HistoriasMicrositio

6 consejos para maximizar el uso de tu guardarropa

De todo tu guardarropa, está comprobado que sólo usas el 20% y que el 80% queda relegado. ¿Cómo aprovechar al máximo tu inversión?

14-08-2015, 11:09:32 AM
6 consejos para maximizar el uso de tu guardarropa
David Navarro, Imagen Excellence

De todo tu guardarropa, está comprobado que sólo usas el 20% y que el 80% queda relegado (porque ya no te gustó como se te ve, pasó de moda, cambiaste de ambiente profesional, de clima, o modificaste tu talla). Si cuantificaras todo el dinero que gastaste en la ropa que ya no usas te darías cuenta de algo: es importante encontrar una manera para rescatar parte de esa inversión y darle uso.

Hoy te daré 6 consejos para maximizar el uso de tu guardarropa:

Hombres

1) Reordena tus camisas

a) Divide tu clóset en secciones y separa las camisas formales de las casuales. Así te será más fácil elegir cada mañana la que decidas usar.
b) Todas aquellas que ya no te quedan porque ya no te cierran, diles adiós.
c) Aquellas que te ajustan bien en los hombros y estómago, pero ya no te cierran en el cuello, conviértelas en camisas para usarse sin corbata y pásalas a la sección nueva que hiciste para ese tipo de camisas.
d) Las camisas con cuello y puños desgastados, elimínalas sin piedad. Nada daña más tu imagen que usar una camisa vieja o con daños causados por el uso, con un buen traje.

2) Reordena tus corbatas

¿Por qué es necesario? Porque seguramente las tienes colgadas como listones en ganchos dentro de tu clóset. Esto no te conviene, pues caes en usar las mismas de siempre, con la misma camisa y traje. ¿Y el resto cuándo las usas? Nunca.

a) Lo primero que debes de hacer es una limpieza de inventario, separando las corbatas que ya pasaron de moda y no volverás a ponerte, desechar las que te regalaron y jamás te gustaron.
b) Las que se hayan salvado será porque cumple con estas condiciones: 1) están en buen estado 2) son modernas 3) expresan tu estilo.
c) Acto seguido elige un cajón de tu tocador o clóset que destines exclusivamente para guardar enrolladas las corbatas (como las has visto exhibidas en los aparadores de las tiendas), si las ordenas por gama de colores (las azules, rojas, lilas, etc.) cada vez que desees elegir una te será más fácil hacer mejores y hasta nuevas combinaciones.

3) Reordena tu ropa casual

Si tienes mezclada tu ropa formal y casual en un mismo bloque de tu armario usarás menos ropa. Separa jeans y pantalones de algodón de los pantalones de vestir, haz lo mismo con los zapatos casuales y formales, así como con las chamarras, sacos deportivos y suéteres.

Mujeres

1) Reordena tus zapatos y sácalos de las cajas

Los zapatos transforman la imagen de cualquier mujer. Lo sabes, pero has caído en la tentación de cuidar tanto tus zapatos que los mantienes en cajas tan bien guardados que no los usas, convirtiéndose en un gasto. Cada mañana el tiempo juega en tu contra y terminas por usar los mismos pares de cada semana.

Sácalos de las cajas y ordénalos por códigos de vestimenta (y si eres de las que tiene muchos pares, acómodalos por color en una zapatera o destínale una sección exclusiva en tu armario). Créeme harás combinaciones más versátiles y darás uso a tus pares olvidados.

a) Los zapatos formales (los cerrados y de tacón)
b) Los casuales de negocios (los semiabiertos y de tacón)
c) Los casuales (flats, sandalias, suecos, botines, etc.)

2) Coloca tus accesorios en un alhajero o un lugar visible

El mismo asunto que los zapatos pasa con tus accesorios: si los guardas en un cajón sin orden, se enredan, se pierden los pares y cada mañana te vuelves a poner los que dejaste a la mano. Lo que debes hacer es comprar un alhajero y manténlo en el lugar en donde te arreglas. Usarás más tus accesorios, los combinarás mejor y mejorarás tu estilo.

3) Separa la ropa formal y casual; luego por colores

¿Cómo vas a poder usar más de tu guardarropa si todo está revuelto? Separa, al mismo tiempo que analizas si debes conservar cada prenda o desecharla, tu ropa formal para ir a trabajar y la ropa casual para el fin de semana. En este ejercicio contempla:

a) Blusas
b) Pantalones de vestir
c) Faldas formales
d) Vestidos ejecutivos
e) Sacos y suéteres
f) Blusas y camisas casuales
g) Jeans
h) Faldas casuales
i) Vestidos casuales
j) Chamarras

Una vez que hayas separado y decidido qué prendas deben irse (aquellas desgastadas, talla incorrecta, rotas, pasadas de moda, etc.) también ordénalas por color y toma nota de los colores que no tienes. Agrégalos en tus próximas compras.

Para que tu guardarropa deje de convertirse en un gasto es necesario realizar estos detalles, que si bien al principio te dará un poco de flojera a la larga te dará grandes beneficios y te ayudará a maximizar toda la inversión que has hecho desde años atrás.

Haz de tu imagen una herramienta de Éxito.

Nos leemos pronto. Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen Excellence. Cuenta con más de 11 años de experiencia, en los cuales ha capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar en público.

Relacionadas

Comentarios