HistoriasManagement

¿Responsabilidad Social? Sí, pero primero con tu gente

Este concepto antepone la formación del individuo en su entorno para tener un empleado productivo y más competitivo para su empresa.

17-06-2015, 6:29:44 AM
¿Responsabilidad Social? Sí, pero primero con tu gente
Javier Rodríguez Labastida

Héctor Mata es un empresario mexicano que encontró una guía
que definiría su personalidad cuando tenía 16 años y leyó por primera vez Los
Miserables
, de Víctor HugoSu personaje favorito es Jean Valjean, el ladrón que tuvo un
cambio de actitud gracias a una acción del
Obispo Myriel.

“Víctor Hugo retrata como
nadie al ser humano bueno, malo, imperfecto, político, poderoso, y también
retrata la miseria humana”, dice Mata en entrevista con AltoNivel.com.mx. 

A partir de esta lectura, de su experiencia dentro de una
empresa familiar, y de la teoría aprendida en otros países, comenzó a desarrollar
un modelo de trabajo estructurado en la Responsabilidad Social Individual (RSI).

La RSI, un concepto novedoso principalmente en algunos
países de Europa, es el espejo de la RSE -Responsabilidad Social Empresarial- especialmente de la alta dirección,
donde sus decisiones y comportamientos son vitales para la compañía.

La
RSI es una manera personal e íntima de asegurar
una conducta recta y correcta de los individuos; se relaciona con el impacto
que tienen sus acciones y decisiones en todo su entorno.

Según la Asociación Española para la Calidad, la RSI es la
conducta ética del ciudadano para consigo mismo y con su entorno, y va más allá
del cumplimiento de las obligaciones legales. Está relacionada con la actitud
en el hogar, con la familia, con los amigos, el medio ambiente, el trabajo, los
vecinos y la sociedad.

“La RSE es lo que la
institución como persona moral tiene de responsable hacia la sociedad, pero no
puedo entenderla sin que conlleve su vertiente individual,
por eso creo que ésta la supera”, afirma Mata.

Te recomendamos leer: 10 ideas de responsabilidad social para tu empresa

El empresario y filántropo considera que uno de los grandes
ejemplos que prioriza al empleado es Grupo Bimbo, “porque para ellos lo más
importante es su persona, su dignidad. Si Bimbo se hubiera enfocado en sólo hacer dinero para tener riqueza y poder nunca hubiera sido Bimbo. Ellos
planearon hacer un trabajo con su gente, hicieron las cosas
bien y se volvieron la panificadora más grande”.

Desarrollar al individuo significa apostar por la
productividad y el crecimiento de la empresa, dice Mata. Desde su perspectiva,
cuando la gente se hace responsable de lo que tiene que hacer no solo cambia la
empresa, cambia su entorno, y cambia su comunidad. Para ello, establece tres
pasos a seguir:

1. Concientizar

El trabajo es una labor de equipo, que no solo representa
bienestar, sino una herramienta para cambiar y mejorar el entorno.

“Si tú nada más trabajas materialmente, si solo hablas de
números, de responsabilidades y obligaciones, y no hablas de personas, sus
fortalezas, debilidades y su entorno, entonces se vuelve una empresa hueca”,
señala Héctor Mata.

“En la guerra se ocupa el ‘Divide y vencerás‘, pero en las
familias, en las empresas y en las instituciones debe practicarse una filosofía
de ‘Une y vencerás’ y eso lo haces preocupándote por el de al lado, por tu
equipo”.

2. Comunicar

En un trabajo se debe actuar por convicción, y no por
coacción. Para hacerlo es importante que la empresa deje en claro cuál es el
modelo de trabajo, un modelo en el que los altos directivos deben ser el primer
ejemplo ante sus empleados.

3. Actuar

“Hay que empezar por tratar bien a la gente”. Si realmente
asimilas la filosofía de tu empresa, entonces ejecútala. No se trata de ver
letreros a lo largo de la empresa o en tu computadora, sino de llevarlos a la
práctica a través de acciones visibles y que afecten directamente a tu equipo
de trabajo y a tu comunidad.

¿Cómo evaluar? Héctor Mata considera que así como se arman
estrategias para saber cuánto vendió o produjo una empresa, también debe
evaluarse cómo se comporta un empleado, su actitud, y sus acciones. “Es una
tarea permanente, no es de resultado definitivo”.

Te recomendamos leer: Femsa y sus tres ejes de responsabilidad social.

Héctor Mata es fundador de varias asociaciones, entre ellas,
Fundación Atalaya, una asociación que emprende acciones a favor del empoderamiento
de la integridad, la dignidad, la salud y el desarrollo de los seres humanos, a
partir del concepto de la RSI.

La fundación realiza jornadas de salud, construcción de
espacios comunales, operaciones auditivas en implante coclear y programas de
alfabetización para adultos mayores.

“Nos hemos olvidado de la importancia de un buen ambiente
laboral
. Hemos perdido el objetivo primordial de vivir que es la persona, y
hemos antepuesto los bienes materiales, la empresa o al gobierno, cuando lo más
importante es la persona por sí misma”, concluye Mata.

Te recomendamos leer: ¿Filantropía o responsabilidad social para ayudar?

Relacionadas

Comentarios