HistoriasNegocios

Inflación sorprende a la baja; cerraría 2015 en 2.5%

Ante la debilidad de los precios del crudo y del resto de las mercancías alimenticias, los analistas bajan su pronóstico de inflación al cierre de año.

22-10-2015, 3:28:15 PM
Inflación sorprende a la baja; cerraría 2015 en 2.5%
Débora Luna, Subdirectora de Estrategias de Mercado

El INEGI publicó esta mañana el reporte de inflación de la primera quincena de octubre, misma que sorprendió a la baja con un incremento de 0.46% vs. la expectativa del consenso del mercado que esperaba 0.50% y nuestro estimado de 0.51%. La diferencia respecto a nuestro estimado se explica en gran parte por una menor incidencia del componente de Energéticos. En términos anuales la inflación general vuelve a registrar un nuevo mínimo histórico de 2.47%. Ante la persistente debilidad de los precios internacionales del crudo y del resto de las mercancías alimenticias, hemos revisado a la baja nuestro estimado para el cierre de este año desde 2.7% a 2.5%.

De acuerdo con el INEGI, el INPC registró un incremento de 0.46% en la primera mitad del mes, explicada principalmente por una mayor contribución del componente no subyacente ante la eliminación de las tarifas de electricidad en diversas ciudades. No obstante, la inflación reportada fue menor a nuestros estimados (0.51%), debido a una mayor debilidad en el precio de la gasolina de bajo octanaje respecto a nuestro monitoreo de precios. Esta discrepancia se aprecia en el Cuadro 1, donde presentamos las incidencias quincenales abiertas por los principales componentes del INPC.

Respecto a la inflación subyacente, ésta fue reportada en 0.16%, en línea con nuestros pronósticos. Sin embargo, destaca nuevamente el incremento en la incidencia del componente de mercancías no alimenticias (Gráfico 1). Para referencia, la incidencia anual de las mercancías no alimenticias en la quince reportada este año es de 0.57%, en tanto que en años anteriores ésta promedió 0.36%.

En publicaciones anteriores resaltamos que uno de los principales riesgos a la baja en nuestra trayectoria prevista para la inflación provenía del componente no subyacente y, en particular, de los precios de productos agropecuarios y de los energéticos. Frente a la persistente debilidad de los precios internacionales del crudo, situación que difícilmente podrá revertirse en el corto plazo, aunado al entorno global de presiones deflacionarias en alimentos, y, el hecho de que este año ha sido favorable para las cosechas domésticas, revisamos a la baja nuestro estimado de inflación para el cierre de este año de 2.7% a 2.5%. Mantenemos nuestro pronóstico para el cierre del 2016 en 3.5%.

 

Relacionadas

Comentarios