HistoriasMicrositio

¿Defender al peso o no? Esta semana lo veremos

Estos días se verá si la cotización peso/dólar se va a un descanso o siguen las presiones; y si hay dinero que alcance para detener una mayor devaluación.

03-08-2015, 9:59:57 AM
¿Defender al peso o no? Esta semana lo veremos
Jorge Monjarás, editor de Finanzas

Las nuevas medidas de la Comisión de Cambios parecieron surtir efecto el viernes pasado, al regresar la cotización del dólar de casi 16.80 a niveles inferiores a 16.40.

Dice el comunicado que quisieron “reducir la probabilidad de que presiones adicionales pudiesen perturbar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario nacional”. Al observar lo que pasaba con el dólar spot el viernes, podríamos opinar que el tipo de cambio estaba a punto de perder cualquier parecido con un funcionamiento ordenado. Más bien, parecía una fiesta de especulación.

Te recomendamos leer: Innecesaria e insuficiente la medida cambiaria

La medida había sido solicitada por Concamin, organización que se declaró nerviosa por el incremento en los costos que la depreciación le significa a algunos de sus afiliados que dependen de partes importadas. Sin embargo, el gobierno se echó en contra a quienes piensan que la variable del tipo de cambio debe quedar completamente libre, sin este tipo de intervenciones para “proveer liquidez”. Como dijimos, el viernes, de todas maneras les iban a chiflar.

La verdad, ante reclamos de ortodoxia no queda más que voltear a ver a los países desarrollados, que han hecho verdaderas intervenciones de sus economías, empezando por el Quantitative Easying en Estados Unidos y ahora en Europa. No porque esté bien, sino porque ello podría estarlos poniendo en ventaja con respecto de nosotros.

El caso es que el aumento de 52 a 200 mdd en las subastas diarias sin precio mínimo sí detuvo en seco un alza que parecía estampida el viernes pasado. Por supuesto, implica que el país verá una baja en sus reservas internacionales de aquí a por lo menos el 30 de septiembre, que es la primera fecha límite que establece el comunicado. Grosso modo estaríamos hablando de un costo de 8,000 mdd, menos las entradas por exportaciones. Hay quien habla de unos 4,000 mdd, que ciertamente no son una fracción relevante en las reservas.

Lo que inquietó, y ya lo habían predicho los expertos que hemos consultado, es que el mercado cambiario es mucho más profundo de lo que puede prevenir cualquier país. Si estos meses de subastas (desde el 11 de marzo), la demanda de dólares promedió 134.43 millones de dólares al día y sólo 13 veces pasó de 200 mdd, el viernes pasado llegó a 456 mdd, más de dos veces lo subastado. Es decir, si el mercado se propone demandar dólares no habría mecanismo capaz de detenerlo.

Dicho esto, el mercado también funciona con expectativas y la Comisión de Cambios le dio un reglazo en la mano a quienes querían ir muy rápido. También, hay que tomar en cuenta que el flujo de inversión extranjera en cartera no tenía ningún indicio de ser negativo hasta junio. Es decir, los inversionistas no están saliendo del país, y muchos están optando por quedarse en el largo plazo.

En contra hay otro factor: el precio del petróleo se enfilaba para otra mala semana, de remates por sobreinventario, con el West Texas en 46 dólares. Nuestra mezcla se sitúa por debajo de este precio. Los analistas nos dicen que, en efecto, hay una correlación directa entre los precios del petróleo y la valuación del peso mexicano.

Así que esta semana es la verdadera prueba para ver si la cotización peso/dólar se va a un descanso o siguen las presiones.

Relacionadas

Comentarios