Estilo de VidaHistorias

Plus Size vs. Delgadez extrema, el dilema de la moda

Modelos, marcas y trendsetters se unen en lo que podría ser un signo de que la industria del diseño de ropa está por revolucionarse.

25-09-2015, 10:00:21 AM
Plus Size vs. Delgadez extrema, el dilema de la moda
Dorian Sandoval Meza

La Semana de la Moda de Nueva York terminó con lo que parece ser un parteagüas en el mundo de la moda: Ashley Graham, diseñadora y modelo de su propia línea de ropa interior. Es joven y hermosa como muchas, pero algo en ella hace una diferencia frente a sus colegas: unos cuantos kilos extra. Es una modelo de talla grande cuya misión es defender y exaltar las curvas de las mujeres reales.

La autodenominada activista del cuerpo ha aparecido en revistas, como Vogue y Harper’s Bazaar, e incluso, hizo historia en febrero de 2015 al protagonizar la primera campaña con modelos “plus size” de Sports Illustrated nada menos que en su popular edición de trajes de baño.

La estadounidense forma parte del sector dentro de la industria de la moda que defiende a capa y espada la voluptuosidad femenina frente a la extrema delgadez y la apariencia poco saludable de muchas chicas que pisan las pasarelas.

La batalla del bien y del mal

El ideal de belleza promovido por los grandes gurús de la moda es motivo de polémica desde hace mucho tiempo, el tema va y viene con mayor o menor grado de algidez, tanto así que ha llegado a instancias legales.

En 2006, España promovió un índice de masa corporal (IMC) mínimo para poder desfilar. En marzo de 2015 la Asamblea Nacional Francesa también quiso luchar contra la “apología a la anorexia” aprobando la aplicación de multas o prisión a agentes y casas de moda que contraten modelos con IMC menor de 18, es decir, alrededor de 55 kg para una altura de 1.75 metros.

Las multas para las agencias ascienden a más de un millón 200 mil pesos mexicanos y la sentencia en prisión es de 6 meses. Ese tiempo se duplica para el caso de sitios web que inciten a buscar la delgadez extrema a través de la restricción de alimento por periodos prolongados. La multa en este sentido es de un millón 650 mil pesos aproximadamente.

Un mes después, The Observer hizo eco de la confesión de una modelo quien aseguraba que las agencias habían encontrado una alternativa: dar fajas con pequeños sacos de arena para que sus modelos más delgadas lograran tener un peso “saludable” al instante.

Numeralia

• Se calcula que entre 30,000 y 40,00 franceses sufren anorexia, sobre todo adolescentes.

• El año pasado en México, el sector salud anunció que anualmente se registran 20 mil nuevos casos de anorexia y bulimia. La edad de inicio va de los 14 a los 17 años.

• Lo más alarmante es que informó que los trastornos alimenticios aumentaron 300% en las últimas dos décadas.

• De acuerdo con datos del IMSS, dos millones de personas tienen estos padecimientos y 90% son mujeres.

¿El inicio de una revolución?

En este contexto dominado por ángeles y maniquíes que adornan portadas de revistas, nombres, como el de Ashley Graham, Robyn Lawley, Tara Lynn y Candice Huffine comienzan a resonar con mayor fuerza al formar parte de campañas mundiales a favor de las tallas grandes. De hecho, esta última también pasará a la historia por ser la primera modelo plus size en aparecer en el calendario Pirelli.

Las casas de moda también están haciendo lo propio. H&M, Mango y Forever 21 han decidido abrir su sección “Curve”, e inclusive, crear una marca totalmente nueva.

Es el caso de Violeta by Mango que ofrece prendas femeninas y actuales desde talla 40 hasta 52 para las mujeres de hoy. Es tal la importancia de este sector que cuando su colección debutó en 2014 fue lanzada en los 7 mercados más importantes para la firma: Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Turquía, Rusia y España.

De igual forma, las voceras del estilo en la era digital se unen a la causa, “curvy bloggers” como la norteamericana Gaby Fresh lo comprueban con sus más de 40 mil followers. Todas ellas ganan cada vez más importancia dentro de sus respectivas trincheras y demuestran día con día que, al cobijar modelos de talla regular, la industria de la moda lejos de correr riesgos, puede aumentar sus ingresos a través de esta estrategia.

Modelos, marcas y trendsetters se están uniendo en lo que podría ser un signo de que algo está cambiando y que la talla cero ha dejado de ejercer el poder absoluto. 

Relacionadas

Comentarios