'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Estrés? 11 acciones para evitar el Síndrome Burnout

El estrés no es responsabilidad sólo del colaborador o de la empresa, sino de ambos, y por lo tanto las dos partes deben trabajar en conjunto para combatirlo.

31-08-2015, 12:29:06 AM
¿Estrés? 11 acciones para evitar el Síndrome Burnout
Erick Zúñiga

Es fin de mes, faltan unos días para entregar los resultados trimestrales, llenarte de juntas de planeación, llegar antes que todos y ser el último en salir… Encima las cosas en casa no andan bien, hay que pagar las colegiaturas, tus hijos están en esa etapa de rebeldía adolescente, tu pareja enfrenta retos similares o peores a los tuyos, no hay tiempo para las salidas familiares; el tráfico de la ciudad no ayuda. ¡Cuidado! Tu salud podría estar en peligro por el estrés laboral.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, este tipo de estrés constituye un gran problema social y económico. Por un lado, perjudica la salud del trabajador, afectando su desempeño y, por ende, la productividad de las empresas, haciéndolas menos competitivas. Además, tiene un impacto económico importante, ya que se estima que puede causar una pérdida de entre el 0.5% y el 3.5% del PIB de los países.

¿Qué es el estrés laboral? Es una acumulación de trabajo ocasionada en muchos de los casos porque se tienen largos desplazamientos entre la casa y la oficina, una fuerte presión por entregar resultados, o conservar el empleo, alcanzar las metas, entre otras razones, lo que afecta física y mentalmente al empleado, y si no se combate a tiempo puede derivar en el Síndrome de Burnout, que es un desgaste emocional.

Te recomendamos leer: ¿Eres víctima del Síndrome de Burnout por estrés laboral?

¿Cómo identificarlo?

“Es común que el colaborador pase de la euforia a la tristeza y al enojo, esté muy irritable, sobrerreaccione a las situaciones, tarde en tomar decisiones y comience a dudar si es la mejor persona para el trabajo, también empieza a tener miedo e inseguridades sobre su desempeño”, explica Adriana Cabrera, gerente divisional de la Dirección de Operaciones de Manpower Group, sobre los síntomas del estrés laboral.

A nivel físico puede manifestarse con problemas gastrointestinales, insomnio, dolores de cabeza, taquicardia, nerviosismo, tensión muscular, úlceras, cansancio extremo, pérdida de peso y desequilibrios hormonales, así como afectación en el rendimiento de las personas.

También puedes leer: Enfermedades de oficina, ¿pérdida de talento y dinero?

Otra consecuencia del estrés, señala la experta, es la depresión, la cual tiene una estrecha relación con el ausentismo laboral. En México, el impacto por ausentismo repercute en la nómina anual en las compañías.

Nueva tecnología, nuevo estrés

Actualmente no se puede trabajar sin hacer uso de la tecnología, y esto ha derivado en una tendencia que hoy es conocida como tecnoestrés, que se refiere al trastorno de quien emplea mucho tiempo la tecnología y se caracteriza por una necesidad de conectividad permanente que conlleva sensaciones de ansiedad, estrés, nerviosismo y frustración.

Te puede interesar: Tecnoestrés, otro mal que afecta a los profesionales

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro personas sufre trastornos relacionados con las nuevas tecnologías.

“No podemos vivir sin ella, forma parte de nuestra vida, pero también nos estresa porque no nos podemos desconectar ni de las cosas personales ni profesionales. Produce ansiedad porque se tiene o no se tiene (conectividad)”, destaca.

Esto afecta por igual a las distintas generaciones, añade, por ejemplo un millennial puede tener una mayor capacidad para manejar distintos dispositivos, pero le afecta más no “estar conectado”; mientras que un baby bommer o tradicionalista se puede estresar más al utilizar al mismo tiempo el celular, responder los emails y contestar los mensajes SMS o de WhatsApp.

Por otro lado, también existe un estrés positivo llamado eustrés, que puede ser ocasionado, por ejemplo, por tener un nuevo puesto en la empresa con más responsabilidades o presentar un proyecto ante un socio.

En cantidades moderadas, este tipo de estrés ayuda a llevar a cabo las tareas de una mejor manera y más rápidamente, pues aumenta la resistencia mientras que agudiza el pensamiento y la concentración.

Te recomendamos leer: ¿Imposible vivir sin estrés? Sácale provecho al Eustrés

¿Cómo prevenir el estrés laboral?

El estrés laboral no es responsabilidad sólo del colaborador o de la empresa en la que trabaja, sino de ambos, y por lo tanto es algo en lo que las dos partes deben trabajar para combatirlo.

“Esto no se resuelve si sólo la empresa o el empleado trabaja en ello, tiene que ser un trabajo de ambas partes para prevenir y reducir el estrés laboral”, subraya la experta, quien señala algunas de las acciones que pueden realizar ambos para para lidiar con el estrés.

Como empleado:

► Define prioridades: Esto se puede realizar de acuerdo al nivel de importancia de cada actividad, así como a la fecha de entrega. Es decir, qué es lo que tienes que hacer, cuándo lo debes entregar, qué es lo urgente y qué es lo importante.

► Planifica: Esto implica planear horarios, el tiempo que se le va a dedicar a cada cosa para no estresarte. Planea con anticipación y establece plazos alcanzables.

► Enfócate en una tarea a la vez: Realizar varias cosas al mismo tiempo puede disminuir la atención y calidad del trabajo. Hacerlo no sólo te ayudará a disminuir la presión, sino también a ser más ordenado.

► Organízate: Tener muchos documentos en el escritorio puede generar estrés. Tener a la mano los documentos que necesitas en el momento en el que los necesitas te ayuda a no estresarte.

► Date un respiro: El trabajo sedentario conlleva riesgos para la salud como dolores de espalda, confusión mental y ansiedad. Trata de no estar todo el día sentado, toma breves descansos para salir a caminar o distraerte, esto ayudará a que tus niveles de concentración sean mejores.

Como empleador:

► Apoya y comunícate: Como líder y empleador deben acercarse a la gente para conocer sus necesidades y poder ofrecerle apoyo de manera conjunta, no los podrás ayudar si no conoces a tus colaboradores y si no sabes lo que están esperando de la empresa.

► Dales claridad: No hay nada que cause más ansiedad que la ambigüedad, como empleador tienes que definirle a cada uno de tus colaboradores cuáles son sus funciones y responsabilidades, esto evitará que se duplique el trabajo y el estrés que pudiera causar tener confusión en las entregas.

► Sé equitativo: Las sobreexigencias en el trabajo son uno de los principales detonantes del estrés, así que ten una correcta distribución de las cargas de trabajo siendo equitativo entre el equipo.

► Cuida su salud: Se puede fomentar una vida saludable mediante programas internos de salud como maratones institucionales, el uso de escaleras para acceder a oficinas, paseos en bicicleta, programas de nutrición y jornadas médicas de evaluación para detectar enfermedades a tiempo, así como monitorear los avances de cada uno.

► Horarios flexibles: Una de las características más buscadas hoy es contar con un equilibrio entre la vida personal y profesional. Toma en cuenta que estos nuevos esquemas de trabajo deben facilitarse de acuerdo a las características de cada uno de los colaboradores, porque cada uno es diferente, ser de una generación diferente o estar en diferente etapa de vida.

Es recomendable implementar nuevos modelos de trabajo basados en resultados. Como jefe ya no necesitas ver a tu colaborador sentado frente a ti ocho horas al día, sino que ahora puede hacer lo que quiera cuando quiera siempre y cuando cumpla con sus objetivos.

► Motivación: Fomenta una buena actitud ante el trabajo, cuidando y promoviendo un adecuado clima laboral en cada una de las organizaciones o células de trabajo, con esto también obtendrás un mayor compromiso de parte de los colaboradores.

Las empresas ya están preocupadas por el estrés laboral y el síndrome del Burnout, ya que afectan la productividad y los resultados; cada día se preocupan más por la salud de sus colaboradores, de acercarles servicios médicos, y realizar actividades para equilibrar lo personal y lo profesional, pues la tendencia es tener empleados menos estresados.

Te puede interesar leer:

10 mandamientos para ser feliz en la oficina

Relacionadas

Comentarios