HistoriasNegocios

Instituciones democráticas: ¡pésimas empresas!

La democracia mexicana no es solvente. Al analizar los costos, el balance se queda en números rojos. #SiElCongresoFueraUnaEmpresa… ¿cómo lo evaluarías?

17-06-2015, 8:56:56 AM
Los editores de Altonivel

En los textos anteriores hemos puesto el escenario de cómo el sistema democrático mexicano, a partir de los partidos políticos y el Congreso, termina siendo cara e ineficiente. Pero, ¿qué pasaría si ambas instituciones fueran evaluadas como empresas? ¿Serían realmente productivos? ¿Se justificarían sus altos costos operativos?

Te recomendamos leer: ¿La democracia en México vale lo que cuesta?

Aun cuando la comparación no puede ser directa, para alegría de los políticos, podemos aplicar algunos cálculos para justificar (o no) las alzas superiores a la inflación en los presupuestos que manejan legisladores y partidos en los últimos años.

En términos productivos, ¿qué es lo que el Senado y la Cámara de Diputados producen? Leyes, que debieran a su vez producir beneficios cuantificables: mayor crecimiento económico, mejores niveles de seguridad, más inversión, entre otros.

Te recomendamos leer: #DemocraciaMX, ¿un lujo para los mexicanos?

Si en cada Legislatura participa el mismo número de legisladores (500 diputados y 128 senadores), ¿qué justifica un aumento en su presupuesto? ¿Tenemos más y mejores leyes? ¿Estamos bien representados?

En el ejercicio comparativo que puedes leer completo en la revista digital, analizamos este aumento en función del número de iniciativas presentadas y de la tasa de aprobación en el Congreso y te algunos datos son reveladores:

La Legislatura LXII (2012-2014), que en estos días estará terminando su periodo:

1) Presentó 3,342 iniciativas, se aprobaron 470. Es decir, solo 14% se convirtió en ley.

2) Fue 34% menos productiva en el número de iniciativas presentadas, así como en las leyes aprobadas: se aprobaron 28% menos (que en la Legislatura anterior).

3) El precio que los mexicanos pagamos en la Legislatura LXI fue de 40.8 mdp por cada ley aprobada, mientras que en la LXII nos costó 68.4 mdp.

¿Y las reformas apá?

Ciertamente, las iniciativas presentadas en la última Legislatura han sido las más relevantes para el país en los últimos años, por tratarse de las reformas estructurales, pero los resultados han llegado a cuentagotas.

A casi dos años de aprobada la reforma fiscal, el número de contribuyentes ha crecido 25%, es decir, 9.6 millones más, según datos de la Presidencia de la República.

Por lo que hace a la reforma educativa, el pleito entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la SEP no ha cesado, al igual que las marchas, huelgas, paros y toma de instalaciones del gobierno (carreteras y edificios públicos).  Además, en las regiones donde la CNTE tiene presencia, la reforma es letra muerta.

La reforma energética, una de las leyes de las que más se espera, no ha terminado de cuajar por el desplome de los precios del petróleo, el cual ha frenado los planes de las compañías de energía, tanto nacionales como extranjeras.

¿Los diputados valen realmente lo que cobran?

¿Trabajaron más en la Legislatura que termina? Tampoco. Te recomendamos descargar el artículo completo porque los datos son catastróficos. Por ejemplo: la duración promedio de las sesiones de diputados en 2014 fue de cinco horas con 18 minutos; las del Senado fueron de 3 horas 55 minutos a cuatro horas con 47 minutos en el mismo periodo.

En total, cada diputado recibe 148,558 pesos mensuales libres de impuestos, más una cantidad extra, no conocida, por otros rubros. En otras palabras, su sueldo base es de 4,952 pesos diarios.

¿Cuántas horas trabajas al día? ¿Ganas lo que un diputado? ¿Entregas resultados?  Los legisladores no entregan resultados.

#SiElCongresoFueraUnaEmpresa ¿cómo crees que saldría evaluado?

Comparemos el sueldo de un diputado con el de un director de empresa.

De acuerdo con una encuesta realizada por Page Executive, un director general de una organización mediana, con una facturación de entre 50 y 150 millones de dólares anuales, percibe un sueldo que va de los 150,000 a los 220,000 pesos, más bonos por resultados.

Un directivo tiene por lo menos…

– Una maestría
– Conocimientos avanzados de inglés
– Ha ocupado una posición estratégica dentro de alguna organización en el extranjero; y
– Conoce la operación del negocio en todos sus niveles

En la actual LXII Legislatura…

– 22% de los diputados son pasantes o con carrera trunca
– 55% estudió una licenciatura
– 20% posee una maestría
– 3% tiene un doctorado

¿Cuánto dijimos que gana un diputado? 148,558 pesos mensuales libres de impuestos, cada uno de ellos.

Y  mientras el directivo da resultados a sus accionistas: mayores utilidades y dividendos, y reducción de costos y gastos. Los diputados, en cambio, no dan cuentas a nadie, sus resultados están por debajo de las expectativas de quienes los elegimos y tienen asegurado un sueldo bastante generoso por tres años.

Si un CEO no cumple con hacer crecer la empresa, es cesado de inmediato. ¿Cuántas veces hemos despedido a un legislador?

El escenario en los partidos políticos no es tan distinto. Te recomendamos leer el análisis completo en la revista digital o en la edición impresa.

Si la democracia en México fuera una empresa, ¿cómo crees que sería su evaluación de desempeño? Conoce la evaluación en la edición de junio y sigue la conversación en Twitter y Facebook a través de los hashtags #DemocraciaMX

Busca tu revista en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital.

Relacionadas

Comentarios