HistoriasMicrositio

¿Tienes colaboradores tóxicos? Llámalos a cuentas

Son negativos y lo sabes, pero piensas que prescindir de ellos será contraproducente. Deja de tenerle aversión al conflicto, encáralos y recupera su productividad.

23-09-2015, 11:51:26 AM
¿Tienes colaboradores tóxicos? Llámalos a cuentas
Eduardo Lan

En mi última columna mencionaba que no todo en una organización es lindo y precioso y que, en ocasiones, es necesario tener conversaciones difíciles y rigurosas y tomar acciones duras con las personas.  Me parece importante abordar este tema, porque alguien podría malinterpretar las cosas y pensar que todo es acerca de ser suave (léase débil). ¡Nada podría estar más alejado de la verdad!

Al respecto de ello, me gustaría hablarte de cómo lidiar con los integrantes negativos de tus equipos de trabajo. Ya sabes a qué tipo de personas me refiero, ¿no? A aquellas personas que nada les parece y que más que ayudar, envenenan el ambiente; a aquellas personas que yo denomino como tóxicas.

Yo mismo he tenido que lidiar con algunos individuos así, y tengo que admitir que no siempre lo he hecho con éxito. Recuerdo un periodo laboral en particular, ya hace algunos años, cuando llegué incluso a sentirme rehén de ese tipo de individuos.

En esa ocasión me trataba de convencer de que no eran tan malos, de que los necesitaba para sacar adelante el trabajo, o de que era más contraproducente prescindir de ellos que aguantarlos.

Si soy sincero, tengo que admitir también que tenía una aversión al conflicto y el deseo de no agravar el problema. Hoy sé que es mucho más problemático para el negocio y para mí tolerar a una persona tóxica que lidiar con ella de frente, ya que dichas personas tienen una influencia directa sobre mí, mi equipo y sobre los resultados grupales.

Jim Rohn, empresario, autor y orador estadounidense, dijo una vez: “Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas la mayor cantidad de tiempo”

¿A qué me refiero cuando digo que alguien es tóxico?

a) Pesimismo

Una de las características principales de un individuo tóxico es el pesimismo. Pero, ¿Cómo identificar a este tipo de personas? Son aquellas que todo lo ven negro, nada les parece y encuentran un problema en cualquier situación. Considera que un integrante así en tu organización tiene un impacto negativo muy grande sobre los demás y los resultados colectivos.  

b) Victimismo

Otra característica del individuo tóxico es el victimismo, lo cual describe a aquella persona que piensa en todo momento que el mundo conspira en contra suya, constantemente genera un drama, en el que siempre hay abusadores y abusados y, claro está, él o ella siempre se encuentra del lado de los abusados. Recuerda que un integrante tóxico con estas características dejará a un lado su proactividad y por supuesto el equipo puede verse afectado en estas situaciones.

c) Queja

Una de los  hábitos más dañinos en una organización es la queja. Ten cuidado de personas que siempre se están quejando, puesto que ello es sinónimo de victimismo. Considera que la queja no es igual a cambio, por lo tanto no genera ninguna acción positiva dentro de tu empresa.

d) Chisme

Otra característica aparentemente sin importancia pero muy negativa es el chisme, lo cual se refiere a aquellas personas que se la pasan hablando mal de los demás. Para, o al menos aléjate, de dichos individuos, puesto que tolerar, o peor aún, participar en el chisme tiene consecuencias muy graves.

e) Terquedad

Un elemento muy común del individuo tóxico es la terquedad, ya que ésta denota una falta de apertura mental que dé espacio a otros puntos de vista, elemento esencial para el crecimiento personal, grupal y organizacional.

f) Mentira

La mentira denota una falta de integridad grave. Si alguien te miente repetidamente, ten por seguro que no puedes confiar en dicha persona.

g) Agresión

Por último, los individuos tóxicos comúnmente recurren a la agresión, especialmente cuando se ven arrinconados. Dicha agresión puede ser activa (uso de violencia o palabras altisonantes) o pasiva (manipulación, chantaje emocional, etc.), pero cualquiera que sea su forma, su impacto es destructivo.

¿Cómo lidiar con personas tóxicas?

Ahora que conocemos las características de un individuo tóxico, la pregunta es ¿cómo lidiar con alguien así? A continuación enlistamos 5 pasos clave para ello.

1. Identifícalos

El primer paso imprescindible para lidiar con un individuo tóxico es identificarlo. Ahora que ya conoces sus características principales, mantente atento a ellas e identifica a las personas que constantemente se comportan de dichas maneras. Identificarlos es importante ya que es el primer paso necesario para hacer algo al respecto.

2. Llámalos a cuentas

Seamos sinceros, el abusador abusa porque el abusado lo permite. A menos de que estemos hablando de un adulto y un niño, caso no aplicable en un entorno laboral, el abusador es así porque otros se lo permiten. No hay nada más efectivo para parar a alguien abusivo que tener una conversación clara y directa con él o ella y llamarlo(a) a cuentas.

3. Pon límites

Si alguien se comporta de manera tóxica generalmente lo hace porque no existen límites, o al menos dichos límites no están claros o no existen consecuencias si los traspasas. Durante la conversación de rendición de cuentas, aclárale a la otra persona cuáles son los límites, tanto en términos laborales como personales.

4. Aplica consecuencias cuando dichos límites sean traspasados

Como mencioné arriba, una de las razones por las que las personas se pasan de la raya, es porque no hay consecuencia alguna cuando lo hacen, lo cual en esencia les ratifica que aquello que están haciendo está bien. Si quieres que alguien deje de hacer algo, aplica una consecuencia que le comunique claramente que su comportamiento es inaceptable.

5. Despide a la persona

En última instancia, y cuando sea obvio que no hay remedio, ten la valentía de despedir inmediatamente a la persona. Suena duro, pero muchas veces es necesario. Tony Hsieh, empresario y autor multimillonario, fundador de Zappos, nos recomienda tardarnos mucho más en contratar a las personas y mucho menos en despedirlas. 

Ahora, si no te es posible despedir a alguien, debido a tu nivel de autoridad, al menos reduce tu exposición a dicho individuo, evitando el contacto  y la interacción.

Si te interesó esta columna y quieres aprender más sobre cómo lidiar con individuos tóxicos, te recomiendo ver el video de Leo Gura de Actualized.org en https://www.youtube.com/watch?v=ll2DXQrVMp4

Eduardo Lan, socio consultor y director de metodología en Mesa Consultores, una firma especializada en transformación organizacional, con más de 15 años de experiencia, asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural

Relacionadas

Comentarios