HistoriasMicrositio

A la inseguridad se le teme o se le enfrenta

La inseguridad es una situación que sigue creciendo, que no ha logrado controlarse y genera inestabilidad, temor y baja productividad. ¿Cómo hacer mejoras?

08-10-2015, 11:51:11 AM
A la inseguridad se le teme o se le enfrenta
Alejandro Desfassiaux

Con el nuevo cambio en la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), ojalá empiecen a notarse las mejoras que hasta ahora no se han dado. Desde estas líneas le deseamos suerte al nuevo comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, en esta tarea, esperando que se tomen decisiones de fondo para lograr los resultados deseados. En efecto, la inseguridad en el país es una situación que sigue creciendo, que no ha logrado controlarse y que, por lo tanto, ocasiona inestabilidad, temor, baja de productividad, cambio de hábitos e incertidumbre constantes, tanto a nivel personal como profesional.

Por ello, es importante incrementar las medidas de seguridad, de prevención tanto para empresarios como para particulares, ya que en nuestro país la seguridad pública sigue sin rumbo, padeciendo la falta de confianza de la sociedad en ella, mientras opere con corrupción, así como con elementos y protocolos inadecuados.

También insisto en que la problemática y las consecuencias de la delincuencia organizada –las desapariciones, los cobros de derechos de piso, las extorsiones, los secuestros y la deficiencia en casos penales– demuestran, entre otros puntos, por qué no se confía en las autoridades.

Y ante el reciente reporte del INEGI sobre la satisfacción de vida de los mexicanos, en el que se muestra que dicha satisfacción ha bajado por la misma inseguridad, se insiste en que no se necesitan más policías, sino mejores policías; por lo que urge crear el Colegio Nacional de Policía que, siguiendo el esquema del Colegio Militar, logre los mismos estándares de operación y mando, formando nuevos mandos y elementos anticorruptos, antipolíticos, con valores, disciplina y compromiso social, como los que demuestra el Ejército.  Así se tendría un trabajo, control, mando, disciplina y orden con mandos policiacos comprometidos y formados expresamente para ello en un Colegio Nacional de Policía.

Es increíble que nuestro Ejército siga realizando labores de seguridad pública para las que no fue creado, aunque sin su participación el país estaría en caos.

Gracias a nuestras Fuerzas Armadas, el país tiene orden, pero también es momento de crear una nueva policía, formando mandos y operativos bajo el modelo militar.

Es claro: a la inseguridad se le teme o se la enfrenta. Por eso, es mucho mejor prevenirla con medidas precautorias, tanto a nivel particular –de la mano con un profesional en seguridad privada–, como a nivel social, con una seguridad pública con rumbo y confiable que sea eficaz frente a problemas como la extorsión, el cobro de derecho de piso y la corrupción. Necesitamos una seguridad pública en la que podamos confiar, que sea anticorruptible y capaz de combatir, detener y –¿por qué no?– hasta erradicar el delito.

No podemos esperar más. Es necesario que se implementen en la seguridad pública esquemas exitosos, como el del Colegio Militar que, adaptado a un Colegio de Policías, permitirá formar mandos y personal operativo como el de los militares, que dirija el rumbo de la policía hacia su principal labor: combatir el crimen y proteger a la sociedad de la delincuencia en general.

Es urgente crearlo para delinear y ejecutar exitosamente una nueva lucha contra el delito. El éxito se iría escribiendo paulatinamente, pero al final del proceso sería rotundo. ¿Cuánto tiene que pasar para que seamos escuchados?

El columnista es presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial® y fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada desde 1996, donde participan más de 200 empresas.

 

 

Relacionadas

Comentarios