HistoriasNegocios

5 escenarios de México ante la crisis económica mundial

El país está de nuevo ante un escenario crítico y, aunque cuenta con mecanismos de defensa, sí hay una serie de escenarios negativos que debe preveer.

24-08-2015, 11:40:49 PM
5 escenarios de México ante la crisis económica mundial
Javier Rodríguez Labastida

La volatilidad no se detiene. El mercado internacional que de por sí estaba nervioso por la actividad de las últimas semanas, comenzó este lunes a tambor batiente con un dólar que no detiene su apreciación, la caída del precio del petróleo y las acciones del gobierno de China, que parecen apuntar una recesión mayor a la que se está reconociendo.

México está inmerso en una nueva crisis pero, a diferencia de las anteriores que han golpeado gravemente su economía, esta no tiene que ver con un conflicto de balanza de pagos o una deuda externa. Esta crisis es parte de un contexto internacional en el que el peso no es la única moneda que se deprecia frente al dólar, sino la mayor parte de las monedas.

Ante este panorama, analistas consultados por AltoNivel.com.mx coinciden en que se aproximan tiempos difíciles, en los que las empresas se verán afectadas de acuerdo a su cultura productiva, aumentos en los costos empresariales y, por lo tanto,  posibles incrementos de precios al consumidor.

Te recomendamos leer: Los mercados están frente a otra semana del terror

5 escenarios en México ante la crisis

1) Desaceleración económica

Subirán las tasas de interés y este fenómeno puede encarecer el financiamiento de las empresas, que decidirán esperar antes de invertir o incluso retrasar proyectos por la incertidumbre en el mercado.

Te recomendamos leer: ¿Es momento de que México suba su tasa de interés?

“Para invertir en proyectos necesitarán financiamiento y ante el aumento de las tasas, esto resulta caro. También es caro buscar financiamiento en otros países, por lo tanto, la decisión seguramente será aplazar decisiones de inversión, de proyectos productivos y esto desaceleraría la economía”, dice Álvaro Vargas Briones, especialista Finanzas de la Escuela Bancaria y de Comercio (EBC).

2) Disminución del consumo

Ante la volatilidad en el tipo de cambio, cualquier consumidor se empieza a preocupar y al rebasar la barrera de los 17 pesos visualiza que la inestabilidad no se va a corregir rápidamente.

“El consumidor realizará una selección cuidadosa de lo que realmente necesita, cuál es su prioridad y eso los va a llevar un tipo de selección que desacelera el consumo”, dice Vargas. El gobierno ha anunciado que también reducirá el gasto; otro factor que contribuye a la desaceleración económica.

Te recomendamos leer el análisis económico: ‘Primero subsiste, luego prospera’

3) Aumento a las tasas de interés

Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, asegura que la volatilidad cambiaria va a adelantar la decisión del alza de tasas, no en grandes dimensiones, pero sí sin seguir el ritmo que vaya a marcar la Fed.

También puedes leer Fed elevará tasas de interés en septiembre: Bill Gross

No obstante la opinión de la experta, tras lo ocurrido este lunes negro, los analistas ya revisan todas sus previsiones porque también existe la posibilidad de que dada la situación en China, Estados Unidos aplace momentáneamente el alza de tasas.

4) Inflación vía costos

Los empresarios van a tratar de que los costos no repercutan en los productos que venden por la variación del tipo de cambio, pues saben que si incrementan los precios se va a caer la demanda. Sin embargo, al momento que les pega la tasa de interés ya son dos variables que no pueden sostener tanto tiempo.

“Subirán precios y eso es preocupante porque ante una caída de la demanda y una desaceleración económico, eso nos puede llevar a una inflación con desaceleración económica”, señala Vargas Briones.

Peso podría generar presión en la inflación: Carstens

5) Caída del empleo

Es probable que ante la crisis, los empresarios comiencen a realizar algunos recortes. Ante una caída de la demanda forzosamente se tiene que dar un recorte de empleo.

Te recomendamos leer: Perspectiva económica para la semana: Finamex

¿Es momento de tener pánico?

Los especialistas coinciden. No es momento del pánico, sin embargo, sí es momento de tomar precauciones y decisiones consensuadas, de acuerdo con Leticia Armenta Fraire.

Para las empresas. Si no se vuelven competitivas, hacen más eficientes sus procesos, no se agrupan y no cambian su modelo de negocio, entonces sí hay porque espantarse. La economía mundial está en otra dinámica, en la que destacan las cadenas de valor, y aquellas compañías que parcializan los procesos, los reparten en todo el mundo, y bajan costos, con lo que suman beneficios y mejoran su competitividad.

El escenario en México es muy riesgoso, pues el 95% de las empresas son Pymes y tienen que profesionalizarse para combatir la crisis actual.

Para los ciudadanos. Álvaro Vargas Briones señala que es tiempo de que los profesionistas deben preocuparse por su preparación y actualización, pues los procesos de contratación se volverán cada vez más complejos.

Desde su perspectiva, las empresas requieren profesionistas multidisciplinarios, preparados en el manejo de varias áreas, multiculturales, que hayan vivido o experimentado en otros países, y que estén inmersos en el manejo de nuevas tecnologías.

“Un profesionista o recién egresado debe preguntarse actualmente ‘¿De qué manera estoy inmerso en ese proceso de globalización que vive el mundo? ¿Qué tanto le entiendo?’ Las empresas requieren una respuesta a esa pregunta”, dice Vargas.

¿Es como otras crisis del pasado?

México ha pasado por graves crisis, como la de 1994, que hizo entrar al país a un momento donde no crecía la economía. “Si comparamos este momento con otras crisis, en términos generales estamos mejor parados que en otras situaciones, lo que permite que el país quizá salga más rápido”, señala Vargas Briones.

El país cuenta con un elevado monto de reservas internacionales, algo que no tenía en otras crisis, y que le da cierto margen de maniobra. Puede hacer uso de las líneas de financiamiento de 70,000 millones de pesos del Fondo Monetario Internacional, y abrió otra línea de 34,000 millones.

“Si nos vamos por el lado político, el gobierno tiene ciertos elementos de escape. Tiene varios programas gubernamentales de tipo social para contrarrestar las demandas de las personas que menos tienen, como el seguro de desempleo, el seguro popular, o becas a estudiantes”, dice el académico de la EBC.

Estos programas son factibles de incrementar mientras se estabiliza la economía mundial, aunque haría crecer la deuda del gobierno.

¿China va a frenar el crecimiento de Estados Unidos?

Esta semana inició con una fuerte caída de la bolsa de Shangái, del 8.49 por ciento. Un movimiento que arrastró a varias bolsas, entre ellas las de México y Estados Unidos. La pregunta es, ¿puede la crisis en China detener la aceleración de EU?

“Es parte de lo que inyecta el nerviosismo internacional. Estados Unidos es gran comprador de la economía china. Hay una codependencia entre China y Estados Unidos, porque así como China tiene un gran destino de exportación, EU tiene al mayor acreedor de bonos de la reserva federal en China”, según la investigadora del Tecnológico de Monterrey.

China puede frenar el crecimiento de Estados Unidos con la baja de su tasa de crecimiento, además de reducir la demanda por bienes importados (lo que principalmente importa son materias primas). Por la crisis en China, los más afectados son países sudamericanos que se han asociado en este mercado, sobre todo minerales.

Álvaro Vargas Briones asegura que, si bien Estados Unidos se beneficia de la actividad económica de China, Estados Unidos tiene un mercado muy diversificado. “Le vende a muchos países y están pasando por un nuevo dinamismo en el uso de tecnologías, lo que le ha permitido bajar costos y ampliar sus mercados”.

Te recomendamos leer: Crecimiento de EU impulsaría exportaciones mexicanas

Relacionadas

Comentarios