HistoriasMicrositio

Los mercados están frente a otra semana del terror

Sabíamos que las semanas previas al alza de tasas en EU iban a ser difíciles, pero se están convirtiendo en un escenario de crisis que no pueden combatirse.

24-08-2015, 7:20:39 AM
Los mercados están frente a otra semana del terror
Jorge Arturo Monjarás, editor de Finanzas

La caída adicional de 3.8% en la cotización del peso contra el dólar la semana pasada fue una de las más pronunciadas de nuestra reciente tendencia a la baja, equiparable sólo a los momentos previos a la instauración de las subastas por el Banco de México en marzo pasado, o a su endurecimiento, semanas después. Desgraciadamente, a juzgar por cómo están amaneciendo los mercados del mundo, parece que hay ganas de una mayor depreciación.

El mercado spot del dólar amaneció bien plantado por arriba de los 17 pesos, específicamente en 17.09. Esto se traduce en que estaremos llegando a los 17.40 en ventanilla. El movimiento durante la madrugada es una prueba más de que las presiones no vienen desde dentro, sino de un mercado mucho más profundo, global, que no se puede combatir eficazmente desde México.

La caída en los mercados asiáticos va a continuar, luego de que la bolsa de Shanghai bajó 8.46% adicional, al probarse inútil la intervención de los mercados por parte del gobierno chino. Eso sí lo anticipábamos por cierto. Con esta caída, la bolsa china lleva a acumulada una pérdida de 38% y ha perdido todo lo ganado en el año. El detonante, hay que recordar es que el crecimiento para este año se proyecta a “apenas” 6.4% en lugar del 7 proyectado.

El caso es que, como el viernes, todas las bolsas están de rojo de nuevo, incluyendo a la mexicana. Pero además está el tema del petróleo, en donde el exceso de oferta está llevando al Brent por debajo de los 46 dólares y al WTI a precios menores a 40.

Y para colmo, hubo un intercambio de disparos entre Corea del Norte y Corea del Sur, como si necesitáramos más.

Sabíamos que las semanas previas al alza de tasas en Estados Unidos iban a ser difíciles, pero realmente se están convirtiendo en un escenario de crisis que no tiene forma de combatirse. Lo que le quedaría al Banco de México sería subir las tasas antes, como último recurso, pero no parece posible que un cuarto de punto solucione esta enorme tendencia global.

Te recomendamos leer: ¿Es momento de que México suba su tasa de interés?

¿A nosotros qué nos queda? Esperar a que baje la polvareda. A veces los mercados se regresan un poco, después de una especulación tan pronunciada. Sin embargo, no parece el caso en este momento.

Curiosamente, el otro efecto que puede tener todo esto es el aplazamiento del alza de tasas esperado para septiembre. Sabemos que definitivamente no se cumplirá uno de sus requisitos para ello: la inflación de 2%, cortesía de los precios del petróleo.

¿Sufrirán las exportaciones estadounidenses por toda esta apreciación de su moneda? Es de esperarse, pero no de forma muy severa, porque sus ventas a Europa no están tan afectadas.

Relacionadas

Comentarios