ActualidadHistorias

Subir o no las tasas, prueba de fuego para Yellen

Los analistas están divididos sobre si la Fed confiará más en el crecimiento estable de EU o cederá a las preocupaciones por la salud de la economía global.

17-09-2015, 7:47:21 AM
Subir o no las tasas, prueba de fuego para Yellen
Reuters

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, ha dejado en claro que preferiría retrasar un alza de las tasas de interés a moverse antes de tiempo y arriesgarse a poner piedras a una recuperación económica tibia, una visión que enfrentará el jueves su prueba más importante a la fecha.

Habiendo sopesado un avance constante de la economía hacia el pleno empleo frente a un contexto de inflación débil, crecimiento salarial mustio y turbulencia en el extranjero, la Fed dará a conocer su última decisión sobre tasas de interés al final de una reunión de dos días.

Un alza de las tasas de interés sería la primera en Estados Unidos en casi una década.

Los observadores de la Fed, sin embargo, creen que el resultado será el equivalente de un “cara o cruz”, donde el deseo declarado de Yellen por ver que los trabajadores obtengan más beneficios de la recuperación se enfrentará a unas alzas débiles de los precios y una serie de riesgos globales.

“La clave es lo que piensa Yellen y mi conjetura es que ella va a querer esperar“, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics. “Si te pones en sus zapatos, no quisieras errar por actuar demasiado pronto”.

Ese es un error que el Banco Central Europeo cometió dos veces en el 2011.

Además de la publicación de la declaración de política monetaria a las 14.00 hora local (1800 GMT), la Fed también emitirá una nueva serie de proyecciones económicas que permitirán conocer el ritmo previsto de alzas posteriores en las tasas de interés y otros asuntos económicos clave.

Yellen ofrecerá una conferencia de prensa poco después. 

Los inversores, economistas y analistas están ampliamente divididos sobre si la Fed confiará más en el crecimiento estable de Estados Unidos y subirá las tasas de interés, o si cederá a las preocupaciones por la salud de la economía global y retrasará el “despegue” hasta octubre o diciembre.

“Un buen argumento para elevar las tasas de interés ahora es que todo el mundo sabe que un aumento es inevitable y la especulación sobre el momento está creando mucha volatilidad. Una forma de reducir eso es terminar el juego de adivinanzas”, dijo Ann Owen, profesora de economía en el Hamilton College en Clinton, Nueva York, y ex economista de la Fed.

Pero a un banco central que gusta descansar sus decisiones en el comportamiento de los datos macroeconómicos, los números más recientes le han dado pocas señales de la conveniencia de alejarse de las políticas en que se embarcó tras la crisis financiera del 2007-2009.

Relacionadas

Comentarios