'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Papa Francisco esquiva baches y sube de nivel

En el juego Papa Road, el Sumo Pontífice debe eludir los hoyos del centro de Asunción, Paraguay, a donde llegará el próximo 10 de julio.

07-07-2015, 9:09:19 AM
Papa Francisco esquiva baches y sube de nivel
Reuters

Un videojuego en el que el Papa Francisco recorre la capital de Paraguay esquivando baches causó sensación entre los habitantes de Asunción, que se tomaron el mal estado de las calles capitalinas con humor.

En el juego gratuito en línea Papa Road”, el Sumo Pontífice debe eludir los hoyos del centro asunceno en su Papamóvil, con edificios emblemáticos como los del Congreso y la Catedral de fondo.

Si Francisco logra sortear los obstáculos pasará de nivel pero si apenas los esquiva, la figura del intendente asunceno aparecerá en pantalla para decirle “Sigamos”, el eslogan de su campaña de cara a las elecciones municipales de fin de año.

“La idea se inició cuando veíamos que estaban arreglando ciertas calles por las que iba a transitar el Papa y el resto quedaban olvidadas”, dijo uno de sus creadores que se identificó como ‘Progresivjose’, al canal de televisión local Telefuturo.

Los gobiernos municipales renovarán autoridades el 15 de noviembre y el estado de las calles de Asunción ha sido siempre uno de los principales reclamos de los ciudadanos.

Gira por Latam

El Papa llegará a Paraguay el viernes, en la escala final de una gira que lo llevará por Ecuador y Bolivia.

Francisco celebró el lunes su primera misa en Ecuador ante cientos de miles de emocionados fieles, en la que ensalzó el papel de la familia y pidió apoyo en sus esfuerzos por llegar a los católicos que se sienten marginados por la Iglesia.

Después de su arribo el domingo a la capital ecuatoriana, Francisco, de 78 años, viajó a Guayaquil para visitar el santuario de la Divina Misericordia antes de celebrar una misa ante ciento de miles de ecuatorianos.

Fiel a su estilo humilde, el Papa argentino se trasladó en sus recorridos en un pequeño Fiat plateado que llevaba las placas del Estado de la Ciudad del Vaticano, mientras miles de personas se agolpaban en las calles para celebrar con flores, aplausos y gritos su paso.

En Guayaquil la misa concentró a unas 800.000 personas, según cálculos de las autoridades. Muchos de ellos habían esperado acampando desde la noche anterior, cantando y orando.

Relacionadas

Comentarios