'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Candela Romero y el sabor del fogón español

¿De qué ánimo andas? ¿Comida de negocios o de placer? Sea cual sea la respuesta, en este restaurante puedes deleitar tu paladar y relajarte.

26-06-2015, 1:42:40 PM
Candela Romero y el sabor del fogón español
Martha Lydia Anaya

La cocina es pasión, y
el chef Alejandro Sánchez es un
apasionado de su trabajo tras el fogón.
Por eso, ir a Candela Romero se convierte en una real y auténtica experiencia
gastronómica que deleita todos los sentidos. Ahí, los aromas, sabores, texturas
y colores se combinan en una sola armonía y literalmente nos hacen caer
‘rendidos a los pies’ de un lugar de ambiente
sofisticado
y excelente propuesta
culinaria
.

Me atrevo a decir que más que un
restaurante de moda o de lujo, Candela
Romero
–ubicado en la planta baja del hotel St. Regis de la ciudad de
México– es una sensación placentera al paladar, una tradición culinaria
española basada en el sabor del mar, el arroz y el legado del citado chef
andaluz Alejandro Sánchez, galardonado con una estrella Michelin (2014).

La historia de Alejandro y su
pasión por el fogón español va desde que trabajaba en el restaurante de sus
padres; en La Broche, donde conoció al cocinero español Sergi Arola (conocido por haber sido alumno de los chefs Ferran Adrià y Pierre Gagnaire), y
hasta la apertura de su propio restaurante llamado Alejandro en Roquetas de
Mar y, ahora, en su labor en Candela Romero.

Manuel
Quintanero –empresario y fundador del evento gastronómico Millesime,
y gran amigo de Alejandro– llamó reiteradamente
al chef para invitarlo a trabajar en México. Se trataba de la apertura de
Candela Romero, un lugar que también lleva el nombre de Queta Sánchez, como
directora del proyecto.

Alejandro llegó
a un local vacío, el cual ahora se ha transformado en un restaurante que refleja
un mundo trendy y cosmopolita estilo Soho, con tonos morados, maderas nobles,
mármoles de color y una combinación de elementos varios, según el diseño y la
inspiración de la arquitecta Kathur
Sánchez Ocaña

Misterioso e impactante

Un galerón de techos altos que se
va desdoblando en varios ambientes, unidos por un pasillo en el que una luz
artificial va guiando el camino… así de misteriosa e impactante puedo
describir la entrada a Candela Romero.

Sus espacios
translúcidos
invitan a disfrutar distintas atmósferas en un solo lugar. ¿Qué te
apetece? ¿De qué ánimo andas? ¿Vas de negocios o de placer? Sea cual fuere tu
respuesta, en Candela Romero hallarás el mood ideal para sentirte a gusto, para deleitar tu paladar y para
relajarte.

Los mejores
mixólogos
de la ciudad te sirven, a lo largo del día, cócteles y combinados
perfectos, preparados con marcas prémium en el Bar de Copas.

Si prefieres
disfrutar de las vistas a la céntrica avenida de Paseo de la Reforma (donde se
encuentra el hotel St. Regis), puedes tomar asiento en La Terraza y pedir un
bellini en su barra, mientras que en el área lounge, un original Bistró estilo
retro te invita a disfrutar de aperitivos más informales, con tapas de corte
español.

Para comer o
cenar
más en forma, el espacio de las Tribecas te ofrece un menú con especialidades
de la cocina española contemporánea. Vale un paréntesis para enfatizar que
recetas como el salmorejo con crujiente de berenjena, las sardinas marinadas
con ajoblanco, el cazón con ñoquis de tinta y bullabesa almeriense o el pulpo a
la brasa con helado de olivo, delatan el origen andaluz de Alejandro.

Los platos
de cuchara están presentes en forma de lentejas con papada y chorizo ibérico,
callos con garbanzos de fuentesaúco o el mítico marmitaki del país vasco.
Además, la excepcional bodega de Candela Romero te da la oportunidad de
descubrir las mejores referencias mundiales.

Para leer el texto completo busca tu revista en
los principales puntos de venta, suscríbete
en línea
 o descarga
la revista digital
.


 

 

Relacionadas

Comentarios