'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Opinión: G20 y los ataques en París

Los ataques en París, Ankara y Beirut modificaron la agenda del G20 y abrieron oportunidades a la extrema derecha, incluyendo a Trump.

14-09-2015, 9:14:47 AM
Opinión: G20 y los ataques en París
Ulises Navarro, Director de Alto Nivel

Ahora que trataba de escribir mi columna sobre lo ocurrido la noche del viernes en Parísno encontraba un adjetivo lo suficientemente preciso para calificar los hechos.

Resulta inconcebible que un grupo de fanáticos, terroristas, asesinos despiadadoscomo prefieras llamarles –hoy se vale cualquier calificativo–, hayan sido capaces de atentar contra la vida de miles de personas. Y digo miles, pues se presume que algunos de los terroristas que murieron a las afueras del Stade de Francia habrían pretendido entrar a un estadio en el que había miles de almas disfrutando de un partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania.

No quiero ni pensar lo que hubiera sucedido de haberse consumado este hecho. Sin duda, la pérdida de vidas habría sido mucho mayor a las 132 que al momento de escribir estas líneas ya se habían contabilizado. Y el número de heridos no sería 352, sino que estaríamos hablando de miles.

Los seis ataques que simultáneamente golpearon a la capital francesa son muestra de la gran capacidad de planeación quetienen los terroristas. Además de los sitios estratégicamente elegidos –sabían del encuentro de futbol y que la sala de conciertos Bataclan estaría llena–, aprovecharon un suceso de envergadura mundial: la Cumbre del G20, que daría inicio dos días después (el 15 de noviembre) en Turquía.

De poco sirvió la planeación de los temas que previamente se habían establecido para la reunión. Atrás quedaron las instancias y acuerdos sobre política económica y finanzasLos temas centrales fueron la lucha internacional contra el terrorismo islámico, las nuevas medidas de seguridad y el grave problema de los refugiados.

No olvidemos que las economías de los países que conforman el G20 representan 85% del PIB global, por lo que los acuerdos que ahí se toman pueden cambiar el rumbo del mundo. Dicho sea de paso, mucho de lo que se le cuestiona a esta cumbre es precisamente la falta de hechos, pues tal parece que todo lo que ahí se habla y acuerda queda en mera retórica. Pero esa es otra historia.

La que nos concierne en esta ocasión tiene que ver con los actos de barbarie ocurridos el 13 de noviembre y su impacto en la humanidad. De inicio, el bombardeo de los aviones franceses en el este de Siria, buscando mermar al Estado Islámico, el cual se atribuyó el ataque. En forma paralelasurge el sentimiento más perjudicial para cualquier economía: el miedo. Cuando existe miedo, los consumidores no viajan a destinos donde priva el caos, donde las fronteras cierran, donde el despegue de aviones puede sufrir contratiempos… Sin ninguna duda, los ingresos turísticos de Francia se verán golpeados y probablemente también los de los países del resto de Europa.

Ojalá que esta observación fuera una visión personal y equivocada, pero coincide de cierta forma con los acuerdos dados a conocer en la cumbre, en el sentido de que los líderes del G20 acordaron reforzar la seguridad de sus fronteras terrestres y de sus espacios aéreos.

Creo que esta medida abre aún más la puerta para que el personaje caricaturesco en el que se ha convertido Donald Trump continúe ganando afectos. Sus declaraciones infantiles de crear un muro divisorio entre México y Estados Unidos –“el muro Trump”– podrían tener sentido para los que asumen que los terroristas podrían cruzar la frontera y afectar a los estadounidenses.

No en vano Trump ha aprovechado algunos actos celebrados el fin de semana, para vincular la crisis de los refugiados sirios con el ataque terrorista. De igual forma, calificó de “loco” al presidente Obama por querer acoger a 250,000 sirios, siendo que algunos de ellos podrían causar problemas en su país.

Resulta complejo señalar todas las afectaciones que los ataques en París traerán al mundo en los próximos días; lo cierto es que los ataques a Siria (con todos los intereses políticos y económicos que conllevan, como la reducción del consumo internacional y las complicaciones en la vida de millones de refugiados que buscan asilo) y el miedo serán apenas algunas de ellas.

Relacionadas

Comentarios