HistoriasNegocios

SAT retiene 384 mdd a Unilever, Colgate y P&G

EL Sistema de Administración habría retenido las devoluciones en IVA a estas tres empresas, mientras las investiga por posible elusión tributaria.

01-09-2015, 2:20:20 PM
SAT retiene 384 mdd a Unilever, Colgate y P&G
Reuters

El Gobierno mexicano retuvo cientos de millones de dólares en devoluciones de impuestos a Unilever, Procter & Gamble y Colgate en busca de forzar a esas empresas y otras multinacionales a pagar más impuestos localmente, según personas cercanas al tema.

México, que por años atrajo inversiones extranjeras con exenciones tributarias, busca mejorar su recaudación en medio de una caída de su producción de petróleo, apoyada en un esfuerzo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) contra la migración de ganancias hacia países con baja carga impositiva.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México habría retenido un total de más de 384 millones de dólares en retornos por Impuesto al Valor Agregado (IVA) a esas tres empresas mientras las investigaba por posible elusión tributaria tras la toma de posesión del presidente Enrique Peña Nieto al cierre del 2012, dijeron las fuentes.

La investigación abarcaba a casi 270 otras empresas.

Aunque cámaras empresariales se han quejado de la tardanza en los retornos, Reuters ha obtenido información acerca de que esas demoras estarían vinculadas con negociaciones tributarias corporativas sólo en el caso de las tres empresas mencionadas.

El año pasado Unilever llegó a un acuerdo para pagar más impuesto sobre la renta (ISR) en México, de acuerdo con tres personas cercanas a las negociaciones. Una fuente dijo que desde entonces la compañía ha recibido unos 131 millones de dólares en retornos por concepto de IVA que se le adeudaban.

Procter & Gamble y Colgate aún no han llegado a acuerdos, dijeron fuentes.

Devoluciones retenidos ¿palanca para presionar?

Cuatro ex funcionarios del SAT y otras 10 personas cercanas a las negociaciones dicen que las autoridades tributarias están usando los retornos retenidos como palanca para presionar a que las empresas declaren más ingresos en el país.

“Tú negocias porque tu dinero está atorado ahí”, dijo una persona cercana a las conversaciones entre el SAT y una de las empresas. “Es la mejor herramienta del mundo”.

Cuatro abogados fiscales y dos contadores entrevistados por Reuters dijeron que vincular el retorno del IVA a acuerdos en torno al ISR equivale a violar la Constitución mexicana.

“No tienen ninguna facultad para condicionar tus devoluciones ni para extorsionarte”, dijo Rodrigo Muñoz, abogado y expresidente de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal.

La Constitución, como ha sido interpretada por las cortes, sólo permite al Gobierno acciones expresamente autorizadas por la ley y dice que las contribuciones deben ser proporcionales.

La ley mexicana dice que las autoridades deben pagar las devoluciones procedentes y tratar a los contribuyentes de la manera que resulte menos onerosa para éstos.

Pero un contador señaló que el SAT opera en un área gris y no está necesariamente haciendo algo ilegal

El SAT ha negado retener devoluciones de IVA para presionar a empresas. “No, de ninguna manera”, dijo en entrevista su jefe de planificación, Adrián Guarneros. “Nos dimos cuenta de que hay una serie de inconsistencias en algunas devoluciones y decidimos ser más cuidadosos, más escrupulosos en estas revisiones”.

Los reembolsos de IVA estaban creciendo de forma insostenible, a una tasa cinco veces superior a la de la recaudación del tributo, entre el 2010 y el 2012, comentó.

P&G, Colgate y Unilever declinaron comentar acerca de devoluciones de IVA y temas de ISR en México.

Unilever destacó sus principios tributarios, que establecen que busca pagar impuestos basada en dónde crea valor, y no usar estrategias tributarias artificiales orientadas a la elusión.

Táctica Ruda

Algunos expertos, ex funcionarios del sector y cabilderos del sector privado dijeron que las autoridades han ido demasiado lejos en sus esfuerzos por elevar la recaudación de impuestos.

“Es una táctica ruda (…) casi como extorsión política”, sostuvo Cathy Schultz, vicepresidente de política tributaria en el estadounidense Consejo Nacional de Comercio Exterior, cuyos miembros se han quejado sobre las prácticas mexicanas.

Pero Heather Lowe, del centro estadounidense Integridad Financiera Global, dijo que las naciones tienen motivos para presionar a empresas que trasladan sus utilidades al exterior

El Gobierno está “básicamente diciendo: creemos que nos debes esto y estamos actuando en contra de la deuda que dices que te debemos”, comentó.

México tiene la menor recaudación entre los países de la OCDE y las 132 principales firmas extranjeras pagan menos del 1.5 por ciento en ISR como proporción de su ingreso bruto en el país, según una presentación del SAT vista por Reuters.

Expertos dicen que esa tasa como porcentaje del ingreso neto podría ofrecer un cuadro más preciso de los impuestos que se deben, pero Reuters no pudo obtener la información.

Datos oficiales muestran que los reembolsos por IVA cayeron 13 por ciento en 2014, pero crecieron en 33 por ciento a tasa real interanual en la primera mitad del 2015, luego que legisladores ordenaron elaborar nuevas reglas para acelerar los retornos.

Una revisión a la base elusora anunciada en enero de 2014 se enfocó en estructuras corporativas que trasladan las utilidades manufactureras o las ventas en México a unidades foráneas.

La campaña se inspiró en la revisión de la OCDE a las reglas sobre cómo se grava a las multinacionales, tras reportes que revelaron que empresas como Apple y Google usaban complejas estructuras para reducir sus gravámenes.

El SAT dijo en febrero que alcanzó tres acuerdos como parte del proceso, incluyendo uno por 65 millones de dólares con el segundo mayor productor global de juguetes, Hasbro. Unilever también logró un acuerdo, según fuentes.

A otros se les ha hecho más difícil. P&G, el mayor fabricante de productos para el hogar, solicitó infructuosamente reembolsos por unos 4,200 millones de pesos (unos 249.2 millones de dólares) por IVA, según dos fuentes.

Colgate, bajo escrutinio del SAT por asuntos vinculados a precios de transferencia, ha refutado legalmente el rechazo a un reembolso de 40 millones de pesos (2.39 millones de dólares) por operaciones de febrero de 2013, dijo una fuente.  

Relacionadas

Comentarios