'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Leonardo Padura gana Premio Princesa de Asturias

El escritor y periodista es cubano, nacionalizado español, y el jurado lo describe como indagador de lo culto y lo popular e intelectual independiente.

10-06-2015, 6:45:22 AM
Leonardo Padura gana Premio Princesa de Asturias
Notimex

El escritor cubano, nacionalizado español, Leonardo Padura ganó el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015 por ser un autor arraigado en su tradición y decididamente contemporáneo.

El jurado, encargado de conceder el fallo, y que estuvo integrado entre otras personas por el escritor y periodista mexicano Juan Villoro, señaló que Padura es un indagador de lo culto y lo popular; un intelectual independiente, de firme temperamento ético.

Resaltó que en la vasta obra de Leonardo Padura, que recorre todos los géneros de la prosa, destaca un recurso que caracteriza su voluntad literaria: el interés por escuchar las voces populares y las historias perdidas de los otros.

Asimismo, desde la ficción, Padura muestra los desafíos y los límites en la búsqueda de la verdad.

Se trata, dijo, de una impecable exploración de la historia y sus modos de contarla, y su obra es una soberbia aventura del diálogo y la libertad.

¿Quién es Padura?

Leonardo Padura (La Habana, 9 de octubre de 1955) es un novelista y periodista cubano, conocido especialmente por su serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde. Desde 2011, ostenta, además de la cubana, la nacionalidad española, que el gobierno le otorgó por carta de naturaleza.

Estudió Literatura Latinoamericana en la Universidad de La Habana y comenzó su carrera como periodista en 1980 en la revista literaria El Caimán Barbudo y en el periódico Juventud Rebelde.

Después de varios años dedicado al periodismo, lo que le sirvió para ganar “experiencia y una vivencia que no tenía”, según él mismo ha dicho, inició la serie de novelas protagonizadas por el detective Mario Conde con “Pasado perfecto” (1991).

En sus novelas policiacas, Padura hace una crítica a la sociedad cubana, pues, aseguró, “aprendí de Hammett, Chandler, Vázquez Montalbán y Sciascia que es posible una novela policial que tenga una relación real con el ambiente del país, que denuncie o toque realidades concretas y no solo imaginarias”.

Mario Conde es un policía “que arrastra una melancolía”, con una vida desordenada, bebedor, descontento, al que le hubiera gustado ser escritor.

Esta serie de novelas de Padura ha tenido gran éxito internacional y ha sido traducida a varios idiomas, además de obtener importantes premios literarios.

Mario Conde es “la manera que yo he tenido de interpretar y reflejar la realidad cubana”, afirmó Padura.

Su obra

La serie está formada, hasta la actualidad, además de por “Pasado perfecto”, por “Vientos de cuaresma” (1992), “Máscaras” (1995), “Paisaje de otoño” (1998), “Adiós, Hemingway” (2001), “La neblina de ayer” (2003) y “Herejes” (2013).

Con su novela “El hombre que amaba a los perros” (2009), basada en la historia de Ramón Mercader, asesino de León Trotsky, alcanzó un indudable éxito internacional. Ha escrito también guiones cinematográficos, cuentos y ensayos, además de ediciones de sus entrevistas y reportajes.

Los premios

Padura ha recibido, entre otros, el Premio Café Gijón (1995), dos veces el Premio Hammett de la Semana Negra de Gijón (1998 y 2006), el Premio de las Islas (2000) y el Prix des Amériques insulaires et de la Guyane.

Además, el Premio a la Mejor novela policiaca traducida en Alemania y en Austria (2004), el Premio Raymond Chandler (2009) y el Premio Francesco Gelmi di Caporiaco (2010) por “El hombre que amaba a los perros”.

Con esta obra, el cubano ganó asimismo el Prix Initiales (2011), el de la Crítica del Instituto Cubano del Libro (2011) y el Carbet del Caribe (2011).

Padura ha recibido el Premio Nacional de Literatura (Cuba, 2012) y Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2014, en 2013 le fue concedida la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

A esta edición del galardón concurrían un total de 27 candidaturas, procedentes de Alemania, Argentina, Chile, China, Cuba, Estados Unidos, Grecia, Guatemala, Japón, Líbano, Libia, México, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Uruguay y España.

Cada uno de los Premios Princesa de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50 mil euros, un diploma y una insignia.

Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, norte de España, en un solemne acto presidido por los reyes Felipe VI y Letizia.

Relacionadas

Comentarios