'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Espionaje corporativo, invasión de alto costo

El espionaje corporativo es considerado por muchos como un tema de seguridad nacional, pero pocas empresas están protegidas contra ello.

29-09-2015, 11:58:52 AM
Espionaje corporativo, invasión de alto costo
Luis Miguel Dena Escalera

Nuestro Código Penal Federal tipifica el delito de espionaje como la actividad de un extranjero, en tiempo de paz, que tenga relación con persona, grupo o gobiernos extranjeros y les dé instrucciones, información o consejos con objeto de guiar a una posible invasión del territorio nacional o de alterar la paz interior. También al que revele datos militares o, declarada la guerra, perjudique a la nación mexicana; o al que conozca la identidad de un espía y no lo haga saber a las autoridades.

Coloquialmente se ha llamado espionaje a la intervención de comunicaciones privadas y, de manera específica, a la obtención de audios de un teléfono que posteriormente sean revelados a los medios o redes sociales.

¿Qué propicia esta práctica ilegal? La opacidad de una insuficiente regulación, la impunidad y la corrupción, así como el debate permanente de la razón de Estado versus la privacidad de los ciudadanos.

En la década de los 80 ya existían equipos móviles de intercepción técnica, mediante los cuales las agencias de inteligencia obtenían información relacionada con sus agendas de seguridad nacional. A partir de 1996, nuestra Constitución, en el artículo 16, reguló la intervención de comunicaciones privadas.

En 2005, la Ley de Seguridad Nacional determinó que las instituciones con dicha capacidad debían ser controladas. Sin embargo, quienes en los ámbitos estatal, municipal, privado e inclusive criminal habían adquirido equipamiento israelí, estadounidense, británico, hindú y ruso no fueron debidamente supervisados y continuaron llevando a cabo dichas prácticas.

Más todavía, algunas empresas que vendieron estos equipos y que debieron utilizar un certificado de usuario final, no cumplieron. Por otro lado, los empleados desleales de las telefónicas que, no obstante estar supervisados, se las ingenian para obtener información de los ciudadanos, se valen de que no les preocupan las denuncias ciudadanas por el temor de la gente a denunciar y comprometerse. Todo esto conduce a la impunidad.

¿Cuál es la propuesta para atender el cibercrimen y su impacto en México? Existe una pérdida económica global en las empresas de 338 millones de dólares (mdd), aunque el valor del tráfico de drogas global es de 411 mdd. ¿Aprendimos algo del pasado? ¿Regularemos más eficazmente? ¿Será un tema de seguridad nacional?

Durante el último año, 431 millones de adultos sufrieron ataques de cibercrimen en 24 países. En México, según reportes de la compañía de protección de información Symantec, 13 personas son atacadas cada día, y de ello deriva el gasto de 5.2 mdd para recuperarse, con un costo efectivo de 1.8 mdd, contemplando el tiempo perdido.

Te recomendamos leer: Protégete contra el espionaje en la oficina

Espionaje Corporativo

En reciente encuesta, profesionales de seguridad dudan que su empresa haya invertido adecuadamente en la defensa de sus comunicaciones. Si bien 77% tiene la intención de utilizar el control de acceso a la red como parte de su estrategia de seguridad, muy pocos recurren al análisis del comportamiento en las redes y otros comprenden que seguridad y nube (cloud) no son amigos; pero si se recurre a la nube, primero es preciso definir la política y después imponer la certificación del proveedor como base contractual.

El Grupo Técnico Intersecretarial Es-pecializado en Seguridad de la Información, establecido por el Consejo de Seguridad Nacional, y su Manual administrativo de aplicación general en materia de tecnologías de la información y comunicaciones y de seguridad de la información promueven políticas, pero únicamente en las entidades de la administración pública federal. ¿Qué estamos haciendo para las empresas?

El FBI lanzó una campaña en Estados Unidos para aumentar la conciencia sobre el espionaje corporativo con el lema “Proteger los secretos comerciales de EU”. Su subdirector de Contrainteligencia, Figliuzzi Frank, eleva el fenómeno a un tema de seguridad nacional por el impacto en el empleo de las empresas, sobre todo durante periodos de dificultad económica y cuando son robados los secretos comerciales.

Seguridad: diferenciador

En México, nuestras empresas deben considerar la seguridad de sus comunicaciones como una ventaja competitiva, pero ¿cómo protegerse? Mediante la conciencización, formación y capacitación del capital humano. Manteniéndose alerta para no realizar comentarios inoportunos, despectivos e inclusive comprometedores, pues a la fecha no hay líneas seguras y únicamente la encriptación (en ocasiones de grado militar) salva esta ilegalidad incomoda.

Aunque el uso de jammers (móviles o estáticos) ayudaría a controlar las comunicaciones de jefes y colaboradores, no es suficiente. Cuando se descuida esta protección, la información está en peligro.

Mediante el entrenamiento del personal de una organización (en temas como proteger un USB que salga de la empresa, aplicar modelos de control o implementar la norma de seguridad de la información ISO27001), hasta la frecuente aplicación de análisis de las vulnerabilidades y pruebas de penetración por parte de los especialistas, se debe preparar a las empresas contra la intervención de sus comunicaciones y el cibercrimen; por supuesto, sin que las compañías dejen de ser funcionales. Un equipo de respuesta o manejo de crisis también podría ayudar a actuar con rapidez frente a los impactos de estos delitos.

Cuadro

¿Delito tolerado?

A pesar de ser un ilícito federal y haberse establecido una pena de hasta 12 años de prisión, las denuncias de espionaje telefónico pocas veces trascienden.

►Que cualquier persona adquiera un equipo para intervenir llamadas o grabar videos encubiertos no significa que sea un delito.

►Los equipos que pueden ser utilizados para realizar algún tipo de espionaje son muy fáciles de adquirir: van desde una cámara de video hasta programas descargables de internet.

►La inteligencia y sus mecanismos son necesarios para cualquier Estado, pero para que puedan utilizarse con eficacia y respeto a los derechos humanos se debe contar con una reglamentación clara. En México hay vacíos jurídicos que hacen posible el espionaje con fines que no son los de la nación.

►Las personas que quieran espiar se pueden gastar desde 5,000 hasta 300,000 pesos en computadoras, software, celulares y otros equipos de espionaje.

►Una forma de adquirir estos dispositivos es a través de personas que han renunciado o han sido despedidas de áreas de gobierno dedicadas a esas tareas, y que también ofrecen servicios para vigilancia, colocación de micrófonos y cámaras, o para entregar CD o USB con conversaciones telefónicas grabadas. El costo puede variar de entre 20,000 y 200,000 pesos, dependiendo del tipo de equipo o de trabajo.

Relacionadas

Comentarios