'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

¿Tu empresa necesita del cómputo en la nube?

¿Qué es el cloud computing y cómo repercute en lo que hago? ¿Mi negocio la requiere? Más que una moda es creciente necesidad tecnológica.

25-06-2015, 11:26:04 AM
¿Tu empresa necesita del cómputo en la nube?
Claudia Cerezo

En palabras sencillas, el cómputo en nube o cloud computing significa almacenar información en Internet –es decir, en “la nube”–, en lugar de alojarla en el disco duro de tu computadora o en el servidor de tu empresa; y para tener acceso solo necesitas un navegador y una conexión a la web, con lo que puedes disponer de los datos en cualquier sitio y a cualquier hora.

Un ejemplo fácil de entender es GmailSeguramente tienes una cuenta de correo de Gmail que puedes revisar desde tu smartphone, tableta, laptop o cualquier computadora que esté a tu alcance. Toda la información es alojada y administrada por Google en sus servidores; tú no necesitas comprar infraestructura de almacenamiento ni contratar personal técnico, para revisar tu correo o realizar alguna otra acción dentro de él.

El modelo del cloud computing permite a los usuarios individuales –como tú y como yo– y a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) acceder a servicios y aplicaciones que, por sus altos costos, solo eran accesibles para las grandes empresas.

Imagina que estás por emprender un negocio en línea. Proveedores como Telmex, Prestashop y otros te ayudan a crear tu propia tienda online, la cual se aloja en la nube. Y si diriges una empresa pequeña o mediana, los proveedores de aplicaciones empresariales te ofrecen la posibilidad de gestionar tus recursos humanos, elaborar campañas comerciales, dar seguimiento a tus interacciones con los clientes, visualizar tu flujo de caja en tiempo real… Todo mediante soluciones de cloud.

¿Pagar o no pagar?

En general, las aplicaciones en la nube son más baratas, porque se basan en un esquema de autoservicio; es decir, el usuario solo paga por lo que emplea. El pago puede ser de dos maneras: una renta mensual por el tiempo que se usarán los aplicativos, sin restricciones de volumen (la mejor opción para empresas que utilizan diariamente las aplicaciones), o pago por uso.

También hay servicios gratuitos, como el almacenamiento en Dropbox y Google Drive, o las tiendas en línea Prestashop. No cobran por sus aplicaciones; obtienen recursos por publicidad o por servicios adicionales.

Los contra

Hasta aquí, el cómputo en la nube parece ser maravilloso; sin embargo, tiene sus bemoles. El más importante es la pérdida de la conexión a Internet y, por ende, del acceso a la aplicación. Otro inconveniente es la dependencia del proveedor, es decir, adecuarse a los tiempos del proveedor. Uno más es que, al menos en un inicio, debe pasarse por una curva de aprendizaje.

Para eliminar los inconvenientes, algunos proveedores de servicios en nube, prometen la total satisfacción del cliente, sin excusas, a través de un soporte técnico, por ejemplo, dedicado a brindar el mejor servicio posible para cubrir sus necesidades y su configuración, y estar siempre disponible para resolver cualquier situación.

Para leer el texto completo, así como la entrevista con el vicepresidente de Gestión de Capital Humano en la Nube de SAP, busca tu revista en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la versión digital.

Relacionadas

Comentarios