HistoriasMicrositio

¿Por qué la Ronda Uno tuvo un mal comienzo?

Esta primera licitación de campos de hidrocarburos tuvo un muy mal arranque; solo 2 de los 14 bloques fueron asignados. ¿No eran tan atractivos?

16-07-2015, 1:05:12 AM
¿Por qué la Ronda Uno tuvo un mal comienzo?
Por Jorge Arturo Monjarás, Editor de Finanzas de Alto Nivel

¿Tú sabías que la primera licitación de la Ronda Uno era la menos atractiva de las cinco programadas? Pues eso fue lo que dijo el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Juan Carlos Zepeda, para explicar una licitación que, tuvo que aceptar, quedó por debajo de sus expectativas. Así, más o menos, se aventó una explicación parecida el senador priísta David Penchyna a pregunta de los reporteros. Así que ya sabes, las siguientes licitaciones son las meras buenas. Entonces ¿que fue ésta? ¿un ensayo? Nos hubieran dicho para no hacerle mucho caso.

Que uno supiera, por malos que fueran los 14 contratos, se trata de exploración y extracción en aguas someras, apenas fuera de las costas de Veracruz, Tabasco y Campeche, los cuales son trabajos más baratos y sencillos. El monto mínimo que exigió el Estado mexicano de la utilidad (entre 25 y 40%) pudo ser un factor que desalentó a muchos, ya que de 25 anotados, sólo nueve empresas o consorcios terminaron participando. Sin embargo, esto se contradice con el hecho de que los únicos dos contratos que sí se asignaron, el 2 y el 7, tenían el mínimo de 40%.

Por el proyecto 1, que se suponía era uno de los más accesibles geográficamente, no pujó nadie; por el 8, que pedía apenas 25% de la utilidad, tampoco. El caso es que desde noviembre se ha estado cantando que la baja de los precios del petróleo podría afectar la Ronda Uno entera, pero nadie hizo caso. Apenas en junio pasado, la propia CNH había flexibilizado algunos términos de la licitación, se supone que para asegurar su éxito. No fue así.

También puedes leer: Licitación en Ronda Uno no cumple expectativas

¿Fue un pésimo momento para licitar con el precio del petróleo otra vez rondando los 50 dólares? ¡Se supondría que no! La naturaleza de largo plazo de la inversión era el argumento. Para cuando comenzaran a extraerse estos barriles, de por si baratos, habrían pasado suficientes años. ¿Dejó Pemex lo menos apetitoso cuando se sirvió zonas como quiso en la Ronda Cero? Es una posiblidad, lo cual pediría una baja de precios. Habrá que esperar la licitación que sigue, para septiembre 30, en donde los protagonistas serán cinco contratos de producción compartida en aguas someras. A ver si estos si llaman la atención de los inversionistas.

También puedes leer: ¿Por qué Pemex no participó en esta fase de Ronda Uno?

Si bien no es un fracaso total, esta primera licitación de la Ronda Uno es un mal comienzo para los planes de atracción de inversión del gobierno. Los 12 proyectos restantes tendrán que licitarse de nuevo en algún otro momento y entendemos que la variable será el precio del petróleo o la utilidad que espera el Estado, para no obtener el mismo resultado. Por lo pronto, el gobierno asegura que no moverá las condiciones de ninguna licitación. Pero pasa el tiempo y se retrasan las inversiones.

La explicación más abyecta de lo acontecido ayer se la lleva López Obrador, quien dijo que las empresas no le entraron por no tener problemas con él y su partido. En fin, este gobierno no ve una.

Sierra Oil

El consorcio ganador de los primeros dos proyectos, cuenta con la participación de una empresa mexicana, Sierra Oil and Gas, dirigida por Ivan Sandrea, venezolano de nacionalidad, pero con largo historial como analista u operador de la industria petrolera en Energy Intelligence Group, en la OPEP, en BP, en la noruega Statoil y un largo etcétera. Sierra Oil a su vez fue creada con el financiamiento de los fondos de inversión privados Riverstone Holdings, que aquí dirige German Cueva y tripula José Salcedo, ex director de Advent, por cierto, así como Encap Investments, de origen texano. El tercer fondo, si bien con bastante menos capital, es Infraestructura Institucional o (I2), una rama que se desprende de Grupo MRP, que no se enfoca en desarrollos comerciales sino en proyectos como carreteras en Michoacán y Chiapas y el hospital regional de alta especialidad de Zumpango. Al frente está José María Zertuche Treviño. El presidente de MRP sigue siendo Jerónimo Gerard.

Teorías conspiratorias en 3, 2, 1…

Relacionadas

Comentarios