'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Análisis económico: ‘Primero subsiste, luego prospera’

Después de una semana tan álgida, analistas señalan que estamos en un nubarrón y es momento de proteger las finanzas personales, y no arriesgar.

14-08-2015, 7:05:44 AM
Análisis económico: ‘Primero subsiste, luego prospera’
Javier Rodríguez Labastida

Eduardo Monroy Cárdenas, quien fuera dueño de la empresa de pastas La moderna, vivió todas las crisis económicas del país. En las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000, y siempre tuvo la misma respuesta: “Todas las épocas son difíciles, pero no hay crisis que toleren un trabajo arduo y épico”.

Los dichos de Monroy Cárdenas pueden ser un recordatorio para las empresas y personas que caen en pánico ante los anuncios económicos que se han dado en los últimos meses, y sobre todo en la última semana, en la que se devaluó la moneda china y el Banco de México realizó su cuarto reajuste en el pronóstico de crecimiento para 2015.

El empresario falleció a los 88 años en 2014 y dejó a su empresa como la número uno en el mercado de pastas en México; con presencia en Estados Unidos, Centroamérica y Colombia, y ante una nueva crisis que nubla el panorama de la economía mundial.

“Las empresas deberán tomar en cuenta que las condiciones económicas para el próximo año serán más duras que este. Deben buscar cómo ser más eficientes en los manejos de sus recursos, en sus gastos, buscando atraer nuevos clientes dentro y fuera de México, hacer sinergias y buscar ahorros. Primero subsistir y después prosperar”, dice Oliver Ambía, director de Departamento del Finanzas del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Las condiciones de los jugadores más importantes siguen lúgubres: Europa mantiene sus problemas para salir de la crisis, China está dejando de crecer a los ritmos que lo hacía hasta el año pasado, y México tiene muchos problemas que no ha podido resolver.

¿Cómo me afecta la devaluación del yuan?

El Banco Popular de China hizo varios ajustes en el tipo de cambio spot para el yuan, con una serie de devaluaciones que sorprendieron a los mercados desde el inicio de semana. La decisión afectó a varios países y al ser el segundo socio comercial de México, también se esperan afectaciones para los empresarios locales.

“Para aquellos que tienen muchas transacciones con China o internacionales, puede ser que ahora tengan un beneficio o una incomodidad, pero si tienen una actividad preponderantemente doméstica no va a tener una afectación tan notable”, dice Ambía en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Si tienes una empresa que importa mercancía de China con frecuencia, posiblemente sea un beneficio porque vas a poder conseguir los artículos más baratos. Sin embargo, puede perjudicar a tu compañía si buscas colocar productos en el mercado europeo o el estadounidense y uno o varios de tus competidores son chinos, pues los cambios económicos te ubican en una una posición muy desventajosa.

Te recomendamos leer: ¿Qué gana México con la devaluación del yuan?

Te preguntarás entonces si es buen momento para hacer negocios con los chinos. Los analistas te responden que depende del producto que quieras comercializar: “Todo depende de en qué lógica lo van a hacer. Si están haciendo las compras directas peso-yuan es viable, pero si van a ocupar pesos para comprar dólares y dólares para comprar yuanes, ahí deben tener mucho cuidado porque en esa transacción pueden perder dinero”, señala Adolfo Laborde, investigador del departamento de Relaciones internacionales del Tec de Monterrey, campus Santa Fe.

Es muy posible que existan nuevas ofertas porque, ante la devaluación del yuan, el dólar va a tener mayor opción de compra, pero también eso puede generar compras no planeadas y por lo tanto problemas internos en la compañía.

“Es buen momento siempre y cuando sea una estrategia a mediano plazo. Hay que tomar en cuenta la economía internacional, pues se te puede crear un stock y crear un problema de inventarios”, agrega Laborde.

¿Habrá aumento de precios?

Este jueves, por cuarto trimestre consecutivo, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) recortó su pronóstico de crecimiento del PIB para el cierre de 2015, entre 1.7  y 2.5 por ciento, de un intervalo de 2.0 a 3.0 por ciento.

“La decisión de Banxico es un registro de lo que está ocurriendo. Las cosas no van tan bien como nos gustaría y por eso siguen bajando las expectativas para 2015, y posiblemente van a bajar las del próximo año”, dice Oliver Ambía. Hasta el momento, Banxico mantiene el rango de crecimiento de 2016 entre 2.5 y 3.5 por ciento.

De acuerdo con los analistas consultados, el reajuste del Banco de México refleja el pesimismo en muchos sectores económicos, un desánimo generalizado, un consumo que no crece, una productividad que no prospera y el reconocimiento de que la economía mexicana no tiene una estructura sólida.

Te recomendamos leer: Fortaleza del dólar, ¿a qué empresas no favorece?

La iniciativa privada ha dado señales de un posible aumento de precios, pues aunque la volatilidad económica en el peso mexicano ha dependido de factores externos como la caída del petróleo y las crisis de otros países, lo cierto es que esta volatilidad ya se ha mantenido por varios meses.

“Todos aquellos que tengan que hacer importación de artículos, bienes o insumos intermedios o finales en dólares pueden aguantar un trimestre o cuatrimestre sin tocar el precio ante un periodo muy volátil, pero después de eso es muy difícil”, asegura el director del Departamento de Finanzas del Tec de Monterrey.

Preparen los paraguas

En estos momentos es cuando tienes que aplicar lo mejor de tu inteligencia emocional, pues te puede jugar malas pasadas después de una semana tan álgida.

“Cuando estás literalmente apanicado tomar decisiones es lo peor que puedes hacer. Reaccionar de manera impulsiva como comprar dólares o endeudarte con tu hipoteca sin tener un fundamento objetivo a la postre termina siendo una decisión funesta”, señala Ambía.

De acuerdo con el analista, el escenario es adverso, pero debe medirse en una justa dimensión y la recomendación principal es ser cauteloso en las decisiones financieras que pueden afectar tus finanzas personales.

De entrada, sugiere comenzar por cambiar y tener hábitos financieros sanos, además de evitar compras de oportunidad o pánico. Si el pronóstico de esta semana fue la formación de una tormenta, la siguiente semana puede ser el inicio de ella, pero al final, señala Ambía, es importante protegerse durante el mal tiempo, y estar conscientes que después el tiempo será  mejor, como señaló en varias ocasiones el empresario Eduardo Monroy Cárdenas.

Relacionadas

Comentarios