'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Imagen de un niño revela crisis de refugiados en Europa

El conflicto en Oriente Medio, donde ya se acusa de crímenes de lesa humanidad y uso de armas químicas, lleva a miles a una Europa que no sabe qué hacer.

03-09-2015, 9:10:02 AM
Imagen de un niño revela crisis de refugiados en Europa
Reuters

A un día de la indignación mundial por el pequeño ahogado en una playa de Turquía, este jueves la imagen es la de cientos de inmigrantes que a bordo de un atestado tren, dejan Budapest en dirección a una localidad en la frontera con Austria; luego de vivir dos días de caos que dejaron en evidencia las fisuras del sistema de asilo europeo.

Exhaustos y confundidos, los inmigrantes subieron a un tren hacia la ciudad fronteriza húngara de Sopron, aferrándose a puertas y subiendo a sus niños a través de las ventanas.

Los trenes en dirección a Viena y Alemania fueron cancelados, lo que no deja claro cuál será la próxima parada para los expatriados, muchos de cuales buscan obtener el estatus de refugiados de los conflictos que asolan a Oriente Medio.

Miles de personas han muerto en el mar y durante sus viajes por tierra, en la peor crisis de inmigración desde la guerra de la ex Yugoslavia en la década de 1990.

Las imágenes de un niño de tres años ahogado que fue encontrado boca abajo en una playa de Turquía, una de las al menos 12 personas que perdieron la vida en la zona el día anterior mientras intentaban llegar a una isla griega, aparecieron en los diarios de todo el continente, incrementando la presión sobre los políticos para que tomen medidas.

“Él tenía nombre: Alyan Kurdi. Se requieren acciones, urge una amplia movilización”, dijo el primer ministro francés, Manuel Valls, en su cuenta de Twitter. Las imágenes aparecieron luego de que 71 cuerpos fueron encontrados en un camión abandonado en Austria la semana pasada.

El arribo de inmigrantes ha puesto bajo presión el sistema de asilo de la Unión Europea hasta su punto de quiebre, generando divisiones entre las 28 naciones del bloque y ayudando a fortalecer a los grupos populistas de derecha.

Los países más influyentes de la UE han tomado posturas profundamente opuestas sobre cómo recibir a los inmigrantes. Alemania planea aceptar 800.000 refugiados este año, mientras que Gran Bretaña inició un programa para permitir la entrada de sirios que ha aceptado apenas a 216 personas.

“Como uno de los países más ricos del mundo, con una buena infraestructura, un estado de bienestar viable y un sólido superávit de presupuesto, estamos a la altura de las circunstancias”, dijo Andrea Nahles, ministra de Trabajo y Asuntos Sociales alemana, antes de una reunión del G20 el viernes en la capital turca.

Un comunicado de la presidencia francesa dijo que su país y Alemania realizarán propuestas conjuntas para albergar refugiados y distribuirlos de manera justa a lo largo de Europa.

Legisladores discuten medidas

Casi todos los inmigrantes llegan al sur y este de la UE pero intentan llegar a las naciones más ricas del norte y oeste, provocando un dolor de cabeza para el bloque que permite normalmente el libre movimiento de las personas, aunque restringe el paso a los inmigrantes indocumentados.

La salida del tren desde Budapest se produjo después de una crisis de dos días en la estación, donde la policía bloqueó el acceso a casi 2.000 inmigrantes. Pero este jueves, la policía se retiró y la multitud se apresuró por subir a un tren.

“Queremos ir a Alemania pero ese tren en la estación quizá no va a ninguna parte. Hemos escuchado que podría ir a un campo. Así que nos quedaremos aquí a esperar”, dijo Ysra Mardini, una muchacha de 17 años proveniente de Damasco, vestida con jeans.

Mientras el tren partía, los legisladores debatían una serie medidas en torno a la crisis en Hungría que según el partido gobernante podría reducir los cruces ilegales a través de las fronteras a “cero”.

Las medidas legislativas ordenan la creación de zonas de contención en la frontera sur del país con Serbia, donde se está construyendo una barrera de 3,5 metros de alto.

En Siria están ocurriendo delitos de lesa humanidad

Los sirios están atrapados entre los bombardeos gubernamentales de zonas civiles y los despiadados grupos islamistas en un conflicto cada vez más dirigido por potencias exteriores y marcado por la “propagación del extremismo”, acusaron investigadores de crímenes de guerra de la ONU.

Fuerzas del Estado Islámico (ISIS), que controlan grandes partes de la zona este y norte del país, se han expandido al centro y sur, instalando el terror y cometiendo delitos de lesa humanidad, dijeron los investigadores.

El último informe de la ONU que documenta asesinatos, violaciones y secuestros cometidos por todas las partes entre enero y julio está basado en 355 entrevistas, además de en fotografías, imágenes de satélite y registros médicos.

“Resuena un grito atronador en favor de la paz y la responsabilidad”, dijo la comisión de investigación de la ONU, encabezada por Paulo Pinheiro, instando también al mundo a permitir la llegada de más refugiados sirios desesperados.

“La guerra está cada vez más manejada por potencias internacionales y regionales, principalmente en relación con sus respectivos intereses geoestratégicos“, dijo el informe, sin dar nombres.

El Ejército sirio y sus aliados libaneses de Hezbollah combaten a los insurgentes en una guerra que lleva cuatro años, y Damasco ha recibido apoyo financiero y militar de Irán. Siria ha culpado de algunos de los recientes avances insurgentes al apoyo de los enemigos de Damasco: Turquía, Qatar y Arabia Saudí.

“La competencia entre las potencias regionales por obtener influencia ha redundado en un alarmante agravamiento de la dimensión sectaria, instigada por la intervención de combatientes extranjeros y clérigos extremistas”, según el informe.

El Gobierno del presidente Bashar al-Assad ha continuado con los bombardeos aéreos de zonas residenciales de Aleppo, Deir al-Zor, Idlib, Damasco y Derá, “llevando a una expansión de las víctimas civiles”. Helicópteros estatales han lanzado barriles bomba, añadió, pidiendo un cese del uso de armas ilegales.

“Continúan las investigaciones sobre el supuesto uso de armas químicas, en la forma de gas fosgeno y cloro, en Sarmin, Saraqeb, Qmenas y Binnish, además de otras localidades y pueblos de Idlib en marzo y abril”, dijo el informe, refiriéndose a las acusaciones del lanzamiento de barriles con gases venenosos en las provincias del noroeste.

Los investigadores, que han entrevistado a 600 ex prisioneros desde 2011, dijeron: “Casi todas han sido víctimas y/o testigos de tortura. Muchos han estado presentes en la muerte de compañeros de celda”.

ISIS, cuyo bastión está en Raqa, ha incrementado los ataques en las provincias de Homs y Hasaka, dijo el informe. Sus fuerzas han atacado a comunidades kurdas, siendo el más mortífero el de Kobane en junio, donde se estima que murieron 250 civiles.

“ISIS ha cometido asesinato, tortura, violación, esclavitud sexual, violencia sexual, desplazamiento forzoso y otros actos inhumanos dentro de un ataque generalizado contra la población civil, lo que representa crímenes contra la humanidad”.

Éstos también constituyen delitos de guerra, junto con el uso por parte de ISIS de niños en combate y ataques a patrimonio cultural protegido.

Relacionadas

Comentarios