'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Los despidos masivos, ¿una solución para las crisis?

Los estudiosos del tema encontraron que el despido debería ser de las últimas reacciones a una crisis económica en el negocio.

28-10-2015, 11:35:19 AM
Los despidos masivos, ¿una solución para las crisis?
Trabajando.com

En tiempos de crisis, una de las acciones de emergencia que toman las empresas es recortar sueldos y reducir sus inversiones, para enfrentar un escenario adverso. En el 2015 varias compañías han sido golpeadas por la economía mundial, tomando como medidas los despidos masivos.

Es decir, recortar personal ha sido una práctica popular en el mundo corporativo, sobre todo en esta época, cuando las empresas comienzan a sentir la crisis económica mundial. Sin embargo, Trabajando.com comparte algunas opiniones de expertos acerca de los efectos de estas medidas:

Los profesores James Guthrie, de University of Kansas, y DeepakDatta, de University of Texas en Arlington, examinaron los datos provenientes de 122 empresas que habían efectuado despidos masivos y analizaron estadísticamente si la medida había mejorado su rentabilidad. La respuesta fue un rotundo “no”. La empresa promedio no se benefició de los despidos masivos, independientemente de la situación y el sector.

¿Por qué los despidos masivos no funcionan normalmente?

Algunos expertos señalan que esta medida afecta en gran parte a la motivación de los que continúan trabajando. Los estudios académicos confirman que por lo general el compromiso organizacional baja tras un despido masivo y que los “sobrevivientes” comienzan a migrar debido a la incertidumbre. En consecuencia, hacer despidos masivos no es una medida que se debe adoptar ligeramente, al contrario, en lo posible debería evitarse.

También existen casos donde las compañías se ven obligadas a hacer recortes de personal. ¿Qué pasa en estos casos? ¿Quién podría hacerlo sin acarrear problemas?

Los profesores Charlie Trevor y Anthony Nyberg de University of Wisconsin-Madison decidieron examinar precisamente esta pregunta, y para ello encuestaron a cientos de empresas en Estados Unidos acerca de sus programas de recortes de personal, las tasas de deserción voluntaria y sus prácticas de recursos humanos.

Los profesores descubrieron que para la mayoría de las empresas las tasas de deserción voluntaria aumentaron sustancialmente tras un programa de despidos masivos. Muchos de los “sobrevivientes”, elegidos especialmente para conducir a la empresa durante el proceso de recuperación, decidieron ponerle fin a su relación con la firma y buscar trabajo en otro lado. Es una consecuencia desagradable e inesperada para empresas que acaban de despedir a varios de sus empleados, ya que pierden más de lo que esperaban.

Así mismo, Trevor y Nyberg descubrieron que las empresas que ofrecen mayores beneficios a sus empleados, como guarderías infantiles en el lugar de trabajo, planes de jubilación con prestaciones definidas, horarios flexibles, etc., tuvieron menos efectos perjudiciales en los programas de despidos masivos.

Los empleados que sobrevivieron eran más comprensivos respecto de las razones por las cuales la empresa decidió hacerlo, tenían un mayor compromiso o simplemente encontraban que la empresa era un lugar demasiado bueno como para abandonarlo.

“Enfrentar una situación de crisis al interior de las organizaciones siempre supone que habrán algunos perjudicados, de ahí que es importante trabajar siempre por ser un colaborador destacado, para que a la hora de enfrentar despidos masivos no ser el elegido. Quienes trabajan sólo por cumplir y no por sobresalir, sin duda que serán parte del grupo desvinculado, en cambio quien destaca, logra superar sus metas y siempre es un aporte, será la excepción”, señala Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México.

Relacionadas

Comentarios