HistoriasNegocios

México ante un cierre de año complicado: Barclays

La compañía internacional de servicios financieros espera mayor volatilidad y que las finanzas se estabilicen hasta 2016. Las expectativas son bajas.

03-09-2015, 7:02:45 AM
México ante un cierre de año complicado: Barclays
Javier Rodríguez Labastida

A México le espera un cierre de año complicado. La volatilidad, la desaceleración del crecimiento y la afectación de algunos sectores económicos extenderán los efectos de la crisis mundial actual, hasta mediados de 2016.

“La situación de los mercados financieros es bastante complicada. Hay bastante volatilidad que responde a que el crecimiento del mundo se estás desacelerando, y México no está exento de eso”, asegura Marco Oviedo, economista en Jefe de Barclays México.

¿El dólar hasta dónde?

Barclays México espera mayor volatilidad para los siguientes meses debido a la relajación monetaria del Banco Central Europeo, la depreciación del yuan, y a la incertidumbre generada por la Fed ante la subida de tasas, sin embargo, la compañía de servicios financieros no cree que eso traspase la inflación.

Marco Oviedo advierte que el dólar puede incluso rebasar la barrera de los 18 pesos, pero posterior al anuncio de la Fed se relajará la presión del peso e iniciará un periodo de apreciación. Las expectativas son de 17 pesos aproximadamente para este cierre de año, y un máximo de 16.50 para 2016. “Más bajo de eso ya no lo veo”.

Te recomendamos leer: Depreciación del peso, amortiguador para la economía

Barclays considera inviable que el Banco de México aumente las tasas de interés en septiembre, pero sí es posible que lo haga en diciembre por un tema de inflación, basado en temores de que se acelere por el tipo de cambio. “Si la inflación se sigue comportando bien, tal vez retrase más la subida de tasas, que serían 25 puntos base y otros 25 en enero o marzo y quedarse ahí un rato”.

Durante la conferencia ‘Perspectivas económicas hacia finales de 2015′, el analista aseguró que no es bueno para México subir las tasas de interés. “La economía está lejos de crecer rápidamente. El sector de servicios viene bien, y el de manufactura se ha recuperado, pero hay otros que no, como el de la construcción y el sector petrolero que ha visto caer su producción”.

Los precios subirán

La volatilidad del dólar afecta aquellos sectores que son dependientes de materias primas importadas, como la parte durable, calzado, electrónicos y algunos productos del sector de la construcción, sin embargo Barclays considera que hasta el momento no ha habido traspaso a los precios, pues la economía está débil y es mejor que los productores aguanten el costo.

Te recomendamos leer: No todos pierden ¿quién gana con la crisis económica?

“Hay sectores que cubren o hacen acuerdos de largo plazo con un tipo de cambio fijo que tardan en ajustarse. En el momento que se ajusten quizá se vea reflejado en precios”, señala Oviedo.

La casa de servicios financieros prevé que sí habrá aumento en los precios, pero no lo suficiente para alarmar al Banco de México. “En algunos años se alcanzó un incremento de 40 puntos base con una inflación del 10%. Esta depreciación ha sido de 80 puntos base, con una inflación que si acaso subirá al 3.5%”. Cabe señalar que la inflación actualmente es del 2.5%, un mínimo histórico para el país..

¿Habrá crecimiento? Depende

El crecimiento en los tres años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto ha quedado más bajo de lo esperado. Se esperaba que la economía creciera al menos un 3 por ciento, pero creció 1.9 por ciento.

Barclays asegura que en estos tres años, si bien no hubo una crisis, tampoco hubo un crecimiento acelerado en el mundo, y eso afectó a la manufactura y hubo cambios en políticas de vivienda que eran necesarios, pero desaceleraron el mercado de la construcción.

“El plan de infraestructura está muy ligado al tema petrolero y de ahí que muchos proyectos de infraestructura se hayan caído, también por lo mismo muchos proyectos dejaron de ser rentables como lo eran al principio del sexenio y desaceleraron el sector de la construcción”, dice Oviedo.

De acuerdo con el analista, el crecimiento hacia finales del sexenio dependerá de varios factores. “En esta desaceleración de la economía mundial, la manufactura es la que va a sufrir, y casi 40% de la economía en México se mueve en sincronía de la manufactura. Además, la implementación de la reforma energética será un poco lenta”.

Te recomendamos leer: FMI prevé un crecimiento económico mundial más débil

Para 2014, esperan un crecimiento de 2.2 por ciento, y de un 2.4 para 2016. ¿Habrá posibilidad de regresar a un ritmo del 3 por ciento? Dependerá de dos factores: De que el mundo vuelva a crecer a manera sostenida cerca del 4 por ciento, lo que hará crecer la manufactura en México, y a que el sector energético detone al 8 por ciento. Entonces sí estarían las condiciones para elevar las perspectivas de crecimiento en el país. 

Relacionadas

Comentarios