HistoriasMicrositio

Hazte una sesión de coaching para tener pasión laboral

¿Sufres de insatisfacción laboral y quieres no encuentras la pasión por lo que haces? Contesta tres preguntas y atraviesa 4 puentes para reinventarte.

03-07-2015, 7:30:28 AM
Hazte una sesión de coaching para tener pasión laboral
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

Cada vez que alguien plantea como tema de la sesión de coaching su insatisfacción laboral, le hago tres preguntas: ¿Qué estudiaste? ¿Para qué eres muy bueno? y ¿A qué podrías dedicarle todo tu tiempo aunque no te pagaran? La primera nos conducirá a su profesión; la segunda a su talento y la tercera a su pasión.

La clave está en saber diferenciarlos y tratar de equilibrarlos lo más posible. No deberíamos de quejarnos por la falta de pasión en nuestro trabajo, cuando únicamente hemos centrado nuestros esfuerzos en conseguir un mejor sueldo, o cuando no hemos aprovechado aquellos dones que nos fueron provistos por naturaleza.

Creo que uno de los mayores problemas para sentir pasión por lo que hacemos es que le damos un sentido mágico, lo atribuimos a la suerte o a una fuerza superior que algún día nos llevará al trabajo de nuestros sueños.

Alguna vez escuche que el amor, más allá de un sentimiento es un acto de voluntad, un trabajo de tiempo completo en el que de manera consciente decides mantener una relación con alguien y luchas por alimentar ese vínculo día a día. Creo que la pasión por el trabajo puede ser un caso similar.

Para experimentar pasión, primero tendríamos que reflexionar sobre aquello que nos mueve y nos hace sentir plenos, para después entrar al terreno de las acciones y hacer que la pasión suceda, sin dejarlo en manos de nadie más. Sólo las nuestras.

A continuación, te dejo algunas preguntas y herramientas que incluiría en una sesión de coaching para alguien que quiere lidiar con la siguiente problemática:

“No me gusta mi trabajo y quiero hacer lo que realmente amo”

1. Planteamiento del quiebre:

Lo primero que necesitamos es entender cómo se relaciona contigo el concepto de pasión. ¿Por qué es importante para ti trabajar este tema? ¿Qué papel juega en tu vida? ¿De qué manera la falta de pasión impacta en tu vida, tus relaciones y tus resultados?

A partir de aquí tendrás más claridad de las respuestas que necesitas encontrar y esclarecer tus objetivos respecto a este tema.

2. Indagación y posibles interpretaciones:

• ¿Cómo llegaste a tu trabajo actual? A partir de esta respuesta es fácil detectar si la persona realmente ha tenido un rol proactivo para construir su carrera profesional o si ha sido más reactivo a las oportunidades que la vida le ha presentado. No hay nada malo en tomar las oportunidades, pero muchas veces necesitamos construirlas para estar en donde queremos estar.

• ¿Qué aspectos te llevaron a decidirte por tu trabajo actual? Aquí podemos descubrir lo que te motivó, si fue por dinero, por comodidad, por influencia de alguien más, porque fue la única opción que tenías enfrente, porque alguien te recomendó, etc.  Así también entenderemos qué tan relacionado está tu trabajo actual con tu pasión y tu misión personal.

• Más allá de la descripción de tu puesto… ¿qué le aporta tu trabajo a la empresa, al equipo y a la sociedad en general?  La idea es entender cómo interpretas tu trabajo y el valor que le das al mismo. Si sientes que más allá de tus funciones básicas, tu labor es importante y le brinda algo a los demás.

3. Intervención:

Una vez que encontraste tus propias respuestas, es tiempo de planear y definir qué acciones puedes emprender para estar en dónde realmente quieres estar o hacer lo que verdaderamente amas.

Quizá en tu reflexión te haya caído el veinte de que lo que haces actualmente tiene el potencial para hacerte sentir pleno y feliz, y que quizá tu forma de verlo es lo que te estaba haciendo sentir insatisfacción.

En su libro ¡Reimagina! Tom Peters propone el desarrollo de Proyectos WOW (asombrosos). Los define como aquellos proyectos que tienen metas y objetivos que inspiran e inspiran a otros. Proyectos que importan; que marcan la diferencia; que te hacen sonreír a ti y a otros; proyectos que resaltan la razón de que estés en la tierra.

En lo personal me gusta el enfoque de proyectos pues simplifica y aterriza un concepto que idealizamos a tal grado que se vuelve efímero y lejano: “el trabajo de mis sueños”.

¿Qué pasaría si mejor te enfocas por apasionarte de tu trabajo real? Peters nos propone una clasificación de los proyectos para medir qué tan cercamos están al factor wow, es decir que tanto nos llenan de emoción y entusiasmo:

1. El trabajo de cada día paga el alquiler.
2. Hago algo valioso.
3. Mi trabajo es tremendamente “cool” y claramente subversivo.
4. Podría cambiar el mundo.

4. Cierre:

¿En qué nivel estás tú? ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente? ¿Qué puedes hacer para convertirlos en proyectos wow? Trabaja en un plan de acción que te lleve al nivel en que deseas estar.

La autora es coach ontológico, especializada en coaching de vida y empresarial. Directora de Cae-el20, empresa de coaching y capacitación. Puedes seguirla en Twitter en su cuenta @March_coach.

Relacionadas

Comentarios