HistoriasNegocios

Krugman pide a griegos votar ‘no’ en referéndum

El Nobel de Economía destacó que para Grecia la mejor solución es rechazar el acuerdo con sus acreedores, ¿por qué?

29-06-2015, 10:10:51 AM
Krugman pide a griegos votar ‘no’ en referéndum
Altonivel, con información de agencias

Mientras que los mercados registran caídas y reflejan nerviosismo por la situación que enfrenta a Grecia con sus acreedores, el Premio Nobel de Economía Paul Krugman se ha pronunciado por apoyar el “No” en el referéndum que ha programado el gobierno de Alexis Tsipras para el próximo 5 de julio y que tiene como finalidad decidir si se aceptan o no las condiciones de la troika para recibir una una ayuda financiera.

Así, durante esta semana los grieos se debatirán entre el sí o el no, y mientras que las autoridades de la eurozona, analistas y economistas de todo el mundo han comenzado a lanzar argumentos sobre la mejor salida de Grecia ante esta catástrofe financiera en la que se encuentra inmersa, y Krugman ha sido claro en su postura: que él votaría por el “no” y recomienda los mismo a los griegos.

En su columna “Grisis” publicada en su blog en el New York Times, el reconocido economistas advierte que la madre de todos los pánicos bancarios ya está aquí, y el análisis de costes y beneficios de la salida de Grecia del euro es más favorable al “Grexit” que nunca, sin embargo, cree que en este punto es peor para Grecia aceptar las condiciones de la troika (CE, FMI y BCE) y seguir en la zona euro.

Y estos son los dos argumentos que el Premio Nobel de Economía plantea para sostener su postura:

– En primer lugar, “por mucho que la perspectiva de una Grecia dejando el euro pueda asustar a todo el mundo, lo que pide la troika es que el país acepte, de manera indefinida, las condiciones que lleva cinco años soportando”. 

Y ante esta opción, la alternativa del abandono de la moneda única, la implementación de otra divisa y su devaluación “no creará mucho más caos del que ya hay y puede cimentar el camino para una futura recuperación”, explica en su columna

“Ya se ha visto en otros lugares del mundo y Grecia no es tan diferente”.

– La segunda, las implicaciones para el gobierno de Tsipras y el país, en el ámbito político, serían “altamente perturbadoras”, y considera que los acreedores le han hecho a Grecia “una maniobra Corleone: una oferta que sabían de buena tinta que no podía aceptar”, y en este sentido, expone que el ultimátum sea “un movimiento orientado a reemplazar el gobierno griego”

“Por poco que nos guste Syriza -concluye el economista- esto es claramente inquietante para cualquiera que crea mínimamente en los ideales de Europa”, menciona Krugman en su texto.

Krugman cree que si Grecia y su pueblo terminan cediendo e implementan las recomendaciones de la troika, las políticas de austeridad pasarán de ser algo puntual a convertirse en la política habitual de Atenas. Por eso, votaría no.

Sin embargo, y pese al debate que la postura de Krugman ha generado, no es el único Premio Nobel de Economía que se pronuncía a favor del “no”, ya que el también galardonado Joseph Stiglitz, hoy profesor de la Universidad de Columbia, considera que votar negativamente implica una mejor solución para el pueblo griego.

“Es muy difícil aconsejar qué votar en Grecia el 5 de julio. Votar sí significaría más depresión económica y casi sin final a la vista… Por el contrario, votar no sería una posibilidad con más salidas”, señala el economista.

Y agrega que “con una tradición democrática fuerte, podría tener en sus manos su destino. Los griegos podrían ganar la oportunidad de dar forma a su futuro, aunque tal vez no tan próspero como el pasado, pero que es más esperanzador que la desmesurada tortura del presente”.

Relacionadas

Comentarios