'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Qué le espera a la economía está semana?

Cuando pase la volatilidad causada por la normalización de política monetaria de EU es posible que los inversionistas separen los activos financieros del país.

09-06-2015, 12:10:47 PM
¿Qué le espera a la economía está semana?
Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa

La semana pasada se dio a conocer el reporte de empleo de mayo en Estados Unidos, el cual superó las expectativas de mercado. Dentro de lo más destacable, la tasa de desempleo subió a 5.5%, de un estimado y de la lectura del mes previo de 5.4%. Lo interesante es que este cambio se explica por un incremento en la fuerza laboral de 397,000, aumentando la tasa de participación 0.1 en el mes a 62.9%.

El reporte de empleo se suma a lo que aprendimos del Libro Beige, donde se afirmó que la actividad económica se expandió en abril y mayo a un ritmo entre modesto y moderado. A nuestro juicio, los reportes mencionados reafirman que la Reserva Federal (Fed) comenzará a subir la tasa de referencia a partir de septiembre. 

La tasa actual de cero es congruente con una situación de crisis económica, por lo cual se justificó en los años previos, y aunque la economía no está necesariamente boyante, ya no está en crisis.

El proceso de normalización en la política monetaria podría tomar entre 2 y 3 años, para llegar a la tasa de neutralidad de 3.75% (según el consenso de los miembros del FOMC), y tendrá que ser gradual para no entorpecer la recuperación económica. Sin embargo, el proceso tiene que empezar para evitar que se formen burbujas de precios en los activos financieros.

Por su parte, en su comunicado de política monetaria, Banco de México (Banxico) finalmente reconoció algunas de las mejoras en la economía mexicana. Sin duda, de continuar la recuperación de la economía mexicana, se irá cerrando el grado de holgura en la economía aumentando los riesgos inflacionarios

En el comunicado, Banxico también mencionó que se mantendrá particularmente atento a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, por lo que anticipamos que con el tipo de cambio en 15.68, también estará ansioso de comenzar el ciclo de normalización en paralelo con la Fed.

En Europa, la inflación cambió su tendencia al alza a partir de la recuperación en los precios de la energía y en la economía, y las tasas de interés de mediano plazo se ajustaron al alza para reflejar mejor las perspectivas inflacionarias de mediano plazo, con consecuencias en las tasas del resto del mundo. Ahora es el turno para que la Fed y Banxico suban sus tasas de interés de corto plazo.

México

La semana pasada Banxico llevo a cabo su reunión de política monetaria de junio, en donde se decidió mantener la tasa de referencia en 3%, para acumular un año sin hacer modificaciones a la misma. 

En su comunicado, Banxico mencionó que el ritmo de crecimiento en la economía sigue siendo moderado, destacando que en meses recientes se ha visto una mejora en las exportaciones no petroleras y en el consumo, aunque han sido contrarrestadas por un menor dinamismo en la inversión.

Por otro lado, el comunicado menciona que el banco central prevé que la inflación, tanto general como subyacente, se mantendrán por debajo del 3.0% objetivo durante el resto de 2015.

Por último, dijo que se mantendrá especialmente atento a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos.

Desde nuestra perspectiva, a pesar de que Banxico sigue haciendo mención de que el crecimiento en la economía ha sido moderado, es importante resaltar que México tuvo uno de los avances más importantes en el PIB del continente.

Por lo anterior, creemos que una vez que haya pasado la volatilidad causada por la normalización de política monetaria de EU es posible que los inversionistas separen los activos financieros del país por sus mejores fundamentales que los del resto del continente.

Para esta semana, en México se publica la inflación de mayo y la producción industrial de abril.

Estados Unidos

La semana pasada fue altamente volátil para los índices accionarios estadounidenses, que terminaron con saldo negativo siguiendo el movimiento global de alza en tasas.

La escalada en tasas de bonos gubernamentales fue provocada por tres factores principalmente: la falta de un acuerdo entre Grecia y sus acreedores, las declaraciones de Mario Draghi sobre volatilidad en los mercados, y los datos de fortalecimiento en el mercado laboral estadounidense.

En su conferencia, Draghi mencionó que los mercados debían esperar una mayor volatilidad en el futuro y que esto no movería la intención del BCE de ejecutar su programa de estímulo cuantitativo.

Para esta semana, disminuye la cantidad de datos económicos a publicarse. Entre los indicadores que se publican, destacan las ventas al menudeo de mayo, donde se espera un fuerte rebote tras el estancamiento en abril.

Las fuertes ventas de vehículos y el aumento en los precios de la gasolina impulsaran la recuperación en las ventas minoristas.

Otro dato a publicarse esta semana es la lectura preliminar de junio de la confianza del consumidor medida por la U. de Michigan. El mercado espera ver un rebote en este indicador, luego de que tocó su nivel más bajo en seis meses en mayo, y encontrando soporte en un mayor optimismo sobre el mercado laboral como lo sugirió la tasa de participación de la fuerza laboral publicada el pasado viernes.

Por último, se estarán publicando los reportes de inflación en las importaciones e inflación al productor de mayo. El mercado anticipa el primer avance en cinco meses en el índice de precios de las importaciones, de la mano del aumento en los precios de la gasolina.

Por su parte, en la inflación al productor se espera ver otra lectura negativa, aunque en menor medida que la observada en abril.

Europa

Los datos económicos de la semana pasada son consistentes con una mejora en la actividad económica de la zona euro.

Los datos más recientes sobre la economía llevaron al Banco Central Europeo a subir sus proyecciones de inflación para 2015, como lo anunció Mario Draghi a mediados de la semana.

En su conferencia de prensa tras el anuncio de política monetaria del BCE, Draghi también mencionó que los mercados debían acostumbrarse a más periodos de alta volatilidad en el futuro, y agregó que a pesar de ello, no cambiaría el rumbo de su política monetaria.

En la semana se esperan los reportes de producción industrial de abril en las mayores economías europeas. Para Alemania y Francia se esperan ver incrementos mensuales en la producción industrial tras los decrementos reportados un mes antes.

El rebote encontraría soporte en los avances de los índices de confianza de negocios de ambos países. Mientras tanto, en el Reino Unido se espera ver una desaceleración en la producción industrial, de la mano del fortalecimiento de la libra esterlina frente a otras monedas.

Relacionadas

Comentarios