'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Inflación de 2.64% en la primera quincena de agosto

La inflación de México se desaceleró a un mínimo histórico y mostró que una fuerte depreciación del peso ha tenido una escasa presión sobre los precios.

24-08-2015, 8:59:46 AM
Inflación de 2.64% en la primera quincena de agosto
Reuters

La inflación interanual de México se desaceleró a un mínimo histórico en la primera mitad de agosto y mostró que una fuerte depreciación del peso ha tenido una escasa presión sobre los precios.

El índice general de precios al consumidor se ubicó en un 2.64 por ciento hasta la primera quincena de agosto a tasa interanual, su menor nivel desde que comenzaron los registros en 1970, de acuerdo con datos del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) difundidos el lunes.

Analistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban, en promedio, una tasa de 2.70 por ciento, frente al 2.72 por ciento de la quincena anterior.

En los primeros 15 días de agosto, el índice general de precios al consumidor creció un 0.12 por ciento, menos que el 0.17 por ciento esperado por analistas.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, creció un 0.12 por ciento, que se compara con un 0.15 por ciento pronosticado por los especialistas, con lo que la tasa anual se ubicó en un 2.29 por ciento.

En el periodo, los precios de las mercancías aumentaron un 0.27 por ciento, mientras que los de servicios cayeron un 0.01 por ciento.

Los productos agropecuarios anotaron una baja de un 0.14 por ciento, mientras que los precios de la energía y de tarifas autorizadas por el Gobierno se elevaron un 0.24 por ciento, dijo el INEGI.

El banco central de México estima que la inflación se mantendrá debajo de su meta del 3.0 por ciento durante el resto del año en medio de un tenue crecimiento económico de entre un 1.7 y un 2.5 por ciento.

La entidad ha mantenido su tasa de interés referencial en un mínimo histórico del 3 por ciento desde junio de 2014 y está atenta de las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se espera que aumente sus tipos este año.

No obstante, el banco central mexicano ha dicho que podría aumentar su tasa referencial en cualquier momento para defender a la moneda, que se ha depreciado cerca de un 30 por ciento en los últimos 12 meses. 

Relacionadas

Comentarios