HistoriasNegocios

Los expertos: Grecia pone ‘en jaque’ a la zona euro

Luego de negarse a pagar, Grecia busca desesperadamente lograr un acuerdo con sus acreedores, mientras el eco de su salida de la zona se hace más fuerte.

01-07-2015, 4:59:26 AM
Los expertos: Grecia pone ‘en jaque’ a la zona euro
Javier Rodríguez Labastida

Como tablero de ajedrez, las fichas sobre el tablero europeo
se encuentran en medio de jugadas decisivas para definir su futuro. Las blancas
(Grecia) apostaron a su reina (la economía) para poner en jaque a las negras
(la Unión Europea), que se han reunido en torno al rey (el euro) para
defenderlo a como dé lugar.

Las fichas blancas, comandadas por Alexis Tsipras, se
negaron este martes a realizar el pago
de 1,600 millones de euros que debían al
Fondo Monetario Internacional
y aseguraron que llevarían su postura hasta sus últimas consecuencias,
cuando definan en un referéndum el próximo 5 de julio si aceptan o no las medidas
impuestas por los acreedores.

Sin embargo, en una serie de movimientos que lucen desesperados, Grecia solicitó unas horas después, sin éxito, a los ministros de Finanzas de la zona del euro extender su actual programa de ayuda financiera y evitar el impago. Este miércoles hizo un tercer envío a las instituciones europeas en el que suaviza su postura y acepta varias de las condiciones, no obstante, algunos países de la zona euro han decidido ya no negociar y esperar al resultado del referéndum. La respuesta a esta nueva solicitud la conoceremos en las próximas horas.

Te recomendamos leer: ¿Cuánto y a qué países le debe Grecia?

El referéndum ha sido interpretado por la Unión Europea como
el debate entre un sí o un no de Grecia para continuar en la zona euro, por lo
que de votarse un “no” es previsible la salida de Grecia, un estado
cuyo aporte a la economía de Europa no llega ni al 3 por ciento. De aquí que se
desprendan dos posibles escenarios, según dos académicos especialistas en
economía y relaciones internacionales:

Escenario 1: Grecia fuera de la zona euro

Las probabilidades de una salida de Grecia de la Eurozona en los
próximos 12 meses se encuentran casi al 50%, de acuerdo a la última
encuesta con inversionistas de Sentix. Después de retroceder en mayo, a
un poco menos del 40%, el índice a finales de junio alcanzó el 48%,
frente al cisma entre Grecia y sus acreedores, que parece imposible de
resolverse, señala Alex Brittain, Editor de Bloomberg BRIEF.

Para Jesús Valdés Díaz de Villegas, académico del
Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, este
es el escenario que se está perfilando de acuerdo a las declaraciones del
gobierno de Grecia, sin embargo, advierte que sería de consecuencias
catastróficas para el país.

“Traería consecuencias negativas para Grecia y para los
habitantes, porque será un país al que Europa le va a virar la espalda, no van
a tener recursos ni accesos a los créditos de los mercados internacionales, y
los va a necesitar”, señaló el académico.

La negativa de Grecia acarrearía también un mal momento para
la Unión Europea, pues pondría en duda la funcionalidad del euro y generaría
incertidumbre internacional. La investigadora Ileana Rodríguez Santibañez, directora
del Departamento de Derecho y Relaciones Internacionales del Tecnológico de
Monterrey
, afirma que el haber tenido una economía vinculada a través de otras
19 economías en la eurozona, pondría en jaque muchas de las negociaciones que
tiene.

Hay quienes argumentan a favor de Grecia, que su salida
podría colocar una nueva divisa, que ayudaría a posicionar su economía a través
de productos a bajo costo, pero esto es lejano de la realidad, pues el ajuste
financiero puede tardar meses, de acuerdo con la investigadora.

Te recomendamos leer: ¿En qué consisten los controles de capital en Grecia?

¿Y cuál es el impacto en las economías mundiales?

Ambos académicos coinciden en que las repercusiones
internacionalmente serían a corto plazo. Grecia solo representa el 2.9% de PIB
de la zona euro, por lo que es un país cuya economía no tiene mucha importancia
ante grandes monstruos como Francia, Italia y Alemania.

“El problema griego exhibe la imposibilidad de llegar a una
consolidación de una unión política”: Ileana Rodríguez Santibañez,
investigadora del Tec de Monterrey

Sin embargo, la crisis griega pondría a tambalear la credibilidad en el proyecto de la zona euro. “No impacta lo que ocurra en Grecia, sino lo que impacte en la zona. Grecia es la punta del iceberg, y es una señal de que habría que tener cuidado del resto de las economías que han financiado el gasto público con endeudamiento”, dice Rodríguez Santibañez

Valdés Díaz de Villegas asegura que la posible salida de
Grecia podría incentivar a los inversionistas para dejar de considerar al euro
como moneda refugio y migrar a la libra esterlina, el franco suizo, el dólar
estadounidense o el yen japonés.

Además, afirma el editor de Bloomberg, que los datos de Sentix muestran
que aunque los inversionistas están muy poco convencidos de que Grecia
permanecerá en la zona Euro, hay pocas preocupaciones de que una salida
de Grecia pueda extenderse y fuerce una salida de otros países en la
periferia del euro, como Portugal y Chipre. No obstante, el “índice de
riesgo de contagio” de Sentix subió 0.6% para alcanzar el 24.2% en la
última lectura.

Escenario 2: Se logra el acuerdo

Este es el escenario ideal para ambos académicos, sin
embargo es el más complicado políticamente.

“Los
mercados no entienden de cultura. Si no tienes capacidad de pago, simplemente dirán ‘no te
presto'”: Jesús Valdés Díaz de Villegas, investigador de la Ibero

Es probable que el resultado del referéndum del próximo domingo, donde
se preguntará a los griegos si desean aceptar las demandas de los
acreedores, clarifique las cosas. Las recientes encuestas de opinión han
mostrado que los griegos quieren seguir siendo parte del Euro. Y aunque
esa no es la pregunta que aparecerá en la boleta, es probable que
influya en la decisión de los votantes.

Y, de concretarse un acuerdo, Europa evitaría el proceso de
incertidumbre y fragilidad sobre el euro y mantendría a Grecia bajo el control
para que adopte reformas importantes que la hagan notar como una nación
cumplidora
ante los organismos internacionales y la banca internacional.

“Los más altos niveles de Europa han mostrado voluntad
política para la salida del problema griego, sin embargo lo más importante es
que el gobierno de Tsipras abandone la posición populista y valore las consecuencias
que traería al ciudadano griego una salida de la zona euro”, señala Valdés Díaz
de Villegas, algo que parece estar cerca de acuerdo con la última solicitud enviada por el primer ministro a las instituciones europeas.

Las fichas sobre el tablero continúan con movimientos desesperados, y con un plazo enmarcado el próximo 5 de
julio
, cuando se realice el referéndum, o antes, si es que ambas partes deciden
sacrificar algunas de sus piezas para salvar el juego.

Te recomendamos leer: Grecia, en shock por cierre de bancos y referéndum

Relacionadas

Comentarios