HistoriasMicrositio

Liberalizar las gasolinas en México está en chino

Apenas se ha dado los primeros pasos, pero queda una serie de cosas antes de poder bajar los precios y el editor de Finanzas de Alto Nivel, las explica.

05-10-2015, 1:26:09 PM
Liberalizar las gasolinas en México está en chino
Jorge Arturo Monjarás, editor de Finanzas

No es poco lo que tiene que trabajar el Congreso de la Unión, si considera viable adelantar la liberalización del precio de la gasolina para el 1º de enero de 2016. No hay que olvidar que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, prácticamente aseguró que este precio tan delicado para la economía, bajaría si se lleva a cabo tal operación.

La talacha es mucha. Apenas hace una semana la Comisión Reguladora de Energía pidió a Petróleos Mexicanos (Pemex) que separe los contratos de franquicia gasolinera, de aquellos de suministro de combustible. Este simple acto apenas posibilita que las estaciones de carga dejen el tradicional color verde bandera y se llamen, qué se yo, Gasolinas Monjarás y Hnos. –Ajá–.

Pero como está el plan hasta ahora, eso es todo lo que podían hacer los gasolineras durante 2016. Liberalizar implicaría, primero, que las estaciones pudieran comprar combustible de cualquier otro proveedor que no sea Pemex.

Ello implicaría un registro de proveedores, queremos pensar; licencias, reglas de calidad y ambientales, de seguridad, etc. Asimismo, está toda la materia del transporte de la gasolina, ya sea en vehículos o tubería, con un apartado enorme para definir que pasa en caso de que el crimen, por ejemplo, produzca un gigantesca fuga o una explosión, al momento de robar combustible, como sucede un día sí y el otro también.

Hoy Pemex, medio se hace cargo cuando estas cosas pasan, y habría que ver qué tanto. ¿Qué sucedería cuando este tipo de responsabilidades le caigan encima a un particular, por poderoso que sea?

Luego, está el asunto de definir el precio. Hacienda tiene propuesto un mecanismo de bandas, para aminorar el efecto de algo que, en realidad, nunca hemos vivido: un esquema en donde los precios puedan bajar, lo mismo que subir.

Por último, está el esquema fiscal que tendría que imponerse a las gasolinas de cualquier naturaleza. Porque, por supuesto, el gobierno no va a dejar de cobrar su impuesto en forma de un IEPS que, por ahí comentaban, rondaría 25 a 30%. Está verdaderamente en chino.

Más gasolineras, menos propietarios

Mientras tanto, el sector se apresura a ponerse al día. Hay más de 11,300 gasolineras en México, pero muchas, muchísimas, se reparten en pequeños propietarios (vamos a llamarles así). La verdad, la consolidación vendrá, de una u otra forma, ya sea por medio de asociaciones de compras o por la acción de la propia Onexpo, que trata de conservar a sus socios. O bien, mediante la conformación de empresas más grandes en las que puedan ser accionistas. Ésta sería la ruta de un capitalismo más avanzado.

La cosa es si los actuales dueños de estaciones se quieren quedar como propietarios y se agrupan en sociedades de compras o consorcios, o terminan, a la mexicana, vendiendo a las grandes cadenas que vengan a ofrecerles un buen dinerito por sus estaciones. ¿Tú que crees que pase?

¿Servicios financieros?

Por ahí nos comentaban que, entre los muchos servicios que ofrecerían las gasolineras del futuro, estarían los bancarios y financieros. Ya sabes, desde pequeños bancos hasta el pago de la luz y el teléfono. Lo primero que habría que hacer es convencer al usuario de que los despachadores no están entre la primera línea de clonadores de tarjetas bancarias ¿no crees?

Relacionadas

Comentarios