'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Presión sobre el peso se trasladará a inflación 2016

Banxico dice que el traspaso de la depreciación del tipo de cambio ha sido limitado a los precios; analistas advierten que esto será poco sostenible en 2016.

28-09-2015, 2:56:57 PM
Presión sobre el peso se trasladará a inflación 2016
Débora Luna, Subdirectora de Estrategias de Mercado

La inflación de la primera quincena de septiembre sorprende con una lectura de 0.32%, superando nuestra expectativas y la del mercado de 0.26%. En el caso particular de la diferencia con nuestro estimado, ésta se explica en gran parte por una mayor contribución del componente agropecuario respecto a lo que nuestro monitoreo de precios sugería. Sin embargo, lo que llamó más nuestra atención dentro de este reporte del INPC es la aceleración de la inflación en las mercancías no-alimenticias, que a nuestro parecer, comienza a evidenciar los efectos de la depreciación de la moneda frente al dólar.

En el Cuadro 1 presentamos nuestros estimados y las incidencias quincenales reportadas de la primera quincena de septiembre abierto por los principales componentes del INPC. Resalta que la diferencia entre nuestro estimado y la inflación reportada se explica principalmente por mayores contribuciones de los productos agropecuarios.

En términos anuales la inflación general se estabiliza en 2.53% después de haber tocado mínimos históricos por cuatro quincenas consecutivas. De igual forma, la inflación anual subyacente rebota desde el 2.31% de la segunda quincena de agosto hasta un 2.34% para la primera mitad de septiembre. Dentro de este componente llamó nuestra atención la aceleración de la inflación de las mercancías no alimenticias, que desde la segunda mitad del mes pasado ha registrado lecturas superiores a las observadas en años anteriores.

En diversas publicaciones habíamos expresado los riesgos de una contaminación en el proceso de formación de precios asociada a la depreciación del peso, e inclusive el mismo Banco de México ha reconocido que el traspaso de la depreciación del tipo de cambio se ha visto reflejado “principalmente” en los precios de los bienes durables.

Aunque Banxico enfatiza que este traspaso ha sido limitado y sin ningún efecto de segundo orden, en parte por las condiciones de holgura que prevalecen, en nuestra opinión, esto será poco sostenible hacia adelante, en particular pensando en el próximo año, conforme la actividad económica mejore y se terminen los inventarios de mercancías marcados a tipos de cambio inferiores, 13.50-14.50 y las empresas no estén dispuestas a sacrificar más utilidades.

Relacionadas

Comentarios