HistoriasManagement

Liderazgo restrictivo: viejo estilo que carcome equipos

Si piensas que ‘un líder autoritario es efectivo en sus resultados’ y que ‘vas a trabajar, no a hacer amigos’, entonces puedes estar cometiendo un grave error.

28-07-2015, 2:52:49 PM
Liderazgo restrictivo: viejo estilo que carcome equipos
Antonio Piñón, Go Business, Human Capital Estrategies.

Los roles de liderazgo conllevan una responsabilidad de tiempo completo. Bien lo saben los CEO, sin embargo, no hablamos solamente del compromiso con los resultados y el desarrollo de una organización, sino también de aquellas que se relacionan con el apego y con las personas para cumplir la tarea de generar una cultura en donde las relaciones favorables sean un factor clave.

Y es que el término líder tiene muchas definiciones pero hoy comparto dos: “Es alguien que ocupa una posición en un grupo, influye en otros de acuerdo a las expectativas que tiene su rol y coordina y dirige al equipo para alcanzar los objetivos”, de La de Raven Rubín; y el concepto de un Líder Responsable definido como “alguien que crea una cultura de inclusión construida sobre una base sólida de ética”, de Pless y Mark.

Frente a estos conceptos el gran reto hoy en día, tanto para el CEO como para el primer nivel de la organización, es consolidar una Cultura Organizacional que tenga como pilar un modelo sano de relaciones entre sus miembros, con un marco ético congruente y en favor de las personas y los resultados. Pero para lograrlo es importante romper con algunos paradigmas.

1.- “Un líder autoritario es efectivo en sus resultados”
2: “Vengo a trabajar, no a hacer amigos”

Muchos líderes aprendieron y asumieron el valor del liderazgo con métodos restrictivos y de poco interés en las personas. Se han mantenido apegados a la creencia de que los resultados sólo se logran mediante comportamientos  “duros”, “severos”, “explosivos”.

En diversas encuestas, focus groups, estudios y evaluaciones que integran algunas escalas relacionadas al liderazgo, es común encontrar que el personal encuentra desfavorable este tipo de estilos por estas conductas:

a. El involucramiento del líder con el equipo es limitado y ocurre con mayor frecuencia cuando hay la presencia de conflictos.

b. Pone poca atención e interés en las formas de cortesía (por ejemplo, en el saludo o la solicitud de tareas).

c. Le falta de claridad en el planteamiento y explicación de objetivos.

d. Aplica una supervisión excesiva o nula.

e. Hay ausencia de retroalimentación de manera programada y formal.

f. Presenta baja tolerancia ante fallas, errores y desviaciones.

g. Tiene reacciones explosivas, en ocasiones acompañadas de insultos, gritos y comentarios despectivos. 

3 consecuencias del liderazgo restrictivo

Pero… ¿realmente genera resultados este estilo de liderazgo? Posiblemente en el pasado, el modelo de liderazgo “duro” resultaba aparentemente más funcional. Definitivamente, hoy día es ampliamente inconveniente mantener apego a este estilo de dirección.

El talento huye

Por ejemplo, un ejecutivo de primer nivel y calificado no soportará por mucho tiempo este tipo de relación. El talento valioso saldrá en busca de nuevas oportunidades en la primera oportunidad. Los altos ejecutivos bien saben el alto costo y trabajo que en muchas ocasiones representa el atraer talento. Siempre es mejor retenerlo.

Falta de compromiso

La gente hará tal vez lo que se le solicite, pero con baja inercia; es decir con un alcance dentro de lo mínimo esperado (cumplimiento), sin aportaciones de valor y sin un afán de proteger los intereses del negocio (como ahorrar y cuidar recursos, ofrecer tiempo extra a sus tareas, aportar ideas novedosas y valiosas. Igual que en cualquier otra relación, la gente responderá en función de lo que reciba.

Falta de visión en la organización

Un estilo “severo” provoca distancia con la gente y por ende una ausencia de información que puede tener altos costos en riesgos, procesos, clientes, recursos, incidencias y cualquier tema que detectado de modo preventivo podría tratarse con impactos mínimos.

Los resultados

Un líder responsable atrae y retiene capital humano que actúa bajo el mismo orden de relaciones sanas y productivas. Un líder “autoritario” es un imán para personas que sólo obedecen, ejecutan e invierten sus energías más en sobrellevar la relación que en propuestas de valor. Así de simple.

Más tarde te presentaremos el caso de uno de mis clientes a quien por razones de ética llamaré el “Sr. M”, un ejemplo de las conductas y buenas prácticas del líder responsable.

Hasta ahora, ¿cómo lidias con el liderazgo autoritario? ¿Cómo lo vives?El autor es socio consultor de la firma GO BUSINESS, HUMAN CAPITAL STRATEGIES, empresa dedicada al desarrollo de diagnósticos y herramientas para la gestión organizacional y el desarrollo de competencias. Puedes contactarlo en @GO_BUSINESS_

 

Relacionadas

Comentarios