'; Alto Nivel
HistoriasMarketing

Sharing economy: 6 razones para cambiar al consumo

Airbnb trabaja bajo el modelo de economía colaborativa y es una de las startups top a nivel mundial, ¿cómo cambian al consumidor?

11-08-2015, 8:51:01 AM
Sharing economy: 6 razones para cambiar al consumo
Alejandro Medina González

En medio de mundo con cada vez más tecnología, desarrollo e innovación, una de las prácticas más antiguas de la historia del hombre, el trueque, está volviendo a marcar a nuestras sociedades a través de un modelo de negocios cada día más popular: la economía colaborativa.

Gracias a este sistema de trabajo han nacido startups de gran tamaño y valor como Uber, Cabify, Airbnb, Lyft o Fon, que no consiguieron consolidarse, sino lograr que las personas cambiaran la forma en que consumen.

Te recomendamos leer: Uber y las 4 startups mejor valuadas

Bajo este modelo, las personas adquieren productos o servicios por necesidad pero también para conseguir una serie de beneficios importantes que las compañías tradicionales se olvidaron de ofrecer, asegura Jordi Torres, Gerente General de Airbnb para América Latina. La economía colaborativa implica generar riqueza de manera eficiente, utilizando activos existentes para crear un ecosistema que puedan aprovechar todos.

De esta manera, el trueque entre personas vuelve a estar vigente, apoyado en gran medida por el componente digital, un elemento básico para el éxito de todas las compañías mencionadas anteriormente.

Te recomendamos leer: Sharing economy, ideas que con poco hacen mucho

Las bases de Airbnb

Airbnb es definitivamente una de las compañías que mayor provecho ha sacado del concepto de economía colaborativa. Se trata de una firma con siete años de vida, cuyo valor asciende hoy a más de 25,500 millones de dólares (mdd) y que está presente en 190 países y 34 mil ciudades.

Su objetivo principal es ofrecer a través de su página web, un catálogo de alternativas de alojamiento para los miles de viajeros que todos los días recorren el mundo, mismas que no son propiedad de ellos, sino de un sinnúmero de personas que todos los días entran a su sitio para colocar sus propiedades en alquiler.

La compañía llegó a México en 2013 y actualmente acumula cerca de 19 mil propiedades registradas de manera orgánica, de entre las cuales los viajeros pueden elegir dependiendo de sus requerimientos y necesidades.

El plus de la empresa recae en que no sólo ella obtiene ganancias, sino que también lo hacen y en mucha mayor cantidad aquellos que abren las puertas de sus propiedades. Así, en un caso hipotético, si una persona decide ofertar una de sus habitaciones en 100 pesos, 97 van directos a su bolsillo, 3 más a transacciones bancarias y 9 a Airbnb. El viajero paga 109 pesos.

“El modelo de economía colaborativa bajo el cual trabaja Airbnb utiliza a emprendedores de todo el mundo para impulsar su negocio, nosotros no poseemos ninguna propiedad, sino que somos el puente a través del cual unimos a los viajeros con el alojamiento”, explica Torres en entrevista con AltoNivel.com.mx.

El ejecutivo sostiene que esta es precisamente la esencia del modelo de negocios que tanto impacto está consiguiendo, el funcionar a través de la gente, de sus aportaciones, que permiten crear un círculo virtuoso que es benéfico tanto para la compañía, como para los colaboradores y usuarios.

Te recomendamos leer: Un Uber a 5 minutos de cada usuario, su nuevo reto

Cambiando al consumo

Pero, ¿qué beneficios son exactamente los que las compañías con este modelo de negocios están ofreciendo para cambiar al típico consumo? Jordi Torres sostiene que son seis puntos claves los que impulsando en concreto la economía colaborativa.

1.- Adiós a la propiedad, bienvenido el acceso

Con este tipo de servicios ya no se necesita volverse dueño de algo para poder tener acceso a él, a las personas lo que les interesa ahora es poder utilizar por un momento un servicio o producto como si fuera propio y sacarle provecho para después devolverlo. Eso es lo que pasa con las propiedad de Airbnb, las personas las usan y después las regresan.

Uber es otro caso. Si tu auto está parado, lo ‘prestas’ o lo pones a trabajar para otros que lo necesitan.

Estos negocios están impulsados por la generación millennial. De acuerdo con el estudio “The Sharing Economy”, elaborado por PWC, un 57% de ellos prioriza el acceso a un bien por encima de su propiedad.

2.- Ingresos económicos a comunidades

El modelo de economía colaborativa está permitiendo que un gran número de familias refuercen sus ingresos económicos con las alternativas que presentan las distintas compañías que están en este nicho. En el caso de Airbnb son las propiedades, en el Uber los autos y en el de Fon, la conexión al WiFi.

Uno de los grupos demográficos que más se ha apoyado del modelo de Airbnb es el de los adultos mayores. Un 49% de ellos decidió subir sus propiedad a la plataforma con el objetivo de mejorar su situación financiera. Para un 5% esta es su única entrada de capital.

También te puede interesar: Cabify y sus propuestas ambientales para la vialidad

3.- Dimensión humana y contacto

La mayoría de las personas que ha decidido utilizar Airbnb en alguno de sus viajes asegura que uno de los mayores beneficios que recibió fue el contacto con la gente local que los recibió, quien no sólo les dio alojamiento, sino que también los orientó durante su estancia y estrechó lazos.

Este fenómeno no es exclusivo de la compañía de alojamiento, sino también en casos como el Uber, donde las personas suelen ver a su conductor como un aliado estratégico para poder mejorar su movilidad.

4.- Variedad de costos, variedad de gustos

Jordi Torres asegura que este tipo de plataformas no son “low cost”, como muchos piensan, sino que su principal actractivo está en el hecho de que se ajustan a las necesidades que tiene cada persona.

En Airbnb, por ejemplo, se pueden encontrar habitaciones sencillas y baratas para personas que únicamente están buscando un lugar donde dormir, pero también están opciones muy solicitadas de casas con todo tipo de servicios a precios mucho más elevados. Con esto las personas no tienen que cuadrarse a una única opción, sino que tienen varias.

En el caso de Uber tienes el servicio normal y el servicio Uber Black con tarifas más altas pero con autos de mayor lujo.

5.- Seguridad y confianza

Las empresas que trabajan bajo este modelo de negocios lo hacen de forma importante para cubrir dos requerimientos importantes que tiene la gente: la seguridad y la confianza. La mayoría cuenta con candados que evitan tener problemas con los prestadores del servicio y los pagos.

Los dos mayores casos de éxito en este sentido, Airbnb y Uber, cuentan inclusive con sistemas de recomendaciones que permiten a la gente saber cuál fue la experiencia que tuvieron otras personas con los servicios.

Te recomendamos leer: 5 claves para un modelo de negocio actual

6.- Flexibilidad total

Finalmente, estas empresas se han vuelto muy populares porque no se requiere de la compra de ningún tipo de credencial o anualidad para obtener su servicio, sino que se puede tener en el momento que sea y a la hora en que se requiera.

Esto aplica tanto para los usuarios como para los prestadores del servicio, ellos deciden cuando quieren abrir las puertas de su casa para recibir visitantes o cuando cerrarlas, sin que exista ningún compromiso de por medio.

¿Alguna vez has utilizado el servicio de Airbnb? ¿Qué te parece el boom que están registrando este tipo de empresas? ¿Cuáles son las cosas que más te gustan de ellas?

Relacionadas

Comentarios