HistoriasTecnología

La (R)evolución en la nube

¿Cuál es el papel de las TI en este nuevo proceso de almacenamiento? Conoce las ventajas de contar con cloud computing y su uso empresarial.

28-07-2010, 1:54:55 PM
La (R)evolución en la nube
Eduardo Schvinger, vicepresidente de la unidad de negocios de Cloud Computing de CA para América Latina.

Los beneficios del cloud computing son extremadamente convincentes. Entre otras cosas, las empresas pueden utilizar la nube para el abastecimiento de nuevos servicios en un plazo de apenas una semana o en ciertos casos, en menos de 24 horas. Además de eso, la nube reduce significativamente los costos económicos y posibilita la innovación empresarial con mayor facilidad y menores riesgos.

Sin embargo, el cómputo en la nube también trae nuevos desafíos para las TI. Entre ellas, la proliferación de decisiones equivocadas por parte de administradores de negocios, sin la participación de las TI, lo que puede llevarlo a una mezcla fragmentada de servicios en la nube por toda la empresa. Otro desafío es la resistencia de los profesionales que temen una pérdida de control y de seguridad. Es importante que estos desafíos no impidan a los CIOs la adopción de la nube. Aquellos con buenas experiencias de campo ciertamente recordaran los días en que algunos administradores de TI resistían la migración del mainframe para los sistemas cliente-servidor. Ellos tenían un temor similar respecto a la pérdida de control y de confiabilidad.

Sin embargo, en aquella época como hoy, el valor de la propuesta de una nueva tecnología era simplemente más poderoso para que se resistieran a él. Con la arquitectura cliente-servidor, las empresas podían ofrecer el poder de la tecnología de forma más rápida y económica, si los usuarios eran realmente capaces de aprovechar las nuevas aplicaciones. Así, la revolución cliente-servidor tuvo éxito. La misma cuestión sucede hoy con el cloud computing.

Nuevas nubes

Una revolución está sucediendo en estos momentos. La revolución que modificará completamente la función de las TI en un periodo de tres a cinco años. Hoy, las TI proveen el cómputo que las empresas requieren, usando principalmente sus propios recursos internos. Sin embargo, en no más de dos años, las TI se apoyarán cada vez más en los servicios de infraestructura que puedan obtener de la nube, de forma más ventajosa. Esto significa que las TI estarán primordialmente enfocadas en la optimización de la “cadena de proveedores” y no sólo la administración de un ambiente corporativo propio.

Los administradores de TI requieren empezar a prepararse hoy para esa transformación. Un buen comienzo es tomar la iniciativa. En vez de simplemente permitir que los usuarios implementen aplicaciones en la nube por cuenta propia, los CIO’s pueden anticiparse a las necesidades de la empresa por medio de la oferta de software basado en la nube, siempre que esto represente un ahorro de recursos y de tiempo, simultáneos a una significativa mejora en la experiencia del usuario.

Los CIO’s pueden también abogar de forma genérica por la adopción de la nube, compartiendo historias de éxito sobre efectivas implementaciones ya realizadas. Tales casos deben trazar indicadores específicos de costo-desempeño, calidad, riesgo, agilidad, etc. que fueran sensiblemente mejorados como consecuencia de la opción por la nube.

Los CIO’s deben también responder con firmeza a los rumores que desprecian el cómputo en la nube. Son aquellos que se resisten a la migración los mismos que inician o esparcen tales rumores, que generalmente giran en torno a la seguridad y el desempeño de las aplicaciones en la nube. Para disipar tales preocupaciones, los CIOs pueden explicar el éxito alcanzado por iniciativas como Salesforce.com, Gmail de Google o EC2 de Amazon. Los CIOs deben considerar además la utilización de la virtualización y de otras tecnologías para crear ambientes internos de nube (nube privada) que repliquen las características y los beneficios de los recursos de la nube externa.

Sea cual sea la opción escogida por los administradores de TI, lo importante es que ellos sean proactivos en relación al cloud computing y sus principales mensajes. Los departamentos de TI deben asumir un papel de liderazgo en la promoción y acreditación de la utilización de la nube. La alternativa a eso es un enfoque fragmentado e indisciplinado a la adopción de la nube, que fatalmente terminará por limitar su rendimiento, que aunque sea potencial, es algo muy importante para ser ignorado.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios