HistoriasManagement

Cómo desarrollar una buena marca personal

Desde tus mensajes en redes sociales, hasta tus propuestas de valor, ¿cuáles son los elementos que debes cuidar para impulsar tu imagen empresarial?

15-06-2015, 6:12:39 AM
Cómo desarrollar una buena marca personal
Javier Rodríguez Labastida

Un emprendedor exitoso te lanza esta pregunta: “Al final de
tu vida, ¿Cuál va a ser tu historia?” ¿Tienes la respuesta?

La historia de una persona depende de su marca de vida,
asegura Rubén Treviño, director de la empresa de marketing RT&A, que ha
colaborado con distintas compañías dedicadas a la salud, alimentos, y
transportación por más de 20 años, y autor del libro Crea el proyecto de tu
vida
, en el que busca dar una serie de herramientas a profesionistas y emprendedores
para desarrollar su propia marca.

“Tienes que saber cómo jugar tu rol, cómo actuar en
determinadas circunstancias. Construir una marca va muy de la mano desde cómo
quieres ser asociado, hasta cómo vas a trabajar tus beneficios públicos, ¿cómo
quieres que te vean?
”, dice en entrevista con AltoNivel.com.mx.

“Crear una imagen va más allá de cómo te ves en la foto,
consiste en desarrollar una estrategia de qué propones, cuáles son tus valores,
tus principios de negocios, si los hay, porque si no los tienes, no los
presumas”, agrega.

A lo largo de su libro, editado por Heavy Mental Press,
Treviño aborda los distintos pasos para que un emprendedor, profesionista o
pequeño empresario catapulte una idea de negocio y la haga exitosa, cimentado
en la idea de Do it yourself (Hazlo tú mismo).

Dentro de los temas que el autor menciona en su libro,
incluye un capítulo enfocado a cómo preparar el camino para desarrollar una
marca empresarial, a través de crear una marca personal, una imagen que
destaque las virtudes de un emprendedor y genere una reacción positiva en el
mercado.

1.- Crea una buena reputación

Mantente al margen de la situación, es decir, no hagas público lo que debe permanecer privado, y sé honesto y ético en los valores que
busques transmitir.

Esto incluye, según Treviño, en revisar dos veces lo que estás escribiendo antes
de poner un post en Twitter o Facebook, pues esa es la primera impresión que
generas al mundo de internet, que también es transferida a la realidad.

“A toda acción sigue una reacción. El mundo nos reta a tomar
decisiones y no podemos agradecer o culpar totalmente a otros de lo que nos
suceda”, dice el autor en su libro.

Te recomendamos leer: Redes sociales, la inteligencia emocional de tu marca

2.- Aprende a venderte

Treviño asegura que un emprendedor, previo a empezar un
negocio, debe ubicarse mentalmente “en el mundo real” e imaginarse cómo estaría
integrado más adelante para responderse a preguntas como ¿pertenezco a este
mundo? ¿Verdaderamente soy feliz con este tipo de trabajo o negocio?

El autor asegura que el trato con las personas será
fundamental para un buen empresario, por lo que debe desarrollar habilidades de
ventas como un estilo y forma de vida. “Las ventas serán una actividad donde
ganarás amigos y amigas, el día se te hará corto, y ayudarás a resolver problemas,
ofrecer beneficios y satisfactores que ayudarán a los demás a atender sus
necesidades”.

Un manejo de habilidades de ventas en la vida cotidiana, a
la larga se reflejará en los ingresos.

3.- Comunícate con claridad y persuasión

Treviño considera que debes tomar en cuenta que las grandes
empresas tienen limitaciones en recursos y tiempo, por lo que al momento de
comunicarte debes tomar en cuenta que tendrás poco tiempo para vender tus
ideas. “Aprovecha el recurso de la comunicación personal. Escucha todo lo que
puedas y habla concisamente”.

El autor sugiere a los emprendedores aprender a captar señales de necesidad y
oportunidad, dominar técnicas de promoción de ventas y de relaciones públicas
que te brindarán una ventaja competitiva.

Te recomendamos leer: 12 detalles de tu imagen que marcan diferencia

4.- Domina los pasos básicos para vender

En su libro Crea el proyecto de tu vida, Treviño señala que
las habilidades de ventas deben adherirse al emprendedor como una serie de
hábitos o rutinas similares al comer, vestir o transportarse.

Entre las habilidades que prioriza para aprender son la
capacidad de convencimiento, diferenciar entre los que te pueden comprar una
idea y aquellos que solo te están haciendo perder el tiempo, dominar los
requerimientos que acompañan una presentación de alto impacto, desarrollar
habilidades como negociador, formalizar un convenio, sostenerse durante la
venta de una idea, dominar los nuevos sistemas y desarrollar planes específicos
para vender en épocas difíciles.

5.- Busca a los prospectos correctos

“Para que un cliente sea cliente requiere cumplir tres
características básicas: que quiera o necesite el producto, que pueda influir o
tomar la decisión de compra, y que tenga poder adquisitivo o calidad moral para
pagarlo”, afirma Treviño en su texto.

Para ello, Treviño sugiere aprender a identificar cómo y
dónde crear una red de contactos, tener directorios especializados afines a tu
producto o servicio, buscar en centros de influencia, participar con moderación
en grupos o reuniones sociales, acudir a ferias comerciales, exhibiciones y
exposiciones.

El autor señala que, una vez tengas tu red de contactos
establecida, clasifícala en tres rubros: por el tipo de negocio que realizan,
por información de mercado (verificar el estado general de la actividad que
desempeñan), y por personalidad del prospecto (si son escépticos, silenciosos,
indecisos, enojones, extrovertidos, metódicos, tímidos o resentidos).

Te recomendamos leer: 3 pasos para conseguir ventas adicionales

Relacionadas

Comentarios