'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Zona euro se desacelera en medio de riesgos por China

El crecimiento económico de la región se ralentizó en el 2T debido a que Francia se estancó e Italia perdió impulso, por el incierto panorama global.

14-08-2015, 8:13:37 AM
Zona euro se desacelera en medio de riesgos por China
Reuters

El crecimiento económico de la zona euro se ralentizó en el segundo trimestre debido a que Francia se estancó e Italia perdió impulso, luego de que el bloque se viera afectado por el incierto panorama global que incluso está debilitando la inversión en Alemania.

El crecimiento en el área monetaria de 19 naciones se desaceleró a 0,3 por ciento, incumpliendo las expectativas de una expansión trimestral de 0,4 por ciento que habría estado a la par con la lectura de los tres primeros meses del año.

La expansión relativamente magra se produjo pese al fuerte estímulo monetario que está aplicando el Banco Central Europeo (BCE) y a la debilidad del euro, que está ayudando a los exportadores.

Un sondeo de Reuters publicado el jueves determinó que los economistas esperan un crecimiento promedio de 0,4 por ciento por trimestre en la zona euro hasta fines del año.

“El impacto de un crecimiento menor en China posiblemente será opacado por la robusta demanda de Estados Unidos y Gran Bretaña“, dijo Holger Schmieding del Banco Berenberg, que prevé una expansión del 0,3 por ciento en el tercer trimestre y de 0,4 por ciento en el cuarto periodo del año.

En Alemania, la mayor economía del bloque, el crecimiento se aceleró levemente a 0,4 por ciento en el segundo trimestre, desde un 0,3 por ciento en el primer periodo, aunque la medición estuvo por debajo de las expectativas de una expansión de 0,5 por ciento, dado que la debilidad de la inversión fue un lastre para la actividad económica.

Devaluación del yuan pega al euro

Las lecturas de crecimiento de la zona euro fueron reveladas el viernes, un día después de que las minutas de la última reunión del BCE mostraran que la entidad está preocupada por la volatilidad de los mercados chinos, que podrían tener un impacto mayor al previsto sobre la zona euro.

China ha reportado débiles datos económicos. La decisión del país el martes de devaluar su moneda, recortando su rango de referencia en el tipo de cambio en un 2 por ciento, también generó temores de una “guerra de divisas”, poniendo nerviosos a los mercados globales.  

En otro dato divulgado el viernes, la inflación de la zona euro a tasa interanual se mantuvo estable en julio, indicó Eurostat. El reporte oficial indicó que los precios al consumidor en el área euro subieron un 0,2 por ciento el mes pasado, una tasa similar a la registrada en junio.

En la comparación mensual, los precios bajaron un 0,6 por ciento en julio, principalmente por un descenso en los valores de la energía y la leche, el queso y los huevos. Eurostat dijo que los restaurantes y cafés, el tabaco y los alquileres tuvieron el impacto al alza más alto.

El factor euro

La agencia federal de estadísticas de Alemana dijo que las cifras del viernes apuntan a una debilidad de la inversión y a un declive de los inventarios que pesaron sobre el crecimiento del segundo trimestre, aunque la depreciación del euro apuntaló a las exportaciones.

El euro sufrió un fuerte descenso a inicios del año y perdió más de un 8 por ciento entre enero y marzo. La moneda única del bloque logró recuperar cierto terreno en el segundo trimestre, subiendo apenas un 2 por ciento, pero frente a inicios del año marca un retroceso de 6 por ciento.

Francia se estanca

En Francia, la segunda mayor economía del bloque, un fuerte avance de las exportaciones no fue lo suficiente para compensar por el efecto del reducido gasto del consumidor y los cambios en los inventarios. La expansión francesa quedó estancada después del sólido primer trimestre.

El BCE ha descrito la recuperación de la zona euro como un proceso moderado y gradual, una tendencia que de todas formas considera “desalentadora”, y dijo que el alza de las tasas de interés en Estados Unidos podría retrasar el repunte.

La economía italiana creció 0,2 por ciento en el segundo trimestre tras la expansión de 0,3 por ciento en el primer periodo, lo que indica que la tímida recuperación de tres años de recesión perdió fuerza.  

Relacionadas

Comentarios