HistoriasNegocios

A 90 años de Ford en México, ¿cuáles son sus planes?

Sus plantas en el país exportan a mercados de América, China y Corea del Sur. Este 2015, la armadora empezará a construir dos nuevas plantas.

22-09-2015, 12:15:39 PM
A 90 años de Ford en México, ¿cuáles son sus planes?
Ulises Navarro y Estívaly Calva

Hace 90 años Ford llegó a México. Durante este tiempo, muchos países de Latinoamérica, incluyendo el nuestro, tuvieron altibajos económicos significativos que pusieron en riesgo el negocio automotriz. Sin embargo, hoy la industria nacional se encuentra en buen momento, con crecimientos cercanos al 18%. Para 2020 se espera que la producción automotriz del país sea de 5 millones de unidades anuales.

“Será un incremento exponencial, por lo que es indispensable inyectar capital en tecnología y capacitación de proveedores”, afirma Gabriel López, presidente y director general de Ford de México.  

El sector automotriz global también está en crecimiento. El año pasado se produjeron un poco más de 80 millones de unidades y el pronóstico es que para 2020 se llegue a 110 millones, dependiendo de la evolución de los mercados emergentes.

“Pensamos que la fabricación rebasará el 20% o más en los próximos cinco años. Este hecho consumirá toda la capacidad disponible hasta ahora. Además, el comercio internacional de autos alcanzará los 20 millones de unidades”.

Mientras tanto, Ford de México allana camino; construirá dos plantas nuevas: una en Chihuahua, que continúa con la tradición de fabricar motores, y la otra en Irapuato, donde la compañía no había tenido presencia industrial. Ahí producirán transmisiones automáticas.

A ellas se suman dos plantas muy exitosas: la de Hermosillo, que manufactura el Fusion y el Lincoln, y la de Pantitlán, en la ciudad de México, donde se elabora el Fiesta.

“Cuando uno mira en perspectiva –apunta el directivo– se da cuenta de que la industria ha cambiado mucho y, para muestra, la proveeduría. Hoy existen proveedores de todos los commodities: en el área de chasises y power trade, motores y transmisiones, componentes mecanizados y de estampados, etc. Para la franja uno (Tier 1) hay oferta suficiente. En cuanto a la franja dos y tres (Tier 2 y 3) se planea que haya una fabricación de 40 o 50% más”. Asimismo, hace falta mayor producción de acero, plásticos y derivados de petroquímica, porque actualmente la mayoría se importa.

El esfuerzo para ampliar la oferta de estudios en ingeniería ha sido primordial para el bienestar del sector automotor, porque asegura un flujo adecuado de postulantes para todas las empresas e instituciones. Además, se suman los programas de ProMéxico y los fondos de gobierno.

Otro elemento clave es la reducción de autos chocolate que vienen de Estados Unidos. “Las armadoras, la AMIA y el gobierno hemos atacado el problema, y ya ha habido una disminución considerable en la importación de autos chocolate”, precisa el entrevistado.

La población también comienza a beneficiarse de la reforma financiera, con tasas de interés más razonables y mayor oferta crediticia. Tal parece que para Ford todo marcha sobre ruedas.

¿Cuál es la táctica? 

Una estrategia de ataque planeada entre armadoras, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y el gobierno federal ha disminuido de manera importante la importación de autos chocolate que vienen de Estados Unidos.

Relacionadas

Comentarios