HistoriasNegocios

Se reanuda migración de mexicanos a EU; suben remesas

La empresa de servicios financieros señala que incrementó el número de transacciones en el último año, aunque se ha mantenido la remesa promedio

01-10-2015, 10:38:43 AM
Se reanuda migración de mexicanos a EU; suben remesas
Carlos Capistrán, Economista en Jefe para México BofA

Los mexicanos están reanudando la migración a Estados Unidos, lo que a su vez aumenta las remesas en México. A pesar de que no prevemos que el nivel de migración alcance los niveles anteriores a la recesión en Estados Unidos, un mayor crecimiento en el país del norte significa mayor demanda de trabajadores mexicanos. Mayores remesas son positivas para el consumo y para el Peso (MXN).

Se incrementan las remesas

Hace un año subrayamos que esperábamos que las remesas aumentaran en México como resultado de un crecimiento más fuerte de Estados Unidos. Nuestro argumento era que la demanda por mano de obra mexicana aumentaría conforme la economía estadounidense se fortaleciera, lo que a su vez incrementaría la migración y las remesas. En efecto, las remesas han aumentado y en términos de dólares han tenido un crecimiento promedio de 6.2% interanual en los últimos 12 meses (Chart 1).

Se reanuda la migración a Estados Unidos

En el periodo entre las dos crisis, la del tequila en México 1994/95 y la financiera junto con la gran recesión en Estados Unidos en 2007/08, la migración de México hacia Estados Unidos fue enorme. Pero después de 2007, la migración de México ha disminuido. La migración neta se movió de -53.2 por 10 mil habitantes a finales de 2006 y principios de 2007, a -8.5 al final de 2010 y principios de 2011 (Table 1). Conforme la economía de Estados Unidos se ha recuperado de la gran recesión, la migración a Estados Unidos se ha reiniciado lentamente, y para el tercer trimestre de 2014 la migración neta se colocó en -24.7 (en parte impulsada porque menos personas regresaron a México).

Un aumento en el número de transacciones muestran mayor migración

Los datos de migración del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) no están actualizados hasta 2015. Pero la información sobre remesas publicada por el Banco de México, sí. El banco central provee información no sólo de remesas totales sino también un desglose por promedio y por número de transacciones al mes (Chart 2). El número de transacciones ha aumentado 23% desde que alcanzó su mínimo en marzo de 2010. Desde nuestro punto de vista, junto con los datos del INEGI, esto refleja un aumento en la migración.

El margen intensivo sigue sin funcionar

A pesar del aumento en el número de remesas enviadas a México, la remesa promedio se ha mantenido en niveles similares desde 2013 después de un aumento temporal entre 2011 y 2012 (Chart 2). Esto significa que a pesar del aumento en el margen extensivo (cuando se envían más remesas), el margen intensivo sigue sin aumentar. Esto es consistente con el hecho de que más mexicanos están encontrando trabajos en Estados Unidos, pero esos trabajos no están pagando más.

La migración de México no alcanzará los niveles entre las dos crisis

No prevemos que la tasa de migración alcance los niveles que alcanzó en el periodo entre las dos crisis. En trabajos previos hemos mostrado que la migración depende del diferencial del crecimiento del PIB y el diferencial de salarios que existe entre México y Estados Unidos. El primero no será tan abierto como entre las crisis porque las tasas potenciales de crecimiento entre los dos países son más cercanos ahora. El potencial de crecimiento de México probablemente está aumentando después de las reformas estructurales que han sido aprobadas en los últimos años. Por otro lado, es probable que el potencial de crecimiento de Estados Unidos sea menor, si acaso, como consecuencia del largo proceso de saneamiento tras las crisis financiera e hipotecaria.

Mayores remesas son positivas para el consumo

Las remesas son un importante determinante del consumo en México. A pesar de que solamente representan alrededor del 2% del PIB, equivalen a más del 5% del PIB de algunos estados. Y como la población que recibe remesas usualmente es pobre y con acceso restringido a créditos, cotidianamente las remesas no son ahorradas sino utilizadas para el consumo o en algunos casos para inversiones. Hemos estimado en otras ocasiones que un aumento del 10% en las remesas aumenta las ventas al menudeo en 1% al año siguiente. También hemos estimado que un dólar extra en las remesas genera 1.7 dólares de gasto. Además, con la depreciación de alrededor del 28% del Peso en el último año, las remesas en pesos han aumentado substancialmente (Chart 1), lo que provoca que el impacto en el consumo y las inversiones sea mayor. La depreciación podría ser una de las razones por las cuales las remesas hayan aumentado al margen: para aprovechar los grandes beneficios de una inversión en Pesos.

Mayores remesas también son positivas para el Peso

Las remesas son la tercera fuente de dólares para la economía mexicana, solo por debajo de los flujos de cartera y las exportaciones de petróleo y ocasionalmente por encima de la inversión extranjera directa (IED) y el turismo (Chart 3). Un aumento en las remesas, y los demás indicadores en los mismos niveles, fortalecen al peso. Las remesas también proveen a México de alguna protección ante los retos a los que se enfrentan los Mercados Emergentes, como las salidas de cartera y las menores ganancias de las exportaciones de materias primas.

El autor es economista en Jefe para México BofA Merrill Lynch Global Research

Relacionadas

Comentarios