ratificación de este dictamen, el Senado aprobará un nuevo Fobaproa al avalar un endeudamiento equivalente a 10 puntos del PIB, un billón 946 mil millones de pesos, que ni siquiera se va a registrar dentro de los requerimientos financieros del sector público; están a punto de aprobar el “Pemexproa”, señaló.

Su compañero de bancada Isidro Pedraza Chávez dijo que votaría a favor del dictamen aunque hay una crisis “que el gobierno se empeña en negar. Plantea hacer recortes pero tenemos que hacer mucho más que eso”.

El paquete económico es, de principio a fin, una aplicación insensible ante la realidad del modelo neoliberal, bajo el cual la pobreza se origina en la desigual distribución de la riqueza y los bajos salarios que generan las ganancias extraordinarias de las empresas trasnacionales, aseguró el legislador del Grupo Parlamentario del PT, Manuel Bartlett Díaz.

Señaló que este modelo somete a México a una dictadura externa, conlleva al abandono de los intereses nacionales, genera el saqueo de los recursos y la pérdida de soberanía, “su profundización llevará inevitablemente a una reacción social que no podrá ser contenida por los poderes espurios”.

Relacionadas

Comentarios